Bergaz, tras el primer derribo en Costa Teguise: “El tiempo nos da la razón, no era tan difícil mandar al piso un esqueleto y restaurar la legalidad”

El PSOE de Teguise exige a Oswaldo Betancort que explique “por qué permitió durante más de una década la mala imagen de una estructura que nunca debió levantarse en contra de la legalidad, y que cumpla con el deber institucional de tumbar el resto de esqu

Derribo 1
Derribo 1

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Teguise, Marcos Bergaz, ha exigido este miércoles al alcalde Oswaldo Betancort, después de que se haya iniciado el primer derribo del esqueleto de un hotel declarado ilegal por la Justicia en Costa Teguise, que explique “por qué permitió durante más de una década que la localidad turística haya sufrido la mala imagen de una estructura que nunca debió levantarse en contra de la legalidad urbanística”, instándole a su vez para que "cumpla con el deber institucional de tumbar el resto de esqueletos sin que tengan que pasar otros diez años".

La demolición del esqueleto se está desarrollando en la parcela 210 de Costa Teguise, en las inmediaciones de la residencia de La Mareta. La mercantil Armadores de Puerto Rico S.A. se comprometió mediante escrito dirigido al Ayuntamiento en fecha 7 de febrero de 2.022 a llevar a cabo el derribo del esqueleto, cuya licencia fue anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en diciembre de 2007, devolviendo la parcela a su estado original.

La licencia ilegal para el esqueleto que ahora se derriba se concedió para un hotel de 599 plazas y su ejecución fue paralizada por los tribunales. El permiso urbanístico anulado incumple el Plan Insular de Ordenación (PIO) de Lanzarote.

“El tiempo nos da la razón, no era tan difícil mandar al piso un esqueleto y restaurar la legalidad”, subrayó Marcos Bergaz, quien añadió: "Con los esqueletos siempre hemos dicho que lo caro para Costa Teguise y la ciudadanía era la mala imagen, el problema social y la pérdida de competitividad que ocasionan en la principal localidad turística del municipio, algo en lo que nos reafirmamos”.

“Desde las filas socialistas hemos sido beligerantes con este asunto, y esperamos que sea un punto de inflexión para romper con el pasado y restaurar la legalidad en todas las parcelas afectadas por unos esqueletos que nunca debieron construirse”, añadió el líder socialista en el municipio de Teguise.

Cabe destacar que las licencias ilegales otorgadas en Costa Teguise no solo fueron anuladas por los tribunales en la vía contencioso administrativa sino que también fueron perseguidas en el ámbito penal, en el marco del caso Yate, por la concesión ilegal de licencias para 1.800 plazas turísticas.

“Desde el PSOE”, destaca Bergaz, “consideramos que se debe informar a la ciudadanía de hechos relevantes, como la demolición de uno de los esqueletos de Costa Teguise, ya que no lo hace el Ayuntamiento, que en manos de Oswaldo Betancort no se ha caracterizado por ser un ejemplo de transparencia”.

El portavoz socialista también ha requerido públicamente a Betancort a que “actúe con firmeza respecto al resto de casos de esqueletos de hoteles ilegales, que afean a Costa Teguise, para lo cual puede contar con el principal partido de la oposición" y que “no vuelva a esperar a que la Justicia le advierta con imponer multas por su pasividad en asuntos de máxima gravedad para el municipio”. “Imponer la legalidad urbanística es su obligación como alcalde y no es tan complicado como siempre manifestamos”, sentencia Bergaz.

 

 

LO MAS LEÍDO