Los taxistas incumplen el acuerdo adoptado por la Mancomunidad para regular el servicio en el aeropuerto

Los taxistas se quejan de que "para una vez que todas las asociaciones de chóferes se ponen de acuerdo en algo, los ayuntamientos con posterioridad vayan y lo modifiquen a su antojo". En este sentido, señalan que la reunión de la ...

Los taxistas se quejan de que "para una vez que todas las asociaciones de chóferes se ponen de acuerdo en algo, los ayuntamientos con posterioridad vayan y lo modifiquen a su antojo". En este sentido, señalan que la reunión de la Mancomunidad del pasado martes únicamente tenía el cometido de ratificar el acuerdo adoptado por la asociaciones de taxistas "y no de modificarlo sin consultar si quiera con los propios interesados, que somos los conductores". Asimismo, critican que no estuviera presente en dicha reunión ningún representante del Ayuntamiento de San Bartolomé, lo que tildan de una gran irresponsabilidad porque "tenían que haber estado allí para defender los acuerdos que adoptaron todos los taxistas en su conjunto".

Dejar sin efecto las modificaciones

Por todo ello, los conductores exigirán a la Mancomunidad que vuelva a reunirse para que deje sin efecto las modificaciones que realizó sobre el acuerdo inicial al que habían llegado las asociaciones de taxis, de modo que se respete la voluntad mayoritaria de los conductores. "Pedimos a la Mancomunidad que respete el acuerdo al que habíamos llegado los taxistas porque consideramos que es el más beneficioso para todos", indicó Luis Brito, chófer de San Bartolomé, quien también se mostró partidario con la posibilidad que apuntó en días pasados el alcalde del municipio de Ajey, Miguel Martín, sobre la concesión de 50 nuevas licencias en el municipio para hacer frente a la demanda existente.

Por último, los conductores solicitaron que no se circunscriba el problema del taxi únicamente al aeropuerto, ya que hay otras zonas de la Isla en dónde el servicio es deficiente y sin embargo no se toman soluciones al respecto, como es el caso de Puerto del Carmen y Playa Blanca.

La Mancomunidad se volverá a reunir

Por su parte, el presidente de turno la Mancomunidad del Taxi, José Francisco Reyes, se mostró molesto por el incumplimiento de los taxistas con respecto a lo dispuesto por este organismo para regular el servicio los jueves en el aeropuerto. En este sentido, reclamó la presencia de los representantes del municipio de Ajey en las reuniones de la Mancomunidad para que así puedan defender sus planteamientos, ya que "no se personaron en la última sesión que se celebró el pasado martes en el Ayuntamiento de Arrecife". En cualquier caso, Reyes anunció la próxima convocatoria de una nueva reunión de la Mancomunidad en dónde es posible que se reconsidere la postura adoptada el pasado martes por este órgano, aunque ve muy difícil que se acabe respetando al pie de la letra el acuerdo inicial de los taxistas, porque "no se establece un tiempo máximo en el que pueden permanecer esperando los pasajeros antes de que se ponga en funcionamiento el retén". En este sentido, José Francisco Reyes considera que la medida de que no entre en funcionamiento el retén hasta que no haya una cola de al menos 20 personas "es demasiado general", ya que se puede dar el caso de que haya turistas esperando por un taxi "una hora, dos, tres o todo un día y como no hay una cola de 20 personas, pues entonces no pueden realizar estos servicios los taxis que están esperando en el retén".

José Francisco Reyes reivindicó de igual modo la capacidad de decisión y la autoridad de la Mancomunidad del Taxi, ya que si "quien tomase las decisiones fuesen únicamente los taxistas, entonces este órgano no tendría razón de ser". En este sentido, señaló que "nosotros también tenemos que realizar nuestra aportación sobre los acuerdos a los que llegan los taxistas, porque tenemos que velar por el interés general y el beneficio de la Isla".

El también alcalde de Yaiza, explicó que la situación de conflicto se vive únicamente los jueves, por lo que es lógico pensar que si el retén se establece para "echar una mano" y para evitar que se generen largas colas y esperas, los vehículos de refuerzo deben entran en servicio desde que no haya taxis de San Bartolomé en la parada.

Finalmente, José Francisco Reyes se mostró contrario a que se puedan conceder 50 nuevas licencias en San Bartolomé para atender la demanda en el aeropuerto los jueves y cualquier otro día en dónde se registre gran actividad. "Es ilógico y no se sustenta de ninguna forma, ya que no resultaría rentable", se limitó a decir.

LO MAS LEÍDO