Los trabajadores de la compañía del agua no entienden que los técnicos de la compañía de la luz, que es la que está provocando los problemas de producción con sus continuos cortes de energía, tenga que revisar sus instalaciones

Sorpresa en Inalsa por la supervisión que les ha realizado Unelco

"Es como si a alguien le violan y el violador envía a un médico para que le examinen". De esta forma tan gráfica describió este miércoles el presidente del Comité de Empresa de Insular de Aguas de ...

Sorpresa en Inalsa por la supervisión que les ha realizado Unelco
Sorpresa en Inalsa por la supervisión que les ha realizado Unelco

"Es como si a alguien le violan y el violador envía a un médico para que le examinen". De esta forma tan gráfica describió este miércoles el presidente del Comité de Empresa de Insular de Aguas de Lanzarote (INALSA), Manuel Plasencia, la sensación que tuvieron el pasado martes cuando vieron aparecer por las instalaciones de Punta de los Vientos a dos técnicos de la empresa Unelco que llegaron con la misión de supervisar sus instalaciones por si los numerosos cortes que están sufriendo este verano en el suministro eléctrico tuvieran que ver con la precariedad de sus aparatos.

De hecho, los trabajadores todavía no se han recobrado de la impresión que ha supuesto tener que ver por la empresa que se encarga de producir el agua en la Isla a los técnicos que se encargan de supervisar la producción de luz, la misma empresa que ha sido la responsable de los últimos cortes en el suministro. "Esto es un desastre", comentó Plasencia indignado en referencia a los pasos que se están dando para aclarar quién tiene que cambiar para que no siga sucediendo lo que ha sucedido en el periodo estival, reconociendo eso sí que ha sentado muy bien que el presidente del Consejo de Administración de Inalsa, Mario Pérez, anticipara esta misma semana en el programa Buenos Días de Radio Lanzarote que tiene intención de recoger la sugerencia hecha por los trabajadores de que se solicite a la Consejería de Industria del Gobierno de Canarias que envíe un técnico "neutral" que no haya estado vinculado profesionalmente con Unelco que analice el estado de las dos empresas. "Me imagino que habrá alguien en el Gobierno de Canarias que no haya trabajado con Unelco, aunque es difícil, y si no lo encuentran, nosotros buscamos un técnico independiente", comentó el portavoz de los trabajadores.

De este modo, Plasencia quiso hacer hincapié una vez más en que es Unelco y sólo Unelco la responsable de los cortes de agua que se han producido a lo largo del verano, en especial en la zona norte de la Isla y en Arrecife. "Son ellos los que nos tiran abajo la producción y no al revés, aunque parece que en Canarias hablar de Unelco es como un sacrilegio", insistió.

El presidente del Comité de Empresa de Inalsa dejó muy claro a esta redacción que en estos momentos no está la Isla como para sumar mayor conflictividad al ambiente, de ahí que por su parte y por la de sus compañeros estén dispuestos a rebajar el tono de crítica de semanas anteriores. A pesar de su tono conciliador, subrayó el hecho de que el Partido Popular (PP) no nombrara a la compañía eléctrica en la rueda de prensa que dieron Cándido Reguera y María Dolores Luzardo para comentar los problemas de producción y la falta de almacenamiento de Inalsa. "No se tiene idea de lo que se está hablando", comentó, asegurando que hoy por hoy les parece insólito que haya tantos representantes públicos que todavía no se han dado cuenta del problema del agua y que no se hayan decidido ya a dar un paso hacia adelante.

Problemas que se enquistan

Tal y como había explicado días atrás, Plasencia sigue sosteniendo que la rueda de prensa de los populares sólo tenía por objeto el garantizar el futuro del campo de golf de Playa Blanca, para el que se necesitará una gran producción de agua que asegure su riego. No obstante, reconoció también que los problemas que atraviesa Inalsa en estos momentos tienen mucho que ver con el hecho indudable de que el Gobierno de Canarias no ha invertido un sólo céntimo en los últimos años para mejorar las actuales infraestructuras, desaprovechando incluso el dinero que se ha recogido en el Plan Hidrológico Nacional. "Primero tuvimos un problema con las aguas pluviales, porque llovían dos gotas y se anegaba todo Arrecife, y fue Inalsa el que puso dinero para arreglarlo. Ahora tenemos problemas con tuberías que están totalmente obsoletas, a lo que se suma el tema de la energía eólica y la energía solar", explicó, aseverando que "nos estamos quedando atrás y aquí nadie se mueve".

El representante de los trabajadores anunció que están preparando un documento para dirigirse a Bruselas con el fin de que Europa se preocupe del mal estado de las infraestructuras que deben soportar la producción y distribución del agua en la isla de Lanzarote.

LO MAS LEÍDO