Soraya Brito envía a CC una carta de despedida: "Me voy con la cabeza bien alta y sin arrepentimientos"

La edil explica por qué ha decidido no seguir el mandato de su partido y permanecer en el grupo de gobierno de Haría: "No me quedo por haber cambiado de partido, que nadie se equivoque, me quedo porque el Ayuntamiento tiene que seguir caminando", señala

Soraya Brito
Soraya Brito

La concejal de CC en el Ayuntamiento de Haría, Soraya Brito, ha enviado una carta de despedida a su partido, confirmando que no seguirá su mandato de abandonar el grupo de gobierno. "Me voy con la cabeza bien alta y sin arrepentimientos", señala la edil que, aunque no ha presentado su baja de CC, en una entrevista en Radio Lanzarote-Onda Cero ha dicho ser consciente de que su decisión le va a acarrear la expulsión de la formación nacionalista. 

"No me quedo por haber cambiado de partido, que nadie se equivoque, me quedo porque el Ayuntamiento tiene que seguir caminando y, mientras se ponen de acuerdo entre unos y otros, el día a día municipal sigue", apunta en la misiva que ha enviado a CC, en la que explica por qué ha tomado esta decisión. Además, señala que su acta "no es necesaria para ningún tipo de acuerdo" ya que CC y la PMH ya sumarían mayoría sin su voto. "Soy absolutamente irrelevante para el futuro de CC y Haría y es por ello por lo que voy a seguir trabajando con nuestros socios para mejorar el municipio hasta el último momento", añade. 

En concreto, Brito señala dos razones fundamentales, una de ellas el acuerdo de la Cueva de los Verdes, el cual reconoce que hubiera apoyado. "Yo me abstengo, y no por no querer votar a favor, sino porque no quiero hacer daño a la estrategia política de mi partido", indica la edil. "Sin embargo, en reuniones y conversaciones previas para llegar a ese acuerdo, también habíamos fijado la condición para hacer eso: no irnos del grupo de gobierno", asegura. 

Por ello, apunta que fue una "sorpresa" para ella cuando "por la tarde" les impusieron romper el pacto, después de que la adenda al convenio de la Cueva fuera aprobada por el voto de su compañero Armando Bonilla, que "se desmarcó de la exigencia del partido" y votó a favor junto al PSOE. "Haciendo lo que probablemente queríamos hacer más de uno, me consta", añade Brito, que afirma además que "no es correcto" que Bonilla haya manifestado que fue un error votar a favor como aseguró CC en un comunicado. 

Además, en su entrevista en Radio Lanzarote, la concejal ha mostrado su "enfado" por lo ocurrido en el Comité de CC que se celebró antes del pleno de la Cueva. Y es que, según ha asegurado, "se convocó a gente que ni está en CC y que incluso ha hecho campaña en contra, con la PMH, en las últimas elecciones". "Que tú llegues con la voluntad de luchar por una cosa en la que estás trabajando y que te intenten meter gente que no es de CC, eso a mí me enfadó mucho, y no fui precisamente de las más enfadadas", ha señalado. 

 

"Me niego a formar parte de un nuevo pacto con la PMH"

Precisamente, la otra razón que esgrime para no abandonar el grupo de gobierno es el pacto "propuesto" si rompían con el PSOE. Y es que Soraya Brito afirma que se niega "a formar parte de un nuevo pacto con la PMH". "Yo, con toda mi humildad y respeto, lo que no voy a hacer nunca es ir en contra de mis principios, y eso sería pactar con un partido con el que no comparto nada, con un líder que sufrimos 16 años y con el que tuvimos una parálisis total de la evolución y avance del municipio durante más de 8 años", expone.

Al respecto, apunta que aunque José Torres Stinga militó bajo las siglas de CC, "nunca escuchó las propuestas del resto ni trabajó en equipo por y para el municipio". "La 'Coalición Canaria renovada' llegaba en 2015 precisamente con ese objetivo, el cambio, y lo conseguimos. Ahora, eso que era 'malo malísimo' y que había que 'quitar', lo vamos a validar a nuestro lado... No lo entiendo y no lo comparto, bajo ninguna circunstancia o justificación", manifiesta. 

Y es que, Soraya Brito cree que "hay ciertas realidades en las que un 'borrón y cuenta nueva' no puede ser una premisa, y en este caso, la política es una de ellas". "El pasado sí es importante y conviene no olvidarlo para evitar cometer los mismos errores", añade. 

Así, afirma que no tiene nada que reflexionar. "Es una decisión muy meditada y nada precipitada", señala la edil, quien no obstante sí ha invitado a sus compañeros, en concreto a Víctor Robayna, a que lo haga. "Que reflexionen, que yo sé que tres han reflexionado, pero a Víctor, con mucho cariño, que reflexione él, que ha sido uno de los más sufridores con respecto al pasado, no al presente", ha apuntado. 


"La adenda no es de ninguna forma un perjuicio"

Con respecto a la Cueva, Brito ha explicado que ella, junto a su compañero Víctor Robayna, fueron "mandatados" para la negociación entre ambas partes. Un proceso que reconoce que fue "muy complicado", pero en el que afirma que "con diálogo" consiguieron "avanzar en varias cuestiones, empezando por detalles de gran importancia como son la modificación del nombre del acuerdo y el objeto de la propuesta original". 

"Es importante aclarar que aquí no hay dos convenios y mucho menos tres, que es que he escuchado hasta de alguno de mis compañeros", ha precisado la concejal, que considera que "lo único que demuestra tal afirmación es que no tienen conocimiento del tema". 

En este sentido, Soraya Brito ha insistido en explicar que "el convenio es uno, un único documento", que fue el suscrito entre Pedro San Ginés y el ex alcalde de Haría, Marci Acuña, el cual cree que "se hizo con la mejor de las intenciones". Sin embargo, también considera que ese documento inicial "no fue correcto en algunas cuestiones" y que, por lo tanto, "había que enmendarlo". "Y eso fue lo que hicimos durante las negociaciones", apunta. 

Sobre "los errores principales detectados", recuerda que el convenio inicial "no está homologado" por los tribunales y apunta "a la concreción del pago". "Y esto es, precisamente, lo que se define en la adenda aprobada el sábado", añade Brito. 

Así, señala que cree "firmemente" que la modificación del convenio "era la mejor". "La adenda no es de ninguna forma un perjuicio para los intereses de mi municipio, sino al contrario, es un acuerdo muy favorable", considera la edil, que añade además que la valoración positiva que hace del mismo  "es porque, objetivamente, está avalado por datos e informes técnicos de Secretaría e Intervención".

Por ello, ha explicado que se negó a votar en contra del acuerdo, como también hicieron tres de sus compañeros, afirmando además que llegaron a hacer hasta "siete consultas técnicas, repartidas entre secretario, habilitados nacionales y abogados" al respecto. "Y seis nos dijeron que nunca votásemos en contra si había un informe favorable, porque eso podía ser un perjuicio en el futuro, y la prueba la tenemos con los compañeros de Yaiza", ha apuntado.

"Siento a los que he decepcionado pero siempre he sido yo, con mis defectos y mis virtudes, pero siempre sincera, honesta y leal, conmigo misma y con todas aquellas personas que en algún momento han confiado en mí para representarlos", concluye en la carta enviada a CC. 

 

LO MAS LEÍDO