20/Nov/2017

CONSIDERAN QUE JOSÉ JUAN CRUZ DEBERÍA OSTENTAR LA PRESIDENCIA

El PSOE presenta una propuesta "sin líneas rojas" para el "imprescindible" relevo de San Gines

Los socialistas trasladan a la mesa de partidos su propuesta programática: "Lanzarote no merece ser gobernada por un presidente a la espera de juicio por delitos como prevaricación o coacciones"

El PSOE presenta una propuesta "sin líneas rojas" para el "imprescindible" relevo de San Gines

El Grupo Socialista en el Cabildo de Lanzarote ha remitido a todas las fuerzas políticas presentes en la mesa de partidos su propuesta programática para el Cabildo, una propuesta "sin vetos ni líneas rojas que hagan imposible el relevo de San Ginés". El documento, que lleva por título 'Una mayoría transversal ante una situación excepcional', plantea que recuperar la dignidad en el Cabildo de Lanzarote es una tarea que incumbe a todas las fuerzas políticas, pero recoge que dada la "posición de transversalidad" del PSOE y "su condición de fuerza más votada entre los que proponen en cambio", debería ser su cabeza de lista, José Juan Cruz, quien ostente la Presidencia. 

Cruz ha destacado que el documento propuesto recoge las principales líneas programáticas que orientarían el gobierno de la primera institución insular hasta el final de la legislatura. “Nuestra propuesta programática se centra en los aspectos que consideramos fundamentales: reorientar el gasto y los esfuerzos en las personas, garantizar la transparencia, recuperar el consenso sobre el territorio, reorientar la promoción económica, garantizar la titularidad pública de los servicios estratégicos, recuperar el respeto a los funcionarios y al personal laboral del Cabildo, promover la recuperación y puesta en valor del patrimonio e identidad cultural e implicar al Cabildo en un Plan de Capitalidad que reconozca el lugar central de Arrecife en la estructura insular”, ha detallado.

El cabeza de lista del PSOE ha apuntado que, aunque el documento debe ir ahora a la mesa de partidos, en su elaboración se han tenido en cuenta las propuestas de Ciudadanos y Somos Lanzarote. “Ambas fuerzas han tenido un comportamiento enormemente generoso y nos han trasladado los principales puntos que habría que incluir para llegar a un acuerdo. Podemos, sin embargo, ha preferido, legítimamente, reservar sus propuestas para la próxima reunión de la mesa”.

Cruz ha manifestado su convencimiento de que el documento será un punto de partida válido para conseguir un acuerdo con el resto de las fuerzas políticas. “Lanzarote no merece ser gobernada por un presidente a la espera de juicio oral por delitos tales como la prevaricación o las coacciones que suponen hacer prevalecer la voluntad propia sobre el ordenamiento jurídico y el uso de los recursos públicos para imponer esa voluntad personal a los administrados en un ejercicio perverso de sus propias competencias”, ha señalado.

 

"Necesidad imperiosa de poner fin a la presidencia de San Ginés"


En el documento, el PSOE recuerda que abandonó el grupo de gobierno "en un ejercicio de dignidad política y coherencia, tras comprobar que ni Coalición Canaria ni San Ginés tenían intención de dar respuesta a la crisis institucional desatada por el procesamiento del presidente"

"Nuestro abandono del gobierno insular, dejando en minoría a San Ginés y a Coalición Canaria, supuso pasar con carácter inmediato a la oposición puesto que nuestro objetivo nunca fue mantenernos en el gobierno a cualquier precio. Renunciamos, incluso, a liderar en un primer momento la conformación de una alternativa dado que entendíamos que el PSOE había dado el primer paso al abandonar el grupo de gobierno y correspondía a otras fuerzas políticas proponer una posible moción de censura tras valorar ese primer gesto del PSOE", señalan los socialistas.

Desde el primer momento, continúan, "el resto de fuerzas políticas, con la excepción del Partido Popular, han coincidido en la necesidad imperiosa de poner fin a la presidencia de Pedro San Ginés y, a lo largo de este tiempo, se han producido diversos encuentros bilaterales en los que se ha compartido un diagnóstico común y se han señalado, con un alto nivel de coincidencia, las líneas programáticas en las que se podría sustentar un acuerdo de gobierno"

 

Un pacto que exige "responsabilidad y generosidad"


El PSOE considera que "es el momento de concretar programas y personas y propone un acuerdo para dar lugar a una mayoría transversal ante una situación excepcional", a conformar un pacto que aglutine tanto al núcleo de izquierda como a otras formaciones "situadas en otros puntos del espectro ideológico", dado que "la aritmética electoral condiciona cualquier tipo de acuerdo y la posibilidad de conformar un bloque de izquierdas se enfrenta a la realidad de que tal bloque tan solo aporta diez consejeras y consejeros, insuficientes para provocar el cambio que Lanzarote necesita y exige."

"Conformar un pacto capaz de aglutinar ese núcleo de izquierda compuesto por Somos Lanzarote, Podemos y el propio PSOE con fuerzas como Ciudadanos, el Partido de Independientes de Lanzarote o Nueva Canarias, exige generosidad y responsabilidad", añaden los socialistas que, por ello, apuntan que prefieren "no hablar de vetos ni de líneas rojas que puedan hacer imposible el imprescindible relevo de San Ginés y Coalición Canaria al frente del Cabildo de Lanzarote".

 

Un acuerdo "de todos" aunque no todos entren en el  Gobierno


"El PSOE de Lanzarote considera que lo verdaderamente importante es centrarnos en lo que nos une, centrarnos en los elementos que nos permitan conformar esa mayoría transversal que la situación excepcional que estamos viviendo requiere", insiste el partido, que considera que todas las fuerzas políticas, a excepción de Coalición Canaria, que ha originado la actual situación por su negativa a remover de la Presidencia a Pedro San Ginés, pueden y deben formar parte de este proyecto", aunque entiende la "renuencia" de algunas formaciones a formar parte de un gobierno que no colma sus aspiraciones o las de la ciudadanía a la que representan".

No obstante, considera que "el cambio ha de sostenerse en el acuerdo programático de todas las fuerzas que pudieran sumarse a la censura, por más que el gobierno resultante de la misma pueda constituirse por solo algunas de las organizaciones censurantes, que habrán de contar con el respaldo leal y sincero del resto de fuerzas para garantizar la gobernabilidad hasta 2019".

En esta sección
Comentarios