lavozdelanzarote 4:57 h. Miércoles, 30 de julio de 2014

ESTE FIN DE SEMANA OCUPARON EL APARCAMIENTO CERCANO A LA PLAYA

Los usuarios de autocaravanas protestan por el cierre de la acampada en Arrieta y el alcalde afirma que la situación "se había ido de madre"

· 18 de marzo de 2013

Los usuarios de autocaravanas protagonizaron este fin de semana una protesta en Arrieta, después de que se les cortara el acceso a la zona donde solían instalarse. Los campistas ocupaban una zona entre el barranco y el restaurante de la playa, pero desde hace unas semanas se han colocado piedras en el acceso y no pueden utilizar este espacio, que es un terreno privado. El Ayuntamiento está de acuerdo y justifica esta decisión en que la situación “se había ido de madre”.

Todos los fines de semana acampaban cerca de 25 autocaravanas en esta playa. Este fin de semana, los usuarios decidieron aparcar sus vehículos en el aparcamiento de Arrieta, dejándolo completamente ocupado.

El problema es que en la isla no hay ningún sitio de acampada, y el Ayuntamiento de Yaiza ya ha anunciado que no abrirá el camping de Papagayo en Semana Santa. Los usuarios de las autocaravanas no pretenden rendirse y seguirán intentando disfrutar de esta actividad en la isla. Si no puede ser en Haría, según ha señalado un usuario a La Voz, se trasladarán a otros municipios.

Este usuario ha insistido en que las personas que van con su autocaravana a Arrieta “no ensucian, porque estos vehículos son autosuficientes, tienen su baño químico y todo”. “Los que ensucian son los domingueros, que van a hacer paellas y dejan tiradas las botellas de ron y coca-cola”, se ha quejado.

“Este terreno privado no reunía las condiciones”

Sin embargo, el alcalde defiende el cierre de este lugar. “El terreno privado no reunía las condiciones. Nos pusimos en contacto con la propiedad para que ordenara esta situación. Nos dijo que actuáramos nosotros, porque aquello ya se había convertido en un problema y no estábamos de acuerdo con lo que estaba sucediendo”, ha admitido el alcalde de Haría, José Torres Stinga, que ha asegurado que “si hubiese sido un terreno municipal, habríamos intentado ordenarlo”.

“El Ayuntamiento tampoco está de acuerdo en esta especie de campamento que no reúne las mínimas condiciones. Desde el punto de vista estético, la situación era chocante e insostenible. Podemos ser comprensivos, pero la situación ya se había ido de madre”, ha insistido.

Además, ha asegurado que no permitirá otro acto de protesta como el de este fin de semana, cuando los usuarios de las autocaravanas colapsaron el aparcamiento de Arrieta. “El Ayuntamiento tiene mecanismos y poco a poco los irá poniendo en marcha”, ha advertido.