19/Sep/2017

LO HA VENDIDO EL ESTABLECIMIENTO IMPRENTA VARGAS DE VALTERRA

La Bonoloto deja un premio de más 662.000 euros en Arrecife

El acertante jugó de forma automática e invirtió 1,5 euros. Elimaida Vargas, la mujer que vendió el boleto, cree que el acertante es un hombre, aunque "todavía no ha asomado la patita" por el establecimiento...

La mujer que vendió el boleto afortunado en Valterra. (Fotos: Sergio Betancort)
La mujer que vendió el boleto afortunado en Valterra. (Fotos: Sergio Betancort)
La Bonoloto deja un premio de más 662.000 euros en Arrecife

El sorteo de la Bonoloto del pasado viernes 31 de octubre dejó un premio de 662.701,42 euros en Arrecife. El ganador selló su boleto en el establecimiento Imprenta Vargas, en la calle Añaza, en el barrio de Valterra.

Solo una persona ha acertado en toda España. Elimaida Vargas, la persona que vendió el boleto, está “en las nubes, súper contenta” por haber repartido “el único premio de primera categoría” de todo el país. La combinación ganadora fue la compuesta por los números 3, 10, 13, 14, 22 y 36, más el complementario 20 y el reintegro 8.

El acertante jugó de forma automática tres apuestas. Invirtió 1,5 euros y se acabó llevando casi 663.000 euros. “La apuesta no fue generada por el apostante”, explica Vargas, que cree que el afortunado es un hombre. “Me puedo equivocar, porque todavía no ha enseñado la patita por aquí. Nos gustaría darle un abrazo”, señala esta mujer, que asegura que “muchos clientes” suelen ir a celebrar lo que les ha tocado aunque sea “poco”.

 

Una persona que “lo necesitara de verdad”


Además, asegura que desde esta administración al final siempre se acaban enterando de quién es el afortunado. “Antes o después lo sabemos por vecinos, por familiares, porque se comenta en el barrio. Me gustaría que fuera una persona que lo necesitara de verdad. Uno aspira a que alguien con ese dinero sea productivo tanto con su familia como con la sociedad”, señala.

Elimaida ya está acostumbrada a repartir premios y no le duele cuando el dinero no le cae a ella. “Te puede tocar o no, pero mi trabajo es dar suerte y me alegro como si me hubiera tocado a mí. Es que a mí me toca un euro y ya lo celebro”, afirma emocionada esta joven.  

No es la primera vez que este establecimiento reparte un premio tan grande. El 25 de enero de 2007 repartió el premio más grande de su historia de 1,4 millones de euros en La Primitiva. 90 días antes también habían dado un premio de unos 500.000 euros. 

En esta sección
Comentarios