Los taxistas de Arrecife se quejan de que las paradas son ocupadas por vehículos privados

El taxi sigue siendo un tema actual en Lanzarote. Los problemas del sector no dejan de ser un asunto que preocupa a las autoridades insulares y municipales, además de los propios profesionales. Esta mañana se reunían en la ...

El taxi sigue siendo un tema actual en Lanzarote. Los problemas del sector no dejan de ser un asunto que preocupa a las autoridades insulares y municipales, además de los propios profesionales.

Esta mañana se reunían en la casa consistorial de Arrecife los representantes de la Asociación del Taxi de la capital, presidida por Antonio Rojas, con el concejal de Transportes, Luis Morales, para tratar los principales problemas que afectan a los autónomos de la capital y al servicio de taxi propiamente dicho. En la reunión estuvo además de Rojas y Morales el secretario de la Asociación, Miguel Santos.

El principal problema que llevaron los asociados a la reunión se refiere al preocupante hecho de que las paradas de la ciudad están siendo ocupadas a menudo por vehículos privados, imposibilitando la labor de los taxistas. Así lo desveló en declaraciones a este diario Antonio Rojas. "Nos están perjudicando los coches particulares que estacionan en las paradas de taxi y así no se puede trabajar".

El concejal tomó nota del problema, reconociendo que se trata de algo bastante grave, teniendo además en cuenta el valor descomunal que han de pagar los autónomos por el derecho de usar las paradas de taxi. Según señaló a este diario Morales, para la resolución de este problema "se va a intentar la máxima colaboración por parte de la Policía Local de Arrecife, que es la competente para denunciar estos hechos".

El problema de los seguros

Por otra parte, la Asociación pidió al concejal que los conductores asalariados asegurados por un autónomo determinado no puedan trabajar en el coche de otro propietario sin cambiar previamente el seguro laboral.

A pesar de que la reclamación de los taxistas se corresponde con la ley, parece ser que en Arrecife no se está cumpliendo, poniendo con ello en peligro la seguridad de los clientes. Resulta que un chofer asalariado y que está asegurado por el propietario del coche que conduce no puede desempeñar la misma función en otro taxi que dependa de otro autónomo.

Así lo marca la ley, porque cada uno de los taxis está contemplado por la normativa como una empresa independiente. Además, un conductor asegurado con un coche no puede conducir otro, porque de producirse un accidente el seguro no cubriría los daños, lo que pone en peligro la seguridad de los clientes. "Si hay un accidente o una muerte hay que ver quién pagara eso. Y no estamos hablando de cientos de miles, sino de millones" de las antiguas pesetas, "y el responsable sería el propietaario". Incluso se ha dado el caso, según el testimonio de Rojas, cuando dueños de coches de Puerto del Carmen han venido a trabajar a Arrecife.

La imagen del taxi en Arrecife

Como desveló Luis Morales tras la reunión, uno de los puntos más importantes que se han tratado en el encuentro desde el punto de vista del Ayuntamiento es la campaña de inspecciones que se van a realizar para fomentar una buena imagen de los taxis de la capital de la Isla. Resulta que en los últimos tiempos se ha criticado bastante esa imagen desde los más diversos sectores y el Consistorio realizará un gran esfuerzo para mejorar y fomentar la imagen del servicio de cara al público. "Vamos a iniciar las inspecciones de los taxis, para determinar los niveles de limpieza y decoro de los vehículos, como se hacía antiguamente".

Por otra parte, y a petición de la Asociación, "ante el crecimiento del Hospital General de Arrecife vamos a poner una parada provisional mientras las obras vayan concluyendo". En este sentido, aseguró Morales que la parada estará en los accesos al centro "en un par de semanas".

El retén del aeropuerto

El presidente de la Asociación se refirió también en declaraciones a LA VOZ a la postura de los profesionales de la capital en cuanto a la cobertura de servicios en el aeropuerto de Guacimeta, el famoso retén de coches que los días más fuertes apoyan a los taxis de San Bartolomé.

Los conductores de la capital desde un principio se mostraron en desacuerdo con las condiciones de trabajo que marcó la Mancomunidad del Taxi y se negaron a desplazarse al aeropuerto "a menos que fuera con las mismas condiciones de trabajo que los profesionales de San Bartolomé". Los conductores de la capital se niegan rotundamente a esperar en el retén del aeropuerto para poder cargar el pasaje.

"Nosotros lo que queremos es ir a trabajar. Y si les parece mucho que vayamos 20 o 30 coches, pues que reduzcan el número de vehículos, pero que nos dejen trabajar. Lo que no podemos hacer es estar yendo y viniendo al aeropuerto para ver si hay trabajo".

Y así, hasta el día de hoy los taxis de Arrecife no se han acogido al acuerdo suscrito por los demás municipios a instancias de la Mancomunidad. Pero según Rojas, esto no significa que los conductores de la ciudad hayan renunciado para siempre a un derecho del que gozan los demás. "Estamos a la espera de lo que decida la presidenta del Cabildo", señaló el dirigente de la Asociación. "Llevamos dos meses esperando que el Cabildo nos llame y no sabemos nada al respecto".

LO MAS LEÍDO