AFIRMA QUE EL ACTUAL PIOL NO PROHÍBE LOS PROYECTOS DE BERRUGO Y COSTA TEGUISE

San Ginés "aclara" su apoyo a una moción de Podemos y dice que no está "en contra de las playas artificiales"

El presidente afirma que lo que acordó el Cabildo fue apostar por la "planificación y ordenación" de ese tipo de proyectos. No obstante, la moción incluía pedir la paralización de los dos pendientes de autorización

 San Ginés "aclara" su apoyo a una moción de Podemos y dice que no está "en contra de las playas artificiales"
San Ginés "aclara" su apoyo a una moción de Podemos y dice que no está "en contra de las playas artificiales"

“El Cabildo no acordó estar en contra de las playas artificiales, sino a favor de su planificación y ordenación”. Eso es lo que ha querido "aclarar" este lunes el presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, tres días después de apoyar una moción presentada por Podemos, que fue aprobada en el Pleno de la Corporación insular celebrado el pasado viernes.

El detonante de esa moción está en las dos playas artificiales que pretenden crearse en la isla, una en Berrugo y otra en Costa Teguise, a las que se opone la formación morada. Por eso, aunque la autorización de esos proyectos no depende del Cabildo, Podemos pedía que el nuevo Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL) sirva para regular este tipo de iniciativas. Además, la moción aprobada implicaba también solicitar a Costas que hasta entonces paralizara los dos proyectos que han solicitado autorización.

Tras haber votado a favor de esta moción, San Ginés ha enviado un comunicado este lunes en el que sostiene que las playas proyectadas en Berrugo y Costa Teguise están "sujetas a la actual normativa, regulada por la Ley de Costas", y que "el actual Plan Insular en vigor no recoge expresamente como prohibida su construcción, sino que se remite a esta Ley". Además, subraya que "el otorgamiento de adscripciones, concesiones y autorizaciones en suelo de Dominio Público Marítimo-Terrestre corresponden al Estado". 

 

"No podrían suspender o paralizar las autorizaciones"


Citando un informe que encargó a la Oficina del Plan Insular, el presidente sostiene en su comunicado que “las administraciones no podrían suspender o paralizar las autorizaciones a estos dos nuevos proyectos de playas artificiales, aunque así lo considerásemos, pero lo que sí podemos es incluir en la propuesta del nuevo PIOL en fase de aprobación inicial que se estudie la necesidad de construir o no más playas artificiales y que se defina una estrategia sobre los usos del litoral y su capacidad de tope”. 

Respecto al PIOL, afirma que el nuevo documento que actualmente está en trámite "ya incluye una serie de determinaciones que entre sus objetivos está proteger y ordenar los recursos litorales, así como ordenar las actividades, usos, construcciones e infraestructuras, como pueden ser las playas artificiales, susceptibles de ser desarrollados en el espacio litoral”.

Asimismo, San Ginés afirma que en Lanzarote existen "como unas diez playas artificiales" y “su creación es competencia de la Administración General del Estado y, por tanto, no están sometidas a licencia o control por parte de la administración local”. No obstante, apuntó, “el nuevo PIOL deberá ordenar los usos y establecer los requisitos para que pueda definir una estrategia con la capacidad de carga y sus topes respecto a construir o no más playas artificiales en el litoral costero, pero no puede prohibirlo o impedirlo conforme a la actual normativa vigente y de acuerdo al Plan Insular en vigor”. A estos efectos, apuntó que “en cualquier caso, sólo tendría carácter de propuesta de cara al Ministerio, salvo que -algún día- Canarias tenga las competencias en materia de costas, como pedimos desde hace tiempo desde algunas organizaciones políticas”.

LO MAS LEÍDO