Trabajadores de una constructora son los acusados del supuesto incumplimiento de las normas de prevención y control frente al picudo rojo

El Guincho denuncia la poda ilegal de palmeras en Costa Teguise y asegura que Medio Ambiente lo supo y no hizo nada

El grupo ecologista El Guincho ha denunciado públicamente que en la tarde de este martes, trabajadores de la empresa Hormiconsa realizaron en Costa Teguise podas de palmeras, una acción actualmente prohibida por las normas de ...

El Guincho denuncia la poda ilegal de palmeras en Costa Teguise y asegura que Medio Ambiente lo supo y no hizo nada
El Guincho denuncia la poda ilegal de palmeras en Costa Teguise y asegura que Medio Ambiente lo supo y no hizo nada

El grupo ecologista El Guincho ha denunciado públicamente que en la tarde de este martes, trabajadores de la empresa Hormiconsa realizaron en Costa Teguise podas de palmeras, una acción actualmente prohibida por las normas de prevención y control frente a la amenaza de la plaga conocida como picudo rojo, y que pese a que pusieron los hechos en conocimiento de la Consejería de política Territorial y Medio Ambiente del Cabildo, seis horas después continuaba la poda.

"Sobre las 12.00 horas, trabajadores de la empresa Hormiconsa estaban instalando vallas en una parcela de Costa Teguise, en la Avenida de las Palmeras, a la altura de la gasolinera, y al tiempo que instalaban vallas, realizaban podas de hojas de palmera, dejando restos esparcidos alrededor", señala El Guincho en una nota de prensa.

La organización ecologista "puso inmediatamente este hecho en conocimiento del Seprona y de la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Cabildo", pero "a pesar de la denuncia realizada a las 12.30 horas, a las 19.00 horas continuaba el vallado, las hojas tiradas y se habían realizado más podas", agrega el comunicado.

El Guincho destaca que "es obligación" del Cabildo "velar por la óptima conservación" de las palmeras y por lo tanto, en este caso, "exigir la retirada inmediata del vallado", que además "está provocando daños por roce" a esas plantas, "facilitando la provocación de heridas que facilitan la emisión de ferormonoas de la palmera, atrayentes del picudo rojo".

Por ello, los ecologistas exigen "la paralización inmediata de esta actividad, así como denuncia y apertura del correspondiente sancionador".

LO MAS LEÍDO