Sanidad inicia la obra del búnker de radioterapia del Hospital Molina Orosa

Este lunes se firmó el acta de replanteo para iniciar la ejecución de este proyecto, adjudicado por más de 2 millones de euros

Momento de la firma del acta de replanteo de la obra del búnker de radioterapia
Momento de la firma del acta de replanteo de la obra del búnker de radioterapia

La consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha notificado el inicio de las obras del búnker de Oncología Radioterápica del Hospital Molina Orosa de Lanzarote, tras la firma este lunes del acta de replanteo con la empresa adjudicataria.

La obra, por un un importe de 2.014.224 euros más IGIC, tiene un plazo de ejecución de 12 meses, y cuenta con financiación por el fondo Europeo de Desarrollo Regional en un 85 por ciento. Esta primera fase define la demolición del actual salón de actos para la construcción posterior del búnker y sus anexos, así como una reforma interior de parte de los despachos del hospital. Las instalaciones de estas áreas serán conectadas a las existentes en el edificio principal, por lo que se puede poner en uso al recibir la obra.

La superficie total de la nueva Unidad de Oncología radioterápica será de 538 metros cuadrados, que incluirán 2 consultas, área de trabajo profesional, área de apoyo administrativo, salas de espera, búnker donde se situará el acelerador lineal con su zona de control y sus correspondientes apoyos técnicos y las áreas específicas del personal.

El gerente de Servicios Sanitarios de Lanzarote, José Luis Aparicio, ha mostrado su “satisfacción por el inicio de esta obra tan demandada por los pacientes oncohematólogicos de la isla, que se ha visto retrasada por la pandemia del Covid-19". Cabe recordar que la obra quedó adjudicada al inicio de la pandemia, si bien la situación generada por el coronavirus "ha hecho imposible el comienzo de los trabajos hasta este mes de septiembre”, según señalan desde la Consejería.

La ubicación del búnker permite incluir el área con los circuitos de circulación privada, pacientes internos y área de radiología, con el acceso de consultas externas. La obras se ha adaptado a las nuevas necesidades de espacio para las últimas técnicas de tratamientos radiológicos.

El proyecto, además, dibuja amplios espacios de espera para dotar de mayor confort a los pacientes y usuarios y propone "forrar el búnker con piedra de Lanzarote para potenciar la identidad del edificio con la isla, al tiempo que se crea una imagen con carácter singular".

También contempla un sistema de cimentación profunda mediante micropilotes que se conectan a la estructura portante de pilares de hormigón armado mediante encepados y losa de gran canto en el búnker, para lo que se requiere de equipos altamente especializados y una maquinaria específica.

LO MAS LEÍDO