20/Nov/2017

LOS FAMILIARES PAGABAN "1.300 EUROS" POR TENERLOS INGRESADOS SEGÚN SOSA

Juan Manuel Sosa afirma que el Cabildo "no puede" realojar a los ancianos de 'Sol de Otoño'

El consejero de Bienestar Social cree que "sería una injusticia" dar prioridad a los mayores de esta residencia privada para ingresar en una pública cuando "hay otros en lista de espera incluso desde hace un año"

Juan Manuel Sosa afirma que el Cabildo "no puede" realojar a los ancianos de 'Sol de Otoño'

Aunque hace apenas 72 horas que tomó posesión como consejero de Sanidad y Bienestar Social del Cabildo, Juan Manuel Sosa afirma haberse preocupado por la situación de la antigua residencia 'Sol de Otoño'. Sin embargo, asegura que nada puede hacer la institución por realojar a los ancianos que allí continúan porque "sería una tremenda injusticia". 

Sosa asegura que tras el "alarmismo social" surgido tras conocerse la nueva orden de cierre que pesa sobre esta residencia ubicada en Tías que la Policía Local acudió a precintar el sábado sin poder hacerlo al haber ancianos en el interior, se puso a trabajar para intentar encontrar una solución, que pasaba bien por realojar a los mayores en otro centro o bien por destinar una partida para que los familiares pudieran contratar a auxiliares que cuidaran de los ancianos en la casa.

Sin embargo, apunta que tras haber hablado con los técnicos de la institución, el Cabildo "no puede" hacer nada. Y es que, el nuevo consejero de Bienestar Social del Cabildo cree que sería "injusto" que se destine una partida del Cabildo a tal fin cuando los familiares de los ancianos allí alojados estaban pagando "1.300 euros" por tenerlos allí o que se les de prioridad para que ingresen en una residencia pública cuando hay otros mayores en lista de espera incluso "desde hace un año".

En este sentido, Sosa explica que el ingreso de una persona en una residencia pública conlleva un proceso, que se ha de "presentar una solicitud" y después los técnicos deben hacer "una evaluación" de la persona sobre la que se ha solicitado su ingreso. "Se les asigna una calificación y se les pone en lista de espera, pero los familiares de estas personas nunca lo han solicitado", precisa. De esta forma, el consejero cree que "no puede poner por delante a personas que no estaban en la lista". "No se puede colar a nadie porque no les tuvieran en condiciones", apunta el consejero, que cree además que si los familiares estaban pagando "1.300 euros" por tenerlos ingresados en la antigua residencia 'Sol de Otoño', ahora gestionada por la Asociación para el respiro familiar y ayuda a la tercera edad Virgen de Los Dolores, "pueden pagar otra residencia o contratar a alguien para que los cuide en casa". 

No obstante, el consejero de Bienestar Social del Cabildo afirma que este viernes habló con el alcalde de Tías, con familiares de algunos ancianos de la antigua residencia 'Sol de Otoño' y que, incluso, llamó a Fuerteventura para ver si allí había alguna residencia privada que se pudiera hacer cargo de los mayores. 

En esta sección
Comentarios