El PP de Yaiza también pide la retirada de las jaulas marinas de Playa Quemada

Los populares apuntan que a pesar de que la concesión ha caducado y no caben prórrogas, "las jaulas siguen operando con normalidad con el perjuicio que conlleva para la biodiversidad del entorno"

Juan Monzón y Guayo Rodríguez
Juan Monzón y Guayo Rodríguez

El Partido Popular de Yaiza ha presentado una moción al pleno municipal para instar al Gobierno de Canarias a que realice los trámites oportunos "para decretar la retirada de las 25 jaulas marinas de 25 metros de diámetro que están ubicadas en el sur de la isla", y se proceda a la limpieza y la recuperación del entorno marino de Playa Quemada.

Los populares recuerdan que actualmente "las jaulas siguen operando a pesar de carecer de concesión para desarrollar la actividad, porque han caducado y no se pueden realizar más prórrogas". 

El portavoz municipal y presidente local del PP, Juan Monzón, señala que el objetivo de esta iniciativa es “unir las fuerzas de todos los partidos con representación en el pleno para que el Gobierno de Canarias actúe de forma inmediata, pues los vecinos del municipio llevan denunciando la contaminación de la playa desde el 2013, alegando el cambio de color de las aguas costeras y la presencia de restos de aceite y pienso en la costa”.

"Asimismo, en 2020, las cofradías de pescadores de La Tiñosa, Playa Blanca y Arrecife mostraron sus quejas ante la ordenación que permite la expansión de las jaulas marinas dedicadas a la acuicultura”, añade Juan Monzón. 

Los populares subrayan que desde el propio sector consideran que esta actividad “no favorece al sector pesquero convencional y podría ser perjudicial para el ecosistema del litoral”. Entre las posibles afecciones al ecosistema, apuntan a "las posibles fugas o vertidos de lubinas, un depredador natural que podría afectar a las especies locales, limitando sus actividades a un espacio territorial muy reducido". 

El Partido Popular recuerda además que el Ayuntamiento ha presentado alegaciones en este sentido con estudios ambientales sobre la calidad del medio marino y costero de Playa Quemada, demostrando que "la materia orgánica del sedimento que forma el sustrato marino ha aumentado, triplicándose en cinco años". Junto con éstas, también se presentaron alegaciones a la aprobación del controvertido Plan Regional de Ordenación de la Acuicultura (PROAC).

LO MAS LEÍDO