"Tengo muy claro que en 2007 vamos a ir a las elecciones muy liberados de presiones"

- El pasado viernes el Centro Canario Nacionalista (CCN) inauguró su propia sede en Lanzarote. Se pudo ver que estáis muy interesados en hacer nuevas incorporaciones con credibilidad en la Isla, como Rafael de León. ¿Se trata de una ...

- El pasado viernes el Centro Canario Nacionalista (CCN) inauguró su propia sede en Lanzarote. Se pudo ver que estáis muy interesados en hacer nuevas incorporaciones con credibilidad en la Isla, como Rafael de León. ¿Se trata de una estrategia para reforzar la imagen de la formación en la Isla de cara a las elecciones municipales del 2007?

- Toda la semana pasada hemos trabajado mucho para que todo estuviese a punto para la inauguración de la sede. Pero al final tuvimos una grata satisfacción porque la gente respondió y todo salió a la medida. Fue un éxito muy importante para nosotros. Y seguimos trabajando, contactando con las personas, tratando de ilusionar a mucha gente para que realmente entiendan que el Centro Canario es una seria opción de futuro para el 2005. Y con esas expectativas vamos afiliando gente, reuniendonos con colectivos, reforzando el partido de cara al 2007.

- Se supone que con esos contactos, independientemente de su hipotética afiliación en un futuro, es cuando se ve si el mensaje del CCN llega a la gente. ¿Cala su discurso entre los lanzaroteños?

- Yo creo que el mensaje del Centro llega, y más cuando lo que venimos viviendo en los dos últimos años es el descalabro del todo vale, de los pactos de la izquierda radical con la derecha más conservadora, y una serie de cosas que a veces el electorado no entiende. Y con estas vistas estamos poniendo una opción moderada, de centro, y queremos demostrar que en política no todo vale. Nosotros no podemos hacer alianzas con algo que es muy diferente a la opción que nosotros defendemos.

- También se celebró aquí el Comité Ejecutivo Nacional del CCN. ¿Está usted contento con cómo se ha desarrollado?

- En la reunión del Comité, representantes de todas las islas hicieron un balance de gestión en cada uno de los municipios, y realmente se vio a la gente muy ilusionada, contentos con la votación de la moción de censura en San Bartolomé de Tirajana, donde el Centro Canario cumplió con lo que había firmado. El discurso más valorado de esta moción de censura, según algunos periodistas, fue precisamente de los compañeros del CCN. Se leyó un discurso contundente, apostando por la estabilidad y por una forma de hacer política seria, que es la que defendemos desde nuestro partido.

- Parece que el CCN se ha creado muchas expectativas de cara a las próximas elecciones, confiando mejorar sustancialmente sus resultados en Lanzarote. ¿Realmente se lo cree usted y la gente de su partido?

- Nuestro presidente, Ignacio González, nos contagia a todos con su forma de hablar y hacer las cosas, con su forma de actuar, y realmente también nos ilusiona a todos. Pero en Lanzarote trabajamos mucho, hablamos con personas, cada día siempre aparece alguien que trae dos o tres afiliaciones, y poco a poco vamos sumando. Creo que hay ahora mismo mucha gente ilusionada con nuestro proyecto. Y en este contexto es muy importante para nosotros la apertura de la nueva sede, porque cuando me nombraron presidente de la gestora, que decía yo que más que un regalo era un susto de mucho cuidado defender esto, pero al final me he rodeado de buena gente, hemos ido poco a poco. Hoy ya tenemos una sede donde se nos puede identificar como partido y para nosotros eso es muy importante. El local nos permitirá tener un lugar donde los compañeros nos podamos reunir, donde se puedan aportar todas las ideas de personas afines a nuestro partido y otras que lleguen de fuera, que también se les escuchara, y donde debatir las propuestas y proyectos de presente y futuro, porque al fin y al cabo para un partido político lo más importante son las ideas, y el debate de las ideas va a repercutir en el beneficio de los ciudadanos de Lanzarote.

- Bueno, la verdad es que el fin de semana los representantes de la cúpula de la formación, dirigidos por Ignacio González, parecían también muy contentos e ilusionados con la apertura de este local en Arrecife. Y cuando pase todo el año 2006, ya estarán aquí las elecciones. ¿No tienen ustedes miedo a la gran reválida de las elecciones, porque realmente es cuando los proyectos toman vida o bien se desploman?

- Yo asumo el reto, al igual que todos los compañeros del Centro Canario Nacionalista. Y tengo muy claro que en 2007 vamos a ir a las elecciones muy liberados de presiones, porque solamente tenemos que ganar. No tetemos nada de que preocuparnos. Los que sí tienen que preocuparse son otras fuerzas que han tenido la hegemonía y el poder durante los últimos doce años, y creo que ellos deben estas preocupados. En Centro Canario todo lo que gane en el 2007, será muy positivo para la formación.

¿Cómo anda San Bartolomé? ¿Llega la calma después de la tempestad?

En San Bartolomé ya está todo en calma, lo que nunca se debió haber perdido, porque realmente el grupo de Gobierno venía trabajando bien. En este momento podemos decir que tras la crisis el grupo de Gobierno ha salido reforzado, con una unión de los compañeros. Incluso hablábamos el otro día y casi nos hicimos un juramento de que a partir de ahora se ponía en marcha una etapa nueva en San Bartolomé, olvidandonos un poco de los partidos políticos y uniendonos los concejales para sacar el municipio adelante, que aunque se han venido haciendo cosas, quedan aún muchas otras cosas que hacer, y espero que en 2007 culminemos todo el programa electoral que hemos presentado en 2003 de cara a esta legislatura.

Es una pena que por una cosa que no nos afectaba para nada hayamos tenido que estar caso dos meses paralizados. Creo que fue por culpa de los dirigentes de los partidos políticos, porque los concejales en ningún momento quisieron crear una inestabilidad en el municipio.

También creo que se han dado lo que realmente premian los vecinos de San Bartolomé, un gobierno cohesionado, que no esté siempre pendiente de la supuesta guerra política del municipio. Creo que la inestabilidad viene en todo caso de fuera de San Bartolomé y todos los compañeros estamos por cumplir el compromiso adquirido con la ciudadanía.

¿Después de la reestructuración del Gobierno que áreas le ha tocado a usted?

Además de llevar como antes las áreas de Industria, Comercio, Consumo y Sanidad, ahora también llevo Artesanía, Agencia de Desarrollo Local y la Sociedad Anónima Ajey. La verdad es que está todo centrado en la Casa Cerdeña, y tenemos un excelente equipo de técnicos tanto en Sanidad, como Desarrollo Local, como en Industria. Acabo de tener una reunión con casi todos los técnicos municipales y estamos organizando todas las dependencias para que haya un funcionamiento de cara a los ciudadanos eficaz. Que cada día el vecino que vaya a la Casa Cerdeña salga con prácticamente todo solucionado.

La crisis golpeó duro el Ayuntamiento de San Bartolomé. ¿No se les caía la cara de vergüenza cuando salían a la calle y hablaban con los vecinos del municipio?

Claro, realmente yo me sentí fatal, porque realmente sabía como se había producido todo este movimiento. Y bajar a Arrecife y ver como todo el mundo hablaba de San Bartolomé era duro. Parece que siempre nuestro municipio es el que sale perjudicado en los altibajos políticos de la Isla.

LO MAS LEÍDO