18/Ago/2017

EL INCENDIO TUVO LUGAR EN AGOSTO DE 2014 EN PUERTO DEL CARMEN

El acusado de quemar un piso habitado del que fue expulsado niega los hechos en el juicio

La inquilina que estaba dentro de la vivienda y sufrió quemaduras no ha acudido a declarar como testigo, aunque la Audiencia no ha accedido a suspender el juicio

El acusado, durante la primera jornada del juicio celebrada este lunes (FOTOS: Sergio Betancort)
El acusado, durante la primera jornada del juicio celebrada este lunes (FOTOS: Sergio Betancort)
El acusado de quemar un piso habitado del que fue expulsado niega los hechos en el juicio

Ben William John Jackson, el ciudadano británico acusado de haber provocado un incendio en el interior de la vivienda que compartía en Puerto del Carmen cuando la otra inquilina, Toni J.D., se encontraba durmiendo, ha negado este lunes ante la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas los hechos que se le imputan. Según el escrito de acusación de la fiscal, horas antes de los hechos, ocurridos en la madrugada del 11 de agosto de 2014, Toni J.D. “había requerido al procesado para que abandonase el domicilio”. El hombre está acusado de un delito de incendio con peligro para la vida o integridad física y de una falta de lesiones, por los que la Fiscalía pide una condena de 17 años de prisión y una multa de 540 euros.

Además la fiscal pide que el procesado abone, en concepto de responsabilidad civil, 44.520 euros que la compañía GES Seguros y Reaseguros S.A ha pagado a los propietarios de la vivienda. Asimismo, reclama que pague otros 2.628 euros a la dueña de una casa colindante, que sufrió desperfectos como consecuencia del incendio.

Ben Willian John Jackson, que está en prisión provisional desde el 14 de agosto de 2014, ha asegurado que llevaba un mes compartiendo, junto a su pareja y su bebé de cinco meses, la vivienda con Toni J.D.  como inquilina principal, ya que “ella no tenía dinero” y de esta forma compartían los gastos. El acusado ha negado su declaración inicial, en la que indicó que la mujer le había dejado vivir en la casa a él y a su familia porque era él quien “tenía problemas económicos”. Éste no ha sido el único aspecto de su declaración que ha cambiado a lo largo de la primera jornada del juicio. 

 

Asegura que decidió irse él de la casa


Acompañado por una intérprete, el acusado ha asegurado que la inquilina no le había pedido que se fuera de la vivienda, sino que fue él quien decidió hacerlo. Según su nuevo relato, “había varias personas en la casa y droga por todos lados”. Motivos por los que cogió a su bebé y se marchó “a casa de un amigo”. Su pareja posteriormente también se fue. Más tarde, afirma que él decidió volver a la vivienda, al comprobar que se había dejado cosas, entre ellas “una sillita del bebe y 450 euros metidos en la funda de un dvd”.

No obstante, ha asegurado que al llegar a la vivienda encontró la puerta cerrada, se asomó por una rendija, llamó a la inquilina sin que le contestase, miró por la ventana y se fue. A preguntas de la defensa, ha asegurado que no encontró "ningún cristal roto de la ventana de al lado de la puerta de acceso" y que “no provocó ningún fuego”.  También ha afirmado que regresó a la mañana siguiente “para hablar” con Toni J.D. e intentar llegar a un acuerdo. “Llegué a las ocho de la mañana y entonces vi a la Guardia Civil”, ha indicado.

El acusado también ha declarado que en la vivienda solía haber “velas de todos los tamaños” porque la inquilina era “hippie”. Sin embargo, cuando ha sido preguntado no ha podido precisar si ésta en alguna ocasión se las dejaba encendidas cuando se iba a dormir.

 

Petición de suspensión


El juicio se ha iniciado con retraso ya que varios testigos no han comparecido, entre ellos la inquilina de la vivienda que, como consecuencia del incendio, sufrió en su día una quemadura en el antebrazo.Según se recoge en el escrito del Ministerio Fiscal, la mujer ha renunciado a toda indemnización que pudiera corresponderle y no presentó denuncia, pero sí había sido citada como testigo.

Juicio incendio apt PºTº Carmen (1)

La fiscal ha solicitado la suspensión del juicio por considerar que su testimonio era necesario para “conocer el móvil”. Por su parte, la defensa ha argumentado la necesidad de que el juicio se desarrollase teniendo en cuenta que el acusado lleva desde 2014 en prisión preventiva, que ya se produjo una suspensión y que se han desplazado testigos expresamente desde el Reino Unido. “¿Qué hacemos con ellos, se les pide que vengan otra vez”, ha preguntado.  

Finalmente la Sala ha decidido celebrar el juicio tal y como se había previsto, este lunes y martes. En este sentido ha señalado que Toni J.D., que reside en Londres, “sabía que no había problema en absoluto para testificar por videoconferencia y no lo ha solicitado”. Además ha considerado que “no hay expectativas de que se produzca un cambio” en un futuro nuevo señalamiento de juicio y que hay que tener en cuenta los desplazamientos que se han producido y el periodo que el procesado lleva privado de libertad.  

En esta sección
Comentarios