La construcción de canalizaciones de agua en la carretera de Guatiza - Mala podría tardar "años", según una habitante de la zona

Los vecinos del valle de Mala temen nuevas inundaciones con la llegada de las lluvias

El invierno ha llegado a Lanzarote y comienza la temporada de lluvias. Aunque tan sólo hace unos años los lugareños se habrían reído de la posibilidad de que cayera agua sobre la Isla más que durante tres o cuatro días al año, ...

Los vecinos del valle de Mala temen nuevas inundaciones con la llegada de las lluvias
Los vecinos del valle de Mala temen nuevas inundaciones con la llegada de las lluvias

El invierno ha llegado a Lanzarote y comienza la temporada de lluvias. Aunque tan sólo hace unos años los lugareños se habrían reído de la posibilidad de que cayera agua sobre la Isla más que durante tres o cuatro días al año, lo cierto es que ya sea por el cambio climático o por el cambio cíclico de la naturaleza sólo los más viejos conejeros recuerdan tantas lluvias en la Isla como las que han caído en los últimos dos años.

Peligran las carreteras

Y con tanta agua peligran las carreteras de Lanzarote, y no sólo el sistema de alcantarillado. Y así, recuerdan todos los conejeros el despropósito que dieron lugar el pasado invierno las lluvias torrenciales en el valle de Mala, donde el agua casi se lleva por delante la nueva carretera que une los pueblos de Guatiza y Mala, y que tuvo que ser cerrada por inundación apenas unas semanas tras su inauguración.

A día de hoy, el Gobierno central y el Gobierno de Canarias están trabajando en un complejo proyecto para evitar futuros desaliños en la red viaria, pero son muchos los vecinos que temen que este año se vuelva repetir lo mismo.

Viviendas dañadas

Una vecina del valle cuya casa fue una de las más afectadas en febrero, Simone, llamó este lunes a Radio Lanzarote para expresar su preocupación en este sentido. En invierno del año pasado fueron muchos los vecinos del valle de Mala cuyas casas y pertenencias se vieron dañadas por la cantidad de agua caída.

Resulta que al construir la vía, los ingenieros modificaron los desagües naturales de las laderas del valle, provocando que las lluvias inundaran las casas de la zona. Pero ni el proyecto planteado por las autoridades tranquiliza a esta ciudadana, que señaló en declaraciones a Radio Lanzarote que los técnicos le han dicho que se trata de "una obra de años".

Simone llegó incluso a plantear a las autoridades del Consejo Insular de Aguas la habilitación de zanjas a los lados de la carretera para evitar desastres como el del año pasado, que en cualquier caso, repercutiría de una forma u otra en las arcas públicas.

Al perecer, "no hay dinero para la obra". Y en este sentido fue muy crítica Simone, que dijo no entender "que haya dinero para las fiestas y para los voladores, y cuando hay una situación precaria, donde hay unas casas en peligro y la gente vive el pánico, no se invierte ni un duro".

En su reciente visita a Lanzarote, el director general de Infraestructuras del Gobierno de Canarias, Francisco González, comentó que desde febrero se han realizado numerosas mejoras en el trazado Guatiza - Mala para evitar las inundaciones.

No hay dinero

"Se ha procedido a instalar tramos de cuneta, se va a proceder a estabilizar taludes en la ribera de la vía", además de la colocación de muros. En cuanto a estas últimas obras, "el expediente ya está en Madrid, y una vez que se apruebe, no antes, procederemos a las reformas".

Por su parte, el consejero de Obras Públicas del Cabildo de Lanzarote, Sergio Machín, comentó en declaraciones a LA VOZ que ciertamente no hay recursos para realizar la obra para este invierno, porque "probablemente ahora mismo no hay dinero para hacerlo".

La obra en la que se está trabajando ahora por parte de la Dirección general de Aguas del Gobierno de Canarias y el Gobierno central, responsables de la construcción de la carretera, será costosa y precisará de tiempo. Adelantó Machín que como muy temprano la canalización no estará lista hasta 2006.

LO MAS LEÍDO