"NO SE PUEDE EXPULSAR LO QUE NUNCA HA ESTADO", DEFIENDE VECINOS UNIDOS

Medina responde a Somos y afirma que seguirá “en la oposición”: “No ha cambiado nada”

lavozdelanzarote.com · 17 de octubre de 2016

 

 

El concejal de Vecinos Unidos Andrés Medina cree que su expulsión del grupo político de Somos Lanzarote en el Ayuntamiento de Arrecife es un “acto simbólico de cara a la galería”. “No se puede expulsar lo que nunca ha estado”, defiende Vecinos Unidos en un comunicado, afirmando que el edil “jamás” se ha “afiliado ni adscrito” a Somos Lanzarote. Después de que la organización decidiera expulsar a Medina, que ha venido actuando desde el inicio de la legislatura al margen de Somos y en nombre de Vecinos Unidos en el Consistorio, la formación de Medina replica que hubo “incumplimientos” por parte de Somos y defiende que seguirán “trabajando como hasta ahora, en la oposición”, presentando “nuestras mociones” y “votando a nuestro criterio”. 

Así, la agrupación considera de un lado que la expulsión, que afirman haber conocido “a través de los medios de comunicación”, materializa una “situación de facto desde octubre de 2015” y, de otro, a través de una serie de reproches, pregunta a Somos “quién ha incumplido”. Aseguran que continuarán “defendiendo los intereses de aquéllos que creyeron y votaron por nosotros… ¡Los vecinos!”. “Porque Andrés Medina es un concejal que trabaja en la calle, y no un florero como pretendían otros”, apostillan.

La nota de la formación en la que se integra Andrés Medina incluye una serie de “puntualizaciones”, que afirman que hacen “sin ánimo de crear polémica”, acerca de los “incumplimientos” en los que se basó Somos para expulsar al edil de su grupo. En primer lugar, Vecinos Unidos reprocha que Somos no respondiera a las alegaciones de Medina al expediente. Según explican, tras tener conocimiento de la apertura de ese expediente por “burofax” el 10 de agosto, al día siguiente  respondieron con “unas alegaciones contundentes en tiempo y forma”, que fueron “entregadas y registradas debidamente en Correos, para cualquier posible requerimiento judicial” y “para evitar malas artes” también enviaron por correo electrónico a la Comisión de Garantías y Derechos de Somos Lanzarote.  La presunta Comisión de Garantías nunca respondió a nuestras alegaciones, pese a que el Artículo 22.11 de sus Estatutos deja bien claro que la Comisión de Garantías ‘tiene la obligación de contestar motivadamente los recursos realizados en primera y segunda instancia’”, afirma Vecinos Unidos. 

De otro lado, señalan que los representantes de Vecinos Unidos y Somos redactaron en junio de 2015 un documento en el que acordaban “respetar el marco reglamentario de Somos Lanzarote como un mecanismo de trabajo conjunto provisional, al igual que Somos Lanzarote respeta la postura de Vecinos Unidos con respecto al citado marco reglamentario”, pero critican que ese documento “nunca” se llevó a la asamblea de Somos Lanzarote.” ¿Quién ha “incumplido”?”, preguntan.

Otro reproche a Somos Lanzarote es que “dejaron de invitar” a Andrés Medina a las asambleas y lo “borraron” del grupo de Whatsapp. Vecinos Unidos afirma que por ese motivo decidieron emplear el correo electrónico, “medio válido legal y jurídicamente”, inciden, para “solicitarles que apoyaran una serie de mociones” de Vecinos Unidos. “Su respuesta fue un Escrito que el concejal de Somos Lanzarote, Borja Rubio, registró el 28 de julio de 2015 en el Ayuntamiento de Arrecife, recogido en el Acta del 31 de julio, afirmando que “no va a defender las Iniciativas” de Vecinos Unidos. ¿Quién ha “incumplido”?”, agregan.

La agrupación en la que se integra Andrés Medina asegura también que “siempre” ha pedido a Somos que informe a su concejal de “qué debe votar” en los plenos del Consistorio, pero afirman que no han obtenido “ninguna respuesta” al respecto. Por último señalan que el grupo de Somos abrió una cuenta bancaria “sin contar para nada” con Medina y aseguran que el partido se ha “quedado” la “parte proporcional que le corresponde a Medina para gastos por su labor como edil” y “sin ningún tipo de explicación”. 

Sigue La Voz en