Los empresarios piden al Gobierno canario que no acepte una posible subida del combustible

La Federación de Empresarios del Transporte afirma que este incremento tendría un efecto perjudicial para el sector del transporte en Canarias

ACN.- La posibilidad de que la financiación sanitaria acabe siendo sufragada por un incremento del impuesto de la gasolina, tal y como pretende el Gobierno central, ha disparado las primeras alarmas en Canarias, al ser éste un momento en que el precio del barril no para de subir y los factores externos como el huracán Katrina no permiten augurar que a corto plazo pueda frenarse la tendencia alcista.

El secretario general de la Federación de Empresarios del Transporte (FET) de Las Palmas de Gran Canarias, José Ángel Hernández, realizó una valoración negativa de esta medida que aseguró "tendría un efecto perjudicial y una repercusión directa" en el sector del transporte Archipiélago. Por ello, anunció que su organización solicitará al presidente del Gobierno regional, Adán Martín, que no aplique esta subida en el Archipiélago.

Una petición que previó adoptará la Asamblea de la FET en la reunión que mantendrá mañana en Las Palmas para analizar, entre otras cuestiones, esta propuesta del Gobierno central, que llega en un momento en que se mantiene el alza en los precios del barril de petróleo.

El secretario general de la FET aseguró que la aplicación en Canarias de este incremento en el precio de los combustibles, como ya hacen otras comunidades autónomas con el denominado ‘céntimo sanitario', incidiría directamente en el sector de tráfico interior de mercancías y pasajeros en las Islas, con la consiguiente repercusión en el coste del nivel de vida en el Archipiélago.

Igualmente, apuntó que esta situación también podría afectar a la competitividad de sectores como el turismo, en áreas como el transporte discrecional de pasajeros, mercancías y materiales, también en sector de la construcción.

Hernández, en declaraciones a ACN, consideró además que sería "una aberración" la aplicación de esta medida sin establecer una diferenciación entre los precios de combustible para los servicios de transporte de mercancías y pasajeros con respecto al resto de la ciudadanía.

En esta línea, sostuvo que Adán Martín caería en "una contradicción" si aceptara la propuesta en estos términos, a la vez que en diversas reuniones con empresarios del sector ha considerado coherente y mostrado su disposición a establecer esta diferencia para los combustibles de los servicios de transporte.

Para el secretario general de la FET esta propuesta es "una medida recurrente de las Administraciones, que creen que la varita mágica es aumentar el nivel impositivo" de los combustibles como solución a los déficit en el sector público.

LO MAS LEÍDO