26/Mayo/2017

EL ACTO TUVO LUGAR EN LA CIBERBIBLIOTECA MUNICIPAL DE SAN BARTOLOMÉ

Alumnos del colegio El Quintero realizan un recorrido poético por Canarias

Niños de 5º y 6º de primaria recitaron versos de escritores isleños como Josefina Pla o Marcos Hormiga

Alumnos del colegio El Quintero realizan un recorrido poético por Canarias

Fotos: Sergio Betancort.

 

Alumnos de 5º y 6º de primaria del colegio El Quintero de San Bartolomé, junto a su profesora, Luz María Duque Dorta, se dieron cita en la Ciberbiblioteca Municipal para llevar a cabo un acto cultural denominado “Recorrido Poético: Canarias, Poesía y Música”. 

Esta iniciativa surgió del grupo de lectoras que acude cada primer jueves del mes para practicar la lectura en voz alta. Tere Perera, como portavoz del grupo, presentó esta iniciativa a la profesora Luz María Duque, quien junto Daniel Aguiar, compañero de clase, decidió ponerse manos a la obra. Éstos invitaron a los 42 alumnos de los curso de 5º y 6º de primaria a participar, de los que solo 9 se comprometieron a dar este paso.

Para esta primera cita, los docentes eligieron poemas de escritores canarios, como Josefina Plá, María Jesús Alvarado, Pepa González, Marcos Hormiga y José María Millares Sall, entre otros.

Con esta iniciativa no solo se pretendía que el alumno valorase la lectura en voz alta,  sino que además le diera una correcta entonación. Algo muy fundamental a la hora de leer en público, como no taparse la cara, mirar a los ojos, o respetar con el silencio para luego actuar correctamente ante el público, también fue tomado en cuenta. Cada una de las intervenciones estuvieron acompañadas musicalmente con la guitarra de Luz María Duque, quien eligió algunas obras de compositores como Blas Sánchez, Héctor Ayala, Sebastián Zambrana y Leo Brower, entre otros.

Este novedoso proyecto se inició en el primer trimestre y parte del segundo, y para poder sacarlo adelante los alumnos participantes se tuvieron que privar del recreo. Pero la ilusión y ganas con la que los estudiantes lo acogieron mereció la pena. El salón de la Ciberbiblioteca Municipal se quedó pequeño para poder dar cabida a familiares y amigos de los alumnos, quienes no quisieron perderse el encuentro.

En esta sección
Comentarios