Carlos Espino pide calma a los empresarios turísticos porque de momento no pueden ir más lejos ni más deprisa de lo que han ido hasta la fecha en su lucha contra la ilegalidad

El PSC asegura que su política ha evitado la construcción de 100 hoteles y 10.000 viviendas residenciales

El Partido Socialista Canario (PSC) está convencido de que la política que ha aplicado en los últimos años durante el periodo de responsabilidad que ha tenido al frente del Cabildo ha ...

El PSC asegura que su política ha evitado la construcción de 100 hoteles y 10.000 viviendas residenciales
El PSC asegura que su política ha evitado la construcción de 100 hoteles y 10.000 viviendas residenciales

El Partido Socialista Canario (PSC) está convencido de que la política que ha aplicado en los últimos años durante el periodo de responsabilidad que ha tenido al frente del Cabildo ha evitado la construcción de al menos 100 hoteles y más de 10.000 camas residenciales. Así lo explicó este jueves su secretario de Organización y consejero de Política Territorial y Medio Ambiente en la Primera Corporación insular, Carlos Espino, quien no dudó en garantizar que la intención de su departamento es la de no dar un paso atrás en el camino recorrido hasta la fecha.

Espino dejó claro una vez más durante su intervención en el programa radiofónico Buenos Días Lanzarote que no se va a hacer ningún tipo de concesión en la política que se ha venido manteniendo hasta el momento en todo lo que tiene que ver con la lucha contra la ilegalidad, explicando que "en el Cabildo podríamos no haber tenido ni un solo procedimiento y no haber perdido ninguno, pero habríamos tenido que pagar un precio por esa actuación pacífica, porque es lo que está autorizado, con la construcción de unos 100 hoteles más de 350 camas cada uno y unas 10.000 viviendas residenciales listas para 4 o 6 personas". A su juicio, el Cabildo "con cordura y mesura" ha tenido que ir estirando la legislación urbanística para trabajar en defensa de los intereses generales. "Hay una forma para que el Cabildo no se vea sometido a este tipo de tensiones, y es dejar que se consoliden las camas que en épocas pretéritas, las 400.000 que llegaron a estar incluidas en el planeamiento o las 120.000 posteriores, estaban contempladas", comentó, lanzando al aire una pregunta concisa: "¿permitimos eso o dentro del margen que nos da la ley llegamos a los límites que se nos tolera recurriendo incluso a los tribunales cuando es necesario?".

Por otro lado, respondiendo a la inquietud mostrada por el presidente de la Federación de Empresarios Turísticos (AETUR), Gerardo Fontes, quien aplaudía la labor que están desarrollando pero exigía estos días mayor contundencia a la hora de resolver la cuestión de las sanciones a los establecimientos que no cumplen con la ley, el consejero dijo que no se puede hacer otra cosa en estos momentos que respetar los plazos. "Me encantarían que hubieran pedido más contundencia desde hace años cuando todos conocíamos este tipo de situaciones. Lo que está claro es que una vez que nos hemos atrevido a tomar la decisión que hemos tomado, nos tienen que dejar que respetemos los plazos legales, que demos derecho a los recursos que existen y que contemplemos las normas", detalló, agregando incluso que "no creo que más contundencia de la que hemos tenido fuera conveniente".

La razón a su política

El hecho de que establecimientos turísticos como el hotel Castillo de Las Coloradas, en Playa Blanca, se lo hayan pensado dos veces antes de abrir sus puertas, significa para Espino que han tenido muy en cuenta la dureza con la que se han empleado en la Primera Corporación insular. "Eso es lo que da la razón al tipo de medidas que hemos tomado. Parece lógico que antes de construir instalaciones de esa envergadura, sabiendo que había requerimientos al Ayuntamiento y a la propiedad, se fuera algo prudente y se hiciera una parada", comentó, insistiendo en que los tribunales serán los que irán diciendo quién tiene razón.

Esta misma semana advirtió de que los servicios jurídicos del Cabildo se están poniendo a trabajar en otra línea distinta, en que se consiga obligar a los promotores de obras como la famosa parcela 216 de Costa Teguise y otras en similar situación que han comenzado los trabajos para abandonarlos posteriormente a la mitad dejando unos esqueletos horrorosos que afean el paisaje a que derriben lo construido si no van a continuar. En sus nuevas declaraciones sostuvo que "en caso de que se consiga licencia favorable al Cabildo se exigirá que se restituya la situación inicial, como no puede ser de otra manera".

A pesar de lo duro que ha sido su comienzo al frente de un departamento tan complicado como es la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente, Carlos Espino confesó que está encantado con el papel que le ha tocado jugar, incluso a veces siendo el malo de la película. "Me van a permitir la vanidad, pero ojalá que hubiera llegado antes donde estoy, porque me apasiona el trabajo que estoy haciendo", subrayó.

LO MAS LEÍDO