DOS MIEMBROS MÁS FUERON DETENIDOS DÍAS DESPUÉS DE MORIR PERERA

La Guardia Civil da por desarticulada la banda del asalto de La Florida e investiga si cometió otros

lavozdelanzarote.com · 19 de septiembre de 2016
Imagen de la vivienda asaltada en La Florida.
Imagen de la vivienda asaltada en La Florida.

La banda criminal que asaltó y torturó brutalmente a José Antonio Perera en su casa de La Florida podría estar completamente desarticulada. Esto es lo que cree la Guardia Civil, que con 7 integrantes de esta organización detenidos y la mayoría de ellos en prisión provisional considera que “todos” han sido ya capturados. Y es que, aunque no habían trascendido hasta ahora, apenas unos días después de que se hicieran públicas las primeras 5 detenciones y de que Perera falleciera tras sufrir un trombo, otros dos integrantes de este grupo criminal fueron detenidos. La investigación, no obstante, continúa abierta, ya que los agentes creen que este grupo podría haber actuado con anterioridad e investiga su “relación” con otros casos similares que aún no se han resuelto. 

Los últimos arrestos se produjeron el 14 y el 15 de marzo pasados, aunque no se habían hecho públicos hasta el momento. Según ha confirmado ahora a La Voz el cuerpo policial, el 14 de marzo fue detenido en Lanzarote A.G.C., un hombre de 46 años con antecedentes policiales. Al día siguiente, se entregaba en Tenerife N.V.M.A., un joven de 26 años, también con una lista considerable de antecedentes policiales. Según la Guardia Civil, ambos participaron en el asalto al chalet de La Florida y habrían participado también en otros robos con violencia. Tras su arresto y su puesta a disposición judicial, se decretó su ingreso en prisión provisional a la espera de juicio.

Estos dos últimos detenidos son ambos originarios de Canarias, al igual que los otros 5 que ya habían sido arrestados. La mayoría residía en Tenerife, aunque tenían algún “nexo de unión” con Lanzarote, según detalló entonces el cuerpo policial. Con su detención, son en total 7 los integrantes de este grupo criminal identificados por la Guardia Civil. Y todos ellos excepto uno fueron enviados a prisión provisional, dada la gravedad de los cargos que se les imputan, y que incluyen robo con violencia, detención ilegal, lesiones graves, tenencia ilícita de armas de fuego, robo de uso de vehículo a motor y pertenencia a grupo criminal. 

La única persona que no fue enviada a prisión y quedó en libertad con cargos tras su arresto es una mujer. Presuntamente fue ella ella quien hizo las veces de ‘gancho’ en el asalto a la casa de Perera. Cuando la pareja de este carpintero de San Bartolomé volvió a casa tras dejar a los niños en el colegio, se la encontró en la puerta. Ella le aseguró entonces que pertenecía a la Agencia anti Blanqueo de Capitales y logró que la invitara a pasar, bajo el pretexto de hacer alguna comprobación. Dentro de la vivienda, halló a su compañero sentimental siendo víctima de fuertes golpes e incluso descargas eléctricas por parte del resto de integrantes de la banda. Los delitos por los que está siendo investigada esta mujer no son “tan graves” como los del resto de miembros de este grupo criminal, ha señalado la Guardia Civil. Por ese motivo, no ingresó en prisión.

 

“Creemos que están involucrados en casos similares”


Mientras sigue la instrucción del caso y los detenidos esperan el juicio, la Benemérita continúa investigando sus acciones delictivas. Los agentes están convencidos de que esta misma banda había actuado con anterioridad, aunque “de momento” no han podido vincularlos con otros casos. Al hacer públicas las primeras detenciones, la Benemérita ya indicó que había hallado “indicios” que relacionan a esta organización criminal con otros dos asaltos ocurridos en la isla en 2013. Uno de ellos tuvo lugar en Tinajo, en octubre de ese año, y otro unos meses después, en diciembre, en Tinguatón. Al igual que le sucedió a José Antonio Perera, en esos dos robos los asaltantes emplearon una violencia extrema con las víctimas. A una de ellas llegaron incluso a taladrarle la rodilla.

Medio año después de estos arrestos, los agentes continúan trabajando en esta misma línea e investigando “todas las relaciones” de miembros de la banda con delitos anteriores cometidos “con el mismo modus operandi”. Esas pesquisas, además, no se limitan únicamente a las áreas cuyo control depende de la Guardia Civil, sino que se extienden también a las zonas controladas por la Policía Nacional, con quien han intercambiado abundante información a lo largo de las pesquisas. “Creemos que están involucrados en casos similares”, recalca la Benemérita. 

Según ha explicado el cuerpo, los antecedentes de los dos últimos detenidos eran en todos los casos por delitos contra el patrimonio, incluyendo otros robos con violencia. Además, cuando fueron detenidos los primeros 5 miembros, la banda estaba planeando otro asalto en la isla. De hecho, La Voz de Lanzarote pudo confirmar entonces que los agentes precipitaron su arresto para evitarlo. 

En el caso del asalto a esta casa de La Florida, la violencia que se utilizó fue extrema y los detalles del caso causaron gran conmoción social. José Antonio Perera fue despojado de su ropa por sus agresores. Después lo maniataron, lo golpearon con fuerza y lo sometieron a descargas eléctricas. Tras la paliza, este carpintero tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital Doctor Negrín de Las Palmas de Gran Canaria. Había sufrido fracturas en el cráneo, el brazo y las costillas, por las que tuvo que ser operado en varias ocasiones y permaneció 14 días en cuidados intensivos. Casi dos meses después, ingresó de nuevo en el hospital, tras haber sufrido un trombo, un coágulo de sangre en una pierna. Finalmente terminó falleciendo como consecuencia de una parada cardiorrespiratoria.

Sus agresores habían pasado semanas vigilando la casa y tomando nota de las rutinas y horarios de la familia. En la casa de este carpintero buscaban dinero en metálico, pero, tras registrarla entera e incluso romper paredes buscándolo, solo encontraron algunas joyas. En el caso de los robos cometidos en 2013, que se investiga ahora si fueron obra de los mismos asaltantes, lograron llevarse 12.000 euros. 

Sigue La Voz en