Se encuentran artes ilegales de pesca en el Archipiélago chinijo

El consejero de Política Territorial y Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, Carlos Espino, informó que el equipo de vigilancia marina del Archipiélago chinijo, se incautó, este pasado fin de semana, de artes y ...

El consejero de Política Territorial y Medio Ambiente del Cabildo de Lanzarote, Carlos Espino, informó que el equipo de vigilancia marina del Archipiélago chinijo, se incautó, este pasado fin de semana, de artes y material de pesca prohibidas por la Ley de Pesca.

En concreto, los operarios del Cabildo retiraron en la zona de Caleta Caballo, un arte de pared sin identificar de unos 500 metros que, además de suponer una seria amenaza para la fauna de la zona, es un riesgo para la navegación en altamar. Hay que recordar que en Canarias, este arte está terminantemente prohibido por la Ley, excepto en barcos específicos para la pesca de la sardina y la salema.

El personal de este equipo se desplazó al Archipiélago chinijo donde incautó un tambor de morenas, dos nasas - una especialmente grande de unos 30/40 kilos - y 5 fusiles de pesca submarina abandonados por los propietarios al verse sorprendidos.

Desde Punta Jurado a la Punta Gaviota

En este sentido, desde el área de Medio Ambiente se recuerda que en Lanzarote existen tres zonas delimitadas en la Isla para la práctica de esta disciplina deportiva, que son: desde la Punta Jurado a la Punta Gaviota en el nordeste, desde la Punta Tiñosa hasta la Punta de Papagayo, y desde la Punta Ancones hasta la Punta Husajes, en el este de la Isla.

El consejero confirmó, en declaraciones hechas a Radio Lanzarote, que han retirado - entre otras cosas - fusiles de pesca submarina, que están prohibidos. Carlos Espino se trasladó ayer a Órzola "para recibirles y mostrarles que desde la consejería (de Política Territorial y Medio Ambiente) se valora su trabajo".

Explicó que "el Plan de Autogestión del Archipiélago chinijo, como ocurre con otras normas de los espacios naturales, está pendiente todavía de que se termine por parte del Gobierno de Canarias. Esta norma en concreto ha pasado por la situación de "avance", se han realizado alegaciones por parte del propio Cabildo, así como por parte de los habitantes de La Graciosa y Caleta de Famara, a la espera de que se vayan terminando esos instrumentos de ordenación, puesto que son claves para tener regulados en profundidad los usos que pretendemos darle a determinadas zonas y acabar con la confusión".

Intensificar las inspecciones

Dijo que habló con el personal de vigilancia y que han acordado intensificar las inspecciones, "porque carece de sentido declarar zonas con determinadas figuras de protección y que luego haya una fracción muy pequeña de la población que no se comporta de forma adecuada y deteriora algo que está previsto para disfrutarlo todos durante varias generaciones".

Carlos Espino recordó "que es primordial que entre todos cuidemos la flora y la fauna de un espacio singular como es el Archipiélago chinijo. Así, tenemos que acabar, como sea, mediante sanciones económicas, multas e incautación de material, con la práctica de actividades furtivas que están causando un daño, diría que casi irreparable, a las especies de esta Isla".

LO MAS LEÍDO