MARÍA ISABEL DÉNIZ, alcaldesa de Arrecife

"Queremos que Asamblea por Lanzarote sea un proyecto político cercano a la ciudadanía y democrático"

"Mi compromiso es dejar las bases para que Arrecife se convierta en la gran zona estratégica desde el punto de vista administrativo, comercial y de comunicación de la isla de Lanzarote

Queremos que Asamblea por Lanzarote sea un proyecto político cercano a la ciudadanía y democrático
Queremos que Asamblea por Lanzarote sea un proyecto político cercano a la ciudadanía y democrático

- Esta semana se ha abierto un pequeño escándalo después de conocerse la posibilidad de que se instale en el antiguo muelle comercial un gran barco en principio para ejercer de museo naval pero con la sospecha de que finalmente sea, como dice Andrés Barreto, un "chiringuito". ¿Se mantuvo impasible cuando se aprobó en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria?

- Pues no, no estuve de espectadora. Las concesiones administrativas se tramitan en la Autoridad Portuaria sin proyecto y luego se exponen para que cada administración dé su opinión. En este caso, el Ayuntamiento de Arrecife ha elaborado un informe técnico que nos servirá para negarnos a que se efectúe la concesión del barco que se quiere amarrar en el muelle comercial en teoría para hacer un museo naval. Entendemos que se trata de una empresa en la que no se incluye entre su objeto social el hacer actividades de tipo cultural como se pretendía disfrazar en un primer momento. Hablaban de los barcos que se iban a comprar, y no sabíamos si era un buque de guerra, si era una chatarra que se iba a llevar al desguace... Por eso insisto que el Ayuntamiento es contrario a que se den este tipo de concesiones. De hecho, en principio iba a estar en el orden del día del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria y les pedimos que lo sacaran, porque no es una cuestión de interés para el Ayuntamiento. Lo que pasa es que todas las cosas tienen un trámite, y cuando le toque al Ayuntamiento dar su versión la dará.

- Este asunto no es nuevo, ya hemos tenido otros ejemplos como el de Marina Azul de Canarias, que pretendía construir novecientos pantalanes en esa zona.

- Sí, recuerdo aquel asunto.

- Después del cambio de grupo de gobierno, hemos visto a la nueva concejal de Urbanismo manteniendo encuentros de todo tipo para salvar los problemas de la adaptación del Plan General. ¿Cree que va a ser muy complicado resolver los numerosos errores detectados?

- Creo que se está haciendo un buen trabajo que coordina la actual concejal de Urbanismo y que cumple con el objetivo de un acuerdo plenario previo que tuvimos hace algún tiempo y que fue resultado de una moción del PSC en el que nos comprometíamos a resolver los errores que pudieran darse en la adaptación. Los documentos urbanísticos son muy complejos, y a veces se producen errores de lo más simple, como que no esté pintada una raya. Sobre todo cuando aquí partimos de un documento que hemos adaptado y que técnicamente es muy malo, es un documento sobre el que se trabajó con muchas dificultades. Hemos adaptado un documento que está muy mal. Por definirlo de alguna forma, la adaptación del Plan General es como si a un Seiscientos le pusiéramos la carrocería de un Rolls Royce. Lo que queda debajo sigue siendo malo y no funciona. A pesar de todo, hay un compromiso de corregir ese documento. Esta semana se ha ido la concejal con los técnicos a Las Palmas para reunirse con los técnicos de la COTMAC y ver cuál es el procedimiento a seguir. Son errores que tienen que ver con la transcripción de cuadros, porque los sistemas generales no parecen correctamente dibujados, porque hay unidades de actuación mal contempladas... Se va a hacer un trabajo que significará una modificación de la adaptación, y creemos que en el mes de septiembre se llevará la adaptación del Plan General al Pleno del Ayuntamiento y trataremos que de una vez por todas se zanje el tema.

- Por lo visto, no son pelotazos lo que se está detectando en estos momentos, ¿no?

- El día que alguien encuentre un pelotazo urbanístico en el Plan General le voy a felicitar. Ojalá se descubriera si realmente hay alguno para que la gente deje de hablar por hablar y muchas veces de hablar sin saber. Mi estilo no tiene nada que ver con eso.

- Lo que es increíble es lo que está sucediendo en el puerto de la capital. Después de todo lo que se ha hablado, después de tantos y tantos vaivenes políticos, no vemos una sola inversión, ni siquiera la del muelle de cruceros. ¿Tenemos motivos para estar esperanzados?

- De momento lo que sí sé es que las cosas están caminando por el camino correcto. Es verdad que desde que uno planifica las obras hasta que se realizan pasa mucho tiempo. Se hace un croquis, se hace un proyecto y luego se busca la financiación. En Lanzarote nos hemos pasado años hablando de lo que hay que hacer pero no se han movido los papeles que hacen falta para hacerlo. Es como si me pongo a hablar de que quiero hacerme una casa y no visito a un profesional para que me haga un proyecto. Eso es lo que estamos haciendo ahora. Se han mantenido varios encuentros de tipo técnico para ver cómo se encaja el nuevo muelle de cruceros y ver cómo se ordena el puerto de Arrecife a través de su Plan Director. Con el Plan Director queda claro que la Autoridad Portuaria ha aceptado lo que el Ayuntamiento de Arrecife ha dicho sobre su puerto: el muelle de cruceros en el Islote del Francés, el muelle deportivo frente a la bahía de la Escuela de Pesca, separar el muelle deportivo de la zona pesquera con un puente y acondicionar graneles, sólidos y todo tipo de transportes en el muelle de Los Mármoles. Ahora es el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado el que tiene que poner el dinero. Los ingenieros a veces hablan de que no se justifica económicamente la creación de esas infraestructuras, pero aquí hay que aplicar criterios políticos, y nosotros estamos gobernando con el PSOE.

- Este verano viene el señor Zapatero, y parece una buena oportunidad para plantearle que cumpla con el plan.

- Bueno, el verano la verdad es que no se da mucho para este tipo de cosas, pero me alegro mucho de que el presidente del Gobierno haya elegido Lanzarote para descansar. Vamos a hacer una reunión con el PSOE en Madrid en septiembre.

- Volviendo a lo que ha dicho antes, ¿cómo es posible que haya técnicos que se atrevan a juzgar la viabilidad económica del muelle de cruceros cuando nos hemos convertido en el primer puerto de Canarias en este aspecto?

- Porque todo está sometido a los proyectos FEDER de la Unión Europea (UE), y la UE hace obras de infraestructura que mejoren la comunicación. No se considera desde el punto de vista de la legislación actual que un muelle de cruceros sea para favorecer las comunicaciones.

- Seguro que esos mismos técnicos son los que emitieron los informes favorables al istmo de Gran Canaria, para que allí sí se invierta la chorrera de millones que aquí no se quiere invertir.

- No, precisamente por eso el tema está atascado y no ha salido. Estamos en la senda del buen camino, y será una realidad que veremos en tiempo. Tenemos el mismo color político tanto aquí como en el Gobierno de Canarias y en Madrid, de ahí que el éxito esté más cerca. Mi compromiso, a parte de dejar acabadas y encajadas muchas obras, es dejar las bases para que Arrecife se convierta en la gran zona estratégica desde el punto de vista administrativo, comercial y de comunicación de la isla de Lanzarote. Vamos a tener un puerto de mercancías y de pasajeros muy importante, que va a conseguir que se siga vertebrando nuestra economía en torno al sector terciario, en torno al comercio. Vamos a seguir trabajando para que todos los lugares se conviertan en lugares de interés y visitables. Estamos hablando de recuperar las Salinas de Naos, las del Islote, todo lo que esté dentro de dominio público, porque en nuestro proyecto está convertir esa zona en la Ruta de la Sal para que se sepa cuál era nuestra economía.

- Tampoco nos debemos olvidar del tema del puerto deportivo, porque eso también le va a dar mucha más vida a la capital.

- Sí, desde luego. La Copa de América salió del Marina del Rubicón, y es un puerto muy espectacular. Sin embargo, no quieren salir de aquí porque no se les ofrecen los servicios adecuados, porque necesitan avituallamiento, necesitan un taller con un tornero, una ferretería..., y todo eso lo hay en Arrecife. No quiero tener un puerto deportivo para que unos cuantos puedan tener su barquito amarrado, quiero que se convierta en algo que logística y económicamente sea muy rentable para Arrecife. La gente que viaja así es una gente que tiene una sensibilidad especial con el medio ambiente, es gente a la que le gusta llegar a los sitios y encontrárselos en perfecto estado. Hacer una obra de este tipo será una bendición para Arrecife, porque significará el dragar, limpiar y oxigenar toda la zona, conectando con el Charco para tener una zona medioambientalmente visitable y que sea el orgullo de los ciudadanos de Arrecife. Sé que son proyectos que no son inmediatos, pero le puedo garantizar que estamos sentando las bases de lo que va a ser el chollo económico de Arrecife. Se va a generar mucho trabajo, y vamos a reconvertir la zona de Naos. Espero que antes de que termine la legislatura se arranquen todas esas obras.

- Cambiando de asunto, estamos asistiendo a una especie de ceremonia de la confusión con un proyecto aparentemente tan atractivo como es el del Islote del Amor. ¿Qué va a pasar finalmente con esta iniciativa?

- Se trata sin duda de un complemento de equipamiento muy importante para nosotros. Desde la Consejería se ha planteado que el proyecto que ganó el concurso técnicamente no era viable, porque no cumple ni con el Plan General vigente ni con la concesión administrativa. La Consejería de Turismo ha tirado por el camino del medio diciendo que se va a intentar recuperar la idea que César Manrique tenía para hacer una zona lúdica de esparcimiento tanto de ocio nocturno como diurno. Ese siempre ha sido un poco el objetivo que tenemos, y en esa línea estamos trabajando para ver si antes de que acabe el año está licitada la obra del Islote de la Fermina. El consejero de Turismo tiene prevista una reunión monográfica con el Ayuntamiento para tratar este asunto, y allí veremos todas las condiciones. También hay que reconocer que el tema es complicado, porque luego hay que ver si somos capaces de explotar las obras que hacemos. Tenemos que buscar los mecanismos para que todo funcione, para que si se hace una piscina ésta funcione, que haya una cafetería que funcione bien y que la zona de ocio funcione, porque allí no se molesta a la gente...

- ¿Y qué pasa con las obras de San Francisco Javier, cuándo se va a terminar con eso?

- Ya se ha rescindido el expediente tanto a la empresa que fue de forma voluntaria como al equipo redactor, porque hubo un problema de falta de entendimiento. Siempre digo lo mismo: los vecinos de San Francisco Javier son unos santos por lo que aguantan, pero es que el Ayuntamiento no puede llegar y arreglar las cosas cuando la justicia se interpone en su camino. Lo que le garantizo a los vecinos de San Francisco Javier es que su barrio va a quedar planchado, porque lo que nos ha hecho sufrir el Gobierno de Canarias con las obras va a servir para que arreglen el centro sociocultural, se haga la rotonda y se adecenten todas las calles, parques y todo lo que hay. En septiembre se podría adjudicar el proyecto complementario, que se está realizando desde el Ayuntamiento para que sea el que se contrata. Vamos a hablar con el consejero de Hacienda para vertebrar el plan de acción que corrija el déficit histórico de infraestructuras que hay en Lanzarote. Todos debemos aportar: el PSOE tiene que hacer su esfuerzo en Madrid y CC lo tiene que hacer en Lanzarote. Por mi naturaleza soy optimista, y espero que todo termine.

- Las obras del Charco de San Ginés sabemos que van bien, pero, ¿qué pasa con las obras del dragado?

- Prácticamente se va a entregar la obra y se va a inaugurar pronto. Es una obra que la Dirección General de Aguas se ha volcado, porque Orlando se ha volcado con su isla. El Charco está mucho mejor desde el punto de vista biológico, porque se empieza a recuperar la flora y la fauna, pero es cierto que necesita un dragado.

- Entrando en el terreno político, ¿por cuánto le compró CC, es cierto que van a pasarse a esta formación a las primeras de cambio?

- (Se ríe) Soy una persona que no tengo precio, desde el punto de vista político. El que hace ese tipo de comentarios es que está vacío de argumentos. Quien utiliza la descalificación por sistema recurriendo a insultos familiares o a vincularmente permanentemente con actuaciones irregulares son personas vacías y que se repiten. No puede ser que sigamos así, hay que reflexionar. Si yo me peleo con todo el mundo a lo mejor es que tengo algún problema, lo que me debería hacer reflexionar, porque es imposible que todo el mundo tenga la culpa. Hay que ser un poco serio y reflexionar. Insisto en que los argumentos que escucho me parecen de una gran pobreza y de una notable baja moral para una persona que está en el mundo político. No me gustaría ni comentarlo, porque las personas que hemos trabajado juntas en política nos merecemos un respeto y una consideración por lo que hemos compartido, máxime cuando por mi parte he hecho esfuerzos ímprobos y me he rebajado a niveles que nadie se puede imaginar para intentar buscar un arreglo. Les puedo asegurar que soy una persona de consenso y de diálogo, y cuando no lo he conseguido es porque los intereses eran otros. He intentado ser razonable, pero ha sido imposible, ha sido una batalla perdida.

- Dicen los expertos que Asamblea por Lanzarote no suena mal políticamente, pero, ¿cómo suena racionalmente, tiene algún sentido?

- Asamblea por Lanzarote es la única opción que nos queda a los que han decidido expulsarnos del PIL. La gente tiene que entender esto porque es muy importante. Hemos sufrido un proceso en el que a cuenta gotas se ha ido echando a gente sin argumentos, con expedientes inventados. Cuando eso ocurre uno tiene que rehacer su vida, porque tenemos muchas responsabilidades, no sólo en Arrecife. No nos ha quedado otro remedio que organizarnos en torno a un nombre en el que estén todas las personas que queremos seguir trabajando por un proyecto diferente, cercano a la ciudadanía, serio, coherente y transparente, para que los planteamientos que hagamos no estén sujetos a oscurantismos y a formas de actuar no adecuadas. Queremos que Asamblea por Lanzarote sea un proyecto político cercano a la ciudadanía y democrático. A ninguno de los que estamos aquí, ni a la presidenta del Cabildo, ni al alcalde de Teguise, ni a los concejales de San Bartolomé, ni a mí como alcaldesa de Arrecife nos gusta esta solución. Nos habría gustado una salida que nos hubiera permitido ejercer nuestra actividad en el marco de las siglas por las que acudimos a las elecciones. Pero es que nos han echado, y queremos seguir trabajando y aportando cosas, lo que consideramos que es bueno para la Isla.

LO MAS LEÍDO