La Comisión Europea "lamenta" las víctimas y los daños causados por el temporal

Bruselas está dispuesta a analizar la concesión de ayudas del fondo de solidaridad a Canarias si España lo solicita

Por ACN La Comisión Europea "está abierta" y "dispuesta" a estudiar la posibilidad de conceder ayudas a Canarias, por los efectos del paso del temporal tropical ...

Bruselas está dispuesta a analizar la concesión de ayudas del fondo de solidaridad a Canarias si España lo solicita
Bruselas está dispuesta a analizar la concesión de ayudas del fondo de solidaridad a Canarias si España lo solicita

Por ACN

La Comisión Europea "está abierta" y "dispuesta" a estudiar la posibilidad de conceder ayudas a Canarias, por los efectos del paso del temporal tropical ‘Delta', en el marco del fondo de solidaridad si España así lo solicita, tal y como aseguraron fuentes de esta institución a ACN Press.

Además, Bruselas "lamenta" las víctimas y los daños ocasionados por ‘Delta' en Canarias y se solidariza con los ciudadanos del Archipiélago, añadieron las fuentes.

Estas fuentes del Ejecutivo comunitario insistieron en que para activar el denominado ‘fondo de solidaridad de la Unión europea' (UE), es necesario que el Estado miembro afectado presente una solicitud.

Por tanto, en este caso sería el Gobierno español el competente para pedir a la Comisión Europea la concesión de este tipo de ayudas para paliar los efectos del temporal en el Archipiélago. Para ello, Madrid dispone de un plazo máximo de 10 semanas desde que se produjeron los primeros efectos.

En el caso de que se presentara tal demanda, Bruselas iniciaría entonces su evaluación para determinar si los daños causados por ‘Delta' cumplen los criterios que rigen la concesión de las ayudas de este fondo de solidaridad, que cuenta con un presupuesto anual de 1.000 millones de euros.

Tras lo cual, si se respetan los requisitos, el Ejecutivo comunitario determinaría el montante de las ayudas que cree conveniente y solicitaría su concesión, bajo el fondo de solidaridad, al Consejo y el Parlamento Europeo. Procedimiento que, según las fuentes, puede prolongarse al menos durante ocho meses.

Estas fuentes comunitarias señalaron que evidentemente la Comisión Europea tiene como "preocupación ayudar a las poblaciones afectadas por este tipo de catástrofes" pero recalcaron que para la concesión del fondo de solidaridad es necesario el cumplimiento de una serie de "criterios" basados en el cálculo de los "daños".

De modo general, el fondo europeo de solidaridad puede conceder ayudas para las medidas de emergencia cuando exista un desastre natural mayor que provoque daños por un montante de, al menos, 3.000 millones de euros o que supongan el 0,6 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del socio comunitario afectado.

No obstante, el fondo indica que "excepcionalmente" puede activarse en otros tipos de circunstancias como cuando se trata de "desastres regionales extraordinarios que afectan a la mayor parte de la población de una región" y que provoca serios efectos en su "economía, estabilidad y condiciones de vida".

En base a este caso, previsto para catástrofes regionales, la Comisión Europea está dispuesta a estudiar la concesión de este tipo de ayudas a Canarias siempre y cuando sea formalmente solicitada por España.

Las ayudas de este fondo de solidaridad cubren las "operaciones de emergencia puestas en marcha por las autoridades públicas" como, entre otros, servicios de rescate, actividades de limpieza, la reparación de infraestructuras y el alojamiento provisional de los afectados.

España ya ha sido beneficiaria de este fondo cuando se produjo la catástrofe del Prestige (2003), de carácter regional; así como por los incendios ocurridos en la frontera con Portugal (2003), cuando obtuvo estas ayudas al ser un Estado fronterizo afectado. Pero el Gobierno central también ha visto denegado el fondo de solidaridad en casos como las inundaciones de Málaga y de siete incendios contabilizados en 2004.

El fondo de solidaridad de la Unión Europea fue en creado en 2002, a raíz de las inundaciones de ese verano arrasaron los países de Europa Central, con el objetivo de prestar ayuda ante desastres naturales de grandes dimensiones. Su entrada en vigor se produjo el 15 de noviembre y cuenta con un presupuesto anual de 1.000 millones de euros.

Por último la fuentes recordaron que el pasado mes de abril la Comisión Europea presentó una propuesta ampliada de este fondo de solidaridad "que tiene en cuenta una serie de nuevos aspectos" y que aún se encuentra en la "mesa" de negociaciones del Consejo de la UE.

LO MAS LEÍDO