AÚN NO TIENE UNA RESOLUCIÓN SOBRE SI PERMITE LA REAPERTURA

La Audiencia aplaza hasta la próxima semana su decisión sobre la bodega Stratvs

Tras la vista celebrada en Gran Canaria el pasado miércoles los magistrados se retiraron a deliberar, pero aún no tienen una resolución sobre si levantan las medidas cautelares de cierre...

La Audiencia aplaza hasta la próxima semana su decisión sobre la bodega Stratvs
La Audiencia aplaza hasta la próxima semana su decisión sobre la bodega Stratvs

La Audiencia Provincial no hará pública hasta la próxima semana su decisión sobre el futuro de la bodega Stratvs, que está pendiente de si se levantan o no las medidas cautelares que ordenaron el cierre de la instalación. 

Tras la vista celebrada el pasado miércoles en Las Palmas de Gran Canaria, los magistrados se retiraron a deliberar y se esperaba que adoptaran una decisión ese mismo día, pero desde el gabinete de prensa del Tribunal Superior de Justicia de Canarias han confirmado a La Voz que finalmente no habrá una resolución hasta la próxima semana.

Durante esa vista, realizada a petición de la propiedad de Stratvs, la Fiscalía no se opuso a la reapertura de la bodega, pero siempre que se adopten las medidas necesarias para garantizar la legalidad y el control de los posibles vertidos. Otra de las acusaciones, de un miembro de la familia Negrín que se personó como parte perjudicada, se adhirió a la petición de la Fiscalía, mientras que la acusación particular de Transparencia Urbanística reclamó que las instalaciones continúen cerradas.

 

Nuevas mediciones


Las medidas cautelares de cierre fueron acordadas en diciembre por la titular del Juzgado de Instrucción Número 5 de Arrecife, Silvia Muñoz, tras la solicitud formulada por Negrín. En aquel momento, la Fiscalía también apoyó la solicitud de cierre.

Al margen la larga lista de delitos que se investigan en la causa, el detonante de esa decisión de cerrar la bodega estuvo en el riesgo medioambiental, por la presunta emisión de vertidos contaminantes. Sin embargo, las últimas mediciones realizadas no reflejan ese riesgo de contaminación, por lo que tanto la familia Negrín como la Fiscalía no se han opuesto a la reapertura.

Sin embargo, durante la vista subrayaron que esas mediciones se realizaron cuando la bodega ya estaba cerrada y sin actividad, por lo que los resultados no son concluyentes. Por eso, siguen reclamando que, en caso de que se permita que vuelva a funcionar, se adopten las medidas necesarias para garantizar el cumplimiento de la ley en cuanto al tratamiento de los residuos.

Tras escuchar a las partes, ahora la Audiencia deberá pronunciarse y, de momento, su resolución tardará más de lo que se esperaba.

LO MAS LEÍDO