REPROCHAN QUE ÉSTAS SE FOMENTEN CON RECURSOS PÚBLICOS

El PIL critica las pruebas deportivas que solo "sirven para que algunos obtengan pingües beneficios"

Cuestiona que, aunque se presentan como eventos de promoción de la actividad deportiva en Lanzarote, son eventos de particulares

El PIL critica las pruebas deportivas que solo "sirven para que algunos obtengan pingües beneficios"
El PIL critica las pruebas deportivas que solo "sirven para que algunos obtengan pingües beneficios"

Ante la polémica suscitada por el "caos circulatorio" que se produjo durante la celebración del Tri:122, el Partido Independiente de Lanzarote (PIL) ha manifestado su apuesta por este tipo de pruebas, pero siempre que sean “selectas, singulares y seleccionadas y que realcen la imagen de la isla”. El PIL critica así la existencia de determinados eventos deportivos que hasta ahora han servido de “mero interés especulativo, consentido sin miramientos ni control por las administraciones”.

El PIL ha justificado su posición por los “efectos adversos que tanta prueba deportiva sin control ni raciocinio está trayendo a la isla”. Así, señala a partir del Ironman, que considera “nuestra prueba estrella” y la que “todos apoyamos”, han surgido otras muchas que son presentadas como evento de promoción de la actividad deportiva de Lanzarote, pese a que “sirven para que algunos obtengan pingües beneficios con ello”.

Aunque comentan que este beneficio podría en parte “ser hasta legítimo”, reprochan que para ello “se usan vías públicas, ocasionando molestias a los vecinos, y se requiere además recursos públicos, policías locales, Guardia Civil, medios de socorrismo y sanitarios, montaje de infraestructuras, sonido...” A ello añaden el hecho de que, “en muchos casos, reciben ayudas o subvenciones económicas” por parte de las administraciones.

 

"No son pruebas de Lanzarote, aunque se celebren en la isla"


El partido cuestiona así la celebración de “pruebas deportivas privadas” a las que se dedican desde lo público un gran cantidad de recursos humanos, materiales y económicos. No “se trata de pruebas de Lanzarote, aunque se celebren en esta Isla”, sino que son eventos de particulares “que en algunos casos se ven premiados por las distintas administraciones con diferentes pruebas en el año", ha recalcado el PIL. 

El grupo político pide también vigilar los precios que se cobran a los participantes locales en eventos que dependen de la Administración Insular y que “fomentan y sufragan todos los ciudadanos de Lanzarote y La Graciosa”. En ese sentido, han destacado que les llegan quejas “de participantes del Ironman" sobre "el precio excesivo que tienen que pagar por participar”.

 

"Deben tener viabilidad, trascendencia y finalidad pública"


Desde el PIL han asegurado que cuando ejercían su responsabilidad en la Consejería de Deportes del Cabildo, trataron de “organizar este sector de pruebas deportivas”. De este modo, destacan que convirtieron en “propiedad del Cabildo la ‘Travesía a nado entre Lanzarote y La Graciosa’, por la imagen e importancia que esta prueba tenía para ambas Islas”. A esto añaden el hecho de que “la organización, beneficios y precios de participación fueran públicos y de interés general para la Isla”. Sin embargo, han lamentado que desde entonces no se haya hecho nada en esta línea y se haya “continuado fomentado muchas más pruebas deportivas privadas”.  

 “La Administración debe de tener un mayor control y seguimiento sobre esta materia en su desarrollo, su temporalización, y hasta en sus costes y beneficios”, han aseverado desde el PIL. Y añaden que no se debería seguir permitiendo que se potencien pruebas deportivas “con los recursos públicos, de todos los ciudadanos”, ya que son negocios de particulares que “están obteniendo grandes beneficios”.

“No estamos, desde el PIL, contra las pruebas deportivas en sí”, han puntualizado, pero muestran su apuesta por una regulación y selección de eventos “que reúnen los requisitos que la Isla admite y requiere”. Así, han asegurado que éstas “éstas deben de tener viabilidad, transcendencia y finalidad pública, para que todos los lanzaroteños nos podamos sentir orgullosos de las mismas y formar parte de ellas”.

LO MAS LEÍDO