EL DOCUMENTO DESTACA LA "POTENCIAL AFECCIÓN SOBRE LA FAUNA MARINA"

Un nuevo informe de Medio Ambiente desaconseja también las prospecciones en Baleares

Como ya hiciera hace unas semanas sobre los sondeos en el Golfo de Valencia, el ministerio se muestra ahora contrario a las prospecciones en Baleares por su ?potencial afección sobre la fauna marina?? 

Un nuevo informe del ministerio de Medio Ambiente desaconseja las prospecciones petrolíferas en la costa de las Islas Baleares. El texto ha sido elaborado por la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar y considera que “la potencial afección sobre la fauna marina presente en el área de actuación es de una magnitud suficiente como para desaconsejar que se desarrolle el proyecto”.

A principios de este mes de diciembre, este mismo organismo ya desaconsejó los sondeos en el golfo de Valencia, argumentando también un peligro para las especies protegidas que pueblan la zona. Ahora, según ha adelantado el diario El País, el nuevo informe sobre Baleares señala que la costa de estas islas es “un punto caliente de biodiversidad marina”, donde se dan “algunos de los hábitats más favorables del Mediterráneo Occidental" para cetáceos de buceo profundo, como podrían ser el zifio de Cuvier, el cachalote, el calderón común, o el delfín listado, que es el cetáceo más común en una franja de diez millas alrededor del archipiélago. 

Esta zona del Mediterráneo se ha convertido en los últimos años en objetivo de la industria petrolera. Varias multinacionales del sector de los hidrocarburos han mostrado su interés por explorar el fondo marino balear, convencidos de que en sus formaciones geológicas podrían encontrar yacimientos de petróleo o bolsas de gas. Por ello, han llegado a concretar hasta 4 proyectos de exploración, bajo la aquiescencia del ministerio de Industria. El departamento liderado por el ministro José Manuel Soria es partidario de realizar estos sondeos, tal como ya autorizó a la multinacional Repsol frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura.

 

Contaminación acústica en el fondo marino


El principal proyecto es el planteado por la empresa Spectrum Geo Limited, que ha solicitado autorización para explorar una zona cuya superficie corresponde a tres veces la de Cataluña. Para realizar esa exploración, un barco de la compañía debería recorrer la zona durante 5 meses, en líneas paralelas y lanzando disparos con cañones de aire comprimido. El ruido que estos disparos producirían al rebotar en la superficie del lecho marino es lo que permite saber si hay bolsas de gas o petróleo. 

Sin embargo, estos disparos producen una contaminación acústica que afectaría a cetáceos, tortugas y aves marinas, entre las que se cuentan múltiples especies protegidas. Así lo indica el propio informe elaborado por la División para la Protección del Mar, que depende del ministerio de Medio Ambiente. El texto recuerda que muchas de esas especies están protegidas por convenios internacionales e incide en que "el ruido submarino resultante de las prospecciones sísmicas supone una amenaza potencial" para muchas de estas especies.

Esta contaminación acústica puede resultar para estos animales en alteraciones del comportamiento, interrupción de la alimentación, varamientos y en casos extremos, la muerte. 

El informe de Medio Ambiente enumera todos los potenciales daños a las diversas especies y menciona además una posible reducción de las capturas comerciales. El diario El País recoge también las impresiones de Alianza Mar Blava, la plataforma más activa en la lucha contra las prospecciones en el Mediterráneo y particularmen en el Golfo de Valencia. Para ellos, resulta “evidente” el “impacto” de estos proyectos sobre la fauna, por ello destacan la rotundidad del informe, que refrenda sus argumentos. “Estos proyectos deben ser retirados o la declaración de impacto ambiental (DIA) debe ser negativa”, aseguran.

LO MAS LEÍDO