El Consejo Escolar y el Claustro de Profesores del CEIP Adolfo Tophan ha manifestado públicamente su "más energética repulsa" a los actos del IES César Manrique "apoyando las medidas legales que se tomen para que actos de este tipo no se vuelvan

El viceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias garantiza el apoyo moral y jurídico al director del IES César Manrique

El centro, que tiene un carácter preferente de alumnos motóricos, será dotado con nuevos recursos para atender en mejores condiciones a estos estudiantes.

El viceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias garantiza el apoyo moral y jurídico al director del IES César Manrique
El viceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias garantiza el apoyo moral y jurídico al director del IES César Manrique

El polémico caso de la supuesta agresión de la madre de un alumno del IES César Manrique al director del centro ha provocado una gran convulsión en la Isla. Con el fin de mostrar su apoyo moral y jurídico, el viceconsejero de Educación del Gobierno de Canarias, Fernando Hernández, que visitó esta mañana Lanzarote mantuvo una reunión con el director del instituto. Durante el encuentro Fernando Hernández aseguró que se trata de un incidente lamentable aunque al mismo tiempo excepcional.

Por otro lado, el viceconsejero aprovechó la reunión para transmitirle al director del centro César Manrique que es fundamental volver a la normalidad. De esta manera, se trata de que el instituto recupere su ritmo habitual de trabajo con las líneas de sosiego y tranquilidad que deben caracterizar a la comunidad educativa. "Hay que tener en cuenta que hay que defender el sistema protegiendo a los directores y profesores pero también estamos al servicio del alumno", apuntó Fernando Hernández.

Otros apoyos

El director del centro César Manrique recibió ayer otros apoyos. En este sentido, el Consejo Escolar y el Claustro de Profesores del CEIP Adolfo Tophan manifestaron públicamente mediante un comunicado su "más energética repulsa" a los actos del IES César Manrique "apoyando las medidas legales que se tomen para que actos de este tipo no se vuelvan a repetir". Por otro lado, solicitaron a la Consejería de Educación una respuesta "ante unos hechos que deniegan nuestro honor, nuestra integridad y nuestra seguridad en el puesto de trabajo".

Antecedentes

El pasado 27 de octubre y según la versión de los profesores, los padres de un alumno se personaron en el centro para exigir la admisión de uno de sus hijos, ya que había sido expulsado durante tres días como consecuencia de agredir a un compañero, falta considerada como grave en el Reglamento de Régimen Interno del Centro. Parece ser que la madre del alumno sancionado esperó la salida del coche del director del IES y le persiguió con su vehículo por varias calles de la ciudad, acosándole de forma inadmisible y llegando a amenazarle.

Ante esta intimidación, el director, en lugar de dirigirse a su domicilio, se dirigió a la Comisaría de Policía para formular la correspondiente denuncia.

Intentar poner soluciones

A partir de ese momento se abrió un procedimiento conciliador al que puede acogerse la familia en cuestión. Consiste en ir al centro, dar explicaciones, hablar con el tutor, con el jefe de estudios y con el director para intentar poner solución al problema con educación y de forma pacífica.

El plazo para el proceso conciliador terminó el pasado lunes. Como los padres no se personaron en el centro con ganas de resolver el conflicto se pasa a una segunda fase que es la incoación del expediente. Esto supone que se nombra a un juez instructor, que es un compañero del centro, y que debe valorar si esa falta es grave o muy grave. En función de una u otra valoración, se aplicará una sanción u otra, pero en el caso más grave se puede pedir la expulsión definitiva del chaval del centro.

Otro asunto

La reunión entre el viceonsejero de Educación del Gobierno de Canarias y el director del IES César Manrique también sirvió para explicar cuales son los nuevos recursos a los que se dotará al centro. Hay que tener en cuenta que el instituto tiene un carácter preferente de alumnos motóricos, esto es, cuenta con infraestructuras como ascensores para un mejor movimiento de los estudiantes.

LO MAS LEÍDO