EL PÚBLICO HA INCREPADO A SAN GINÉS POR IMPEDIR UNA VOTACIÓN

El Pleno del Cabildo termina a gritos de "Franco ha vuelto"

"¡Sinvergüenza!" "¡Esto no se puede aguantar, hombre!" "¡Tiene que votarse la urgencia!" "¡Dictador!", gritaban desde el público...

El Pleno del Cabildo termina a gritos de Franco ha vuelto
El Pleno del Cabildo termina a gritos de Franco ha vuelto

"¡Pues a los tribunales! No necesito informe de Secretaría. ¡Vayan a los tribunales!". Con estas palabras ha dado por terminado Pedro San Ginés el Pleno que este viernes ha celebrado el Cabildo, y en el que no ha permitido siquiera que se votara la urgencia de la propuesta presentada por el PIL, con un nuevo reparto de las ayudas de emergencia educativa.

Tras un duro enfrentamiento con la oposición, en el que incluso ha llegado a amenazar a la consejera del PP Ástrid Pérez con expulsarle del Pleno, San Ginés ha zanjado el debate y se ha levantado para abandonar el salón. Y con ello, ha desatado la indignación no sólo de los consejeros de la oposición, sino también de buena parte del público presente en la sala.

"¡Sinvergüenza!" "¡Esto no se puede aguantar, hombre!" "¡Tiene que votarse la urgencia!" "¡Dictador!", gritaban desde el público. "¡Franco ha vuelto!", ha exclamado otro, señalando a San Ginés, y agregando "ahí está". Entre las voces críticas, además de algunos ciudadanos, destacaba la voz de un militante del PIL que estaba en el público, y que ha tenido también un duro cruce a gritos con el consejero de CC Luis Arráez (ex militante del PIL).

Sin embargo, más llamativa aún resultaba la imagen de un militante del PSOE, cuyo partido forma parte del grupo de gobierno del Cabildo, reprochando a voces su actitud a San Ginés.

 

"Yo asumo toda la responsabilidad"


Durante el debate sobre este punto, antes de que San Ginés levantara la sesión, el PIL ha pedido en reiteradas ocasiones que se pronunciara el secretario del Cabildo, ya que los insularistas entienden que no someter siquiera a votación la urgencia de la moción incumple el reglamento del Cabildo. Sin embargo, el secretario, presente en la sesión, no ha llegado a pronunciarse.

"Yo asumo toda la responsabilidad. Y la asume el grupo de gobierno, porque éste es un acuerdo unánime del Consejo de Gobierno", ha terminado respondiendo a San Ginés, poco antes de dar por terminada la sesión, invitando a la oposición a acudir "a los tribunales".

Según el presidente, "ese asunto no es urgente porque ya está resuelto", al haberse aprobado finalmente las ayudas de emergencia educativa en la Junta de Gobierno, sin pasar por el pleno.  "Es como si usted me dice que es urgente votar que mañana salga el sol", ha respondido San Ginés a Fabián Martín, que en varias ocasiones ha echado mano del reglamento del Cabildo para demostrar que se estaba incumpliendo.

"Espero que el secretario haga cumplir el reglamento de esta casa", "si se impide, se habrá restado como nunca en esta casa el derecho democrático a votar", repetía sin éxito Fabián Martín.

 

De la "esperanza recuperada" de San Ginés a la bronca


La enorme tensión que ha marcado la última media hora del Pleno contrasta con lo sucedido durante el resto de la sesión, donde el grupo de gobierno ha logrado aprobar casi todos los puntos que llevaba, muchos de ellos incluso por unanimidad, y donde han sido pocos los temas en los que los consejeros díscolos de CC, Mónica Álvarez y Sergio Machín, se han desmarcado del grupo de gobierno.

De hecho, justo antes de iniciar el debate sobre la propuesta del PIL para las ayudas de emergencia educativa, San Ginés ha agradecido a la oposición "el tono" que había imperado en la sesión. "Me permite recuperar la esperanza", ha repetido el presidente en dos ocasiones, refiriéndose a las "difíciles circunstancias en las que por razones ajenas" se encuentra el grupo de gobierno.

Sin embargo, nada más pronunciar estas palabras, ha estallado la bronca, al anunciar que las ayudas ya estaban aprobadas y que la urgencia de la propuesta del PIL no se iba a votar siquiera.

En cualquier caso, aunque la moción no ha llegado a ser debatida, San Ginés sí ha hecho referencia a su contenido. Y en esta ocasión, no ha alegado que es "nula de pleno derecho", como apuntó con la propuesta llevada al anterior pleno extraordinario del jueves, sino que "estamos fuera de tiempo". Según el presidente, el reparto diferenciado propuesto por el PIL para cada alumno, teniendo en cuenta la situación económica de cada hogar, daría lugar a alegaciones y no sería posible cumplir con los plazos, ya que esta subvención debe entregarse antes de que termine el año.

Además, ha cuestionado la propuesta y ha acusado al consejero del PIL, Ramón Bermúdez, que ha sido el encargado de defenderla, de "suplantar a un técnico de bienestar social". "Ramón Bermúdez, sin encomendarse al Dios ni al Diablo, se erige en informante técnico y donde decía 1.000 euros él dice 1.300 o 650", ha reprochado San Ginés, que ha agregado que "podría ser una desviación de poder como una Catedral".

Por su parte, el PP, que ya había anunciado públicamente su respaldo a esta propuesta del PIL, también ha mostrado su indignación con San Ginés y con su socio de gobierno, el PSOE. "Estamos en Lanzarote en el mundo al revés", ha señalado, subrayando que "la izquierda es la que apoya un reparto discriminatorio, e insulta a la derecha porque queremos un reparto más solidario y social".

LO MAS LEÍDO