HA PEDIDO AL GOBIERNO DE CANARIAS QUE "FLEXIBILICE" LOS CRITERIOS

El Cabildo, desbordado ante las evaluaciones que exige la nueva regulación de productos fitosanitarios

El decreto obliga a todos los agricultores de Canarias a obtener un nuevo permiso de manipulador de estos productos. La Corporación admite que no puede hacer frente a todas las solicitudes y ha pedido al Gobierno que "flexibilice" los criterios...

El Cabildo, desbordado ante las evaluaciones que exige la nueva regulación de productos fitosanitarios
El Cabildo, desbordado ante las evaluaciones que exige la nueva regulación de productos fitosanitarios

El Cabildo de Lanzarote se ha dirigido a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, concretamente a la Dirección General de Agricultura, para trasladarle la “problemática y preocupación existente en la isla de Lanzarote respecto a la aplicación del Real Decreto 1311/2012, de 14 de septiembre”. Según ese nuevo decreto, desde el pasado mes de noviembre los establecimientos que venden productos fitosanitarios exigen a los compradores y usuarios de los mismos el carné de manipulador de estos productos, tal y como obliga la norma. Desde el Cabildo piden "flexibilizar" los criterios para las evaluaciones que requieren esos nuevos carnets y otras medias que faciliten la apliacción del decreto. También la parlamentaria lanzaroteña Migdalia Machín ha trasladado esta "problemática" a la Cámara regional.

“Esta situación ha obligado a todos los productores y agricultores de Canarias a renovar sus carnés, solicitar duplicados en los organismos competentes (ya que gran parte de ellos los tenían extraviados), y -en su gran mayoría- a realizar el curso de manipulación de productos fitosanitarios para obtener la capacitación exigida por la nueva legislación”, explica el Cabildo. A raíz de ello, la Corporación se ha visto desbordada para hacer frente a todas las solicitudes de renovación y duplicado de estos permisos que ha recibido.

“A pesar de que desde la primera Institución insular se han tramitado más de 350 solicitudes de duplicados y renovación de estos carnés y de que desde la aplicación de la norma el Cabildo está intentando dar respuesta a los más de 860 interesados en obtener el mismo, la demanda registrada en la administración pública supera las posibilidades reales del Cabildo de poder expedir todas las licencias de capacitación, por el sistema de evaluación y el número de alumnos máximo por curso que exige -en este caso- la Comunidad Autónoma, conforme a la citada legislación”, expone el consejero de Agricultura y Ganadería del Cabildo, Antonio Morales.

Desde la Corporación explican que, en diciembre del pasado año, el Cabildo impartió cuatro cursos y tiene programados desde enero a marzo de este año otros siete. Además de esto, la Consejería que dirige Morales “se ha coordinado con otras entidades formadoras de la isla para que a través de estos otros centros de formación informen a las cerca de 900 personas inscritas en La Granja Agrícola Experimental de la posibilidad de realizar esta formación obligatoria también en estas entidades autorizadas para expedir dicho carné de manipulación”, agregan.

 

Criterios más “flexibles”, más alumnos por curso y exámenes orales


“A esta alta demanda, se suma también el nivel de exigencia y complicidad de las evaluaciones, siendo en un gran porcentaje productores y agricultores de edad avanzada y sin estudios o, en algunos casos, con dificultades para la lectura y escritura, lo que les impide la obtención de esta capacitación mediante el sistema de exámenes escritos”, detalla el consejero.

Desde el Cabildo han explicado que esta situación ha sido puesta en conocimiento también de algunos parlamentarios de la isla de Lanzarote. Según explican, la parlamentaria de CC Migdalia Machín ha trasladado esta problemática a la Cámara, a través de una pregunta parlamentaria, al consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, “para que flexibilice los criterios de evaluación y permita al Cabildo de Lanzarote y a otras administraciones canarias poder adaptar los sistemas de evaluación al público al que van dirigidos, entre otras medidas que se tengan previsto adoptar, consultadas al Gobierno, para paliar esta problemática actual del sector”.

Asimismo, “con el fin de regularizar esta situación en el primer semestre del año”, se solicita al Ejecutivo regional que, “de manera excepcional, permitan aumentar el número de alumnos por curso hasta 40; autorizar la realización de exámenes orales para personas que tengan dificultad con la lectura y escritura; y autorizar la realización de exámenes por parte del personal del propio Cabildo o de la propia Consejería regional que esté desplazada en Lanzarote con el fin de poder dar cobertura a un mayor número de solicitudes y realizar un examen por curso”. Desde el Cabildo recalcan que tanto el consejero como la parlamentaria nacionalista han afirmado en su exposición de motivos que “de lo contrario, corremos el riesgo de que estos agricultores abandonen sus fincas con el consiguiente deterioro del paisaje agrario, tan singular, que tiene esta isla”.

LO MAS LEÍDO