El 31,7 por ciento de los canarios son fumadores y el 26,1 por ciento bebe alcohol habitualmente

Fuerteventura, con un 40,5 por ciento, es la isla con las tasas de fumadores más elevadas, mientras que el Norte de Tenerife, con un 35 por ciento, es la zona con más bebedores

ACN

El 31,70 por ciento de los canarios mayores de 16 años son fumadores y el 26,10 por ciento declara beber alcohol de forma habitual (al menos una vez por semana), según recoge la Encuesta de Salud de Canarias 2004, que señala que los índices más elevados de consumo de alcohol se dan en la zona Norte de Tenerife (35 %) y en Fuerteventura (33,10 por ciento), isla esta última que también presenta las tasas de fumadores más elevadas, con un 40,5 por ciento.

La encuesta, elaborada por el Instituto Canario de Estadística y el Servicio Canario de Salud, refleja que el porcentaje de hombres que consume alcohol y tabaco es superior al de las mujeres, y destaca que el 35,8 % de los que se inician en el consumo de tabaco y el 8,7 por ciento de los que se comienzan a beber alcohol lo hacen antes de los 16 años. El 47 por ciento declara no beber alcohol nunca y el 50,6 por ciento sostiene que no ha fumado a lo largo de su vida.

El mayor índice de abstemios se observa en La Gomera y en la zona metropolitana de Gran Canaria, con un 65,8 por ciento y un 52,10 por ciento, respectivamente de personas que declaran que nunca consumen alcohol. Respecto a los no fumadores, La Gomera (63,6 pòr ciento) y El Hierro (57,5 por ciento) son las islas donde más personas afirman no haber fumado nunca.

Los resultados obtenidos en 2004 en cuanto al número de fumadores son similares a la Encuesta Nacional de Salud de 2003, en la que el 31,23 por ciento se declararon fumadores. Sin embargo, el porcentaje de personas que consumen alcohol coloca a Canarias por debajo de las tasas medias nacionales de consumo habitual de alcohol que, según datos de la Encuesta Nacional de Salud, estuvieron en torno al 42,1 por ciento.

El estudio refleja que el consumo de tabaco y de alcohol constituye un factor de riesgo para la salud de la población. El tabaco, indica, puede generar importantes alteraciones no sólo para la salud del fumador, sino también de los no fumadores, y resalta el carácter potencialmente tóxico y la capacidad adictiva que generan las bebidas alcohólicas.

El Plan de Salud de Canarias 2004-2008 identifica a la reducción del consumo del tabaco como la actividad de "mayor impacto potencial para la reducción de la mortalidad" en Canarias. No obstante, pese al 31,7 por ciento de fumadores, la investigación de 2004 reflejan una tendencia decreciente en el porcentaje de personas (de 16 años o más) que declaran ser fumadoras en relación con la anterior encuesta, elaborada en 1997, en la que el 33,03 por ciento de los canarios fumaban. El porcentaje de personas que abandonaron el consumo de tabaco ha pasado del 7,01 por ciento en 1997 al 17,8 por ciento en el pasado año.

LO MAS LEÍDO