24/Sep/2017

RECONOCE NO OBSTANTE QUE ERA DE UN TAMAÑO "CONSIDERABLE"

Eugenio pide "tranquilidad" por la piedra caída en Jameos: "Cayó en una zona no transitable"

El consejero de Turismo del Cabildo afirma que se hacen revisiones cada 15 días y acusa al Comité de Empresa de "crear alarma"

Imagen de la piedra que cayó en Los Jameos
Imagen de la piedra que cayó en Los Jameos
Eugenio pide "tranquilidad" por la piedra caída en Jameos: "Cayó en una zona no transitable"

El consejero de Turismo del Cabildo, Echedey Eugenio, ha acusado al Comité de Empresa de los Centros Turísticos de "crear alarma" con la piedra que el martes se cayó en Jameos del Agua. "Cayó en una zona no transitable", ha afirmado este jueves en Radio Lanzarote-Onda Cero. 

De esta forma, aunque Eugenio ha reconocido que era "una piedra considerable" y ha expresado su "preocupación" por su caída, ha pedido no obstante "tranquilidad". Y es que, ha señalado que, según el primer estudio de la geóloga, la piedra "no se desprendió de ninguno de los techos, sino del agujero", de la zona que está abierta al sol y al viento", aunque este hecho estaba pendiente de confirmarse a lo largo de este jueves, cuando la geóloga iba a realizar una inspección al mismo. 

También ha negado Eugenio que la caída de la piedra tenga "nada que ver" con la huelga como manifestó el presidente del Comité de Empresa, Antonio Bonilla, que cuestionó las labores de mantenimiento que supuestamente se habían llevado a cabo durante la misma por el personal que no la secundó. "Una piedra no se desprende en 20 días", ha apuntado el consejero de Turismo, que ha puntualizado que "igual que la dirección de la empresa tiene que respetar muchísimo el derecho a la huelga de los que quieren asistir, el Comité de Huelga está obligado por ley a respetar muchísimo al trabajador que esté dispuesto a ir a trabajar". 

 

Afirma que se hacen revisiones cada 15 días


Echedey Eugenio también ha afirmado que "hay un plan de revisiones quincenal para comprobar que no hay ninguna piedra suelta". "Es más, cada vez que hay un acto en el auditorio o en la pista de baile se revisa que no haya ninguna piedrita a punto de desprenderse", ha asegurado el consejero, anadiendo no obstante que "en una cueva natural, ningún geólogo o ingeniero puede decir que no se vaya a caer mañana una piedra". "Pero ni en ésta, ni en la Cueva de los Verdes, ni en Altamira, porque son espacios que no tienen una física concreta", ha precisado. 

Sobre el peso de la piedra, Eugenio no ha confirmado si pesaba unos "400 ó 500 kilos" como aseguraron desde el Comité de Empresa, pues ha dicho que se estaba pendiente de que bajara la marea para poder sacarla. Lo que sí ha apuntado al respecto es que medía "entre 50 y 80 centímetros". "Las personas que estaban en los alrededores del lago imagino que se asustarían, porque es una piedra de un tamaño considerable y más cuando cae desde altura", ha reconocido el consejero, que ha insistido en cualquier caso en que "cayó en una zona no transitable" y en que "hay que mantener la prudencia". 

 

"No tiene que existir un estudio concreto sobre el Jameos Music Festival" 


Por otro lado, preguntado por si existe algún informe que determine que eventos como el Jameos Music Festival no causan daños a la cueva, Echedey Eugenio ha apuntado que no existe "un estudio concreto", porque "no tiene que existir". Al respecto, ha explicado que en la licencia de apertura que Jameos del Agua obtuvo el año pasado "se recoge el tipo de eventos que se pueden realizar, el aforo máximo y los decibelios a los que se puede poner la música". "Todos los eventos que se organicen y que cumplan con esas condiciones se pueden realizar entendiendo que no generan ningún problema ni para la cueva, ni para el jameíllo ni para nada", ha añadido. 

De esta forma, Eugenio ha defendido que "ni el Jameos Music Festival, ni los conciertos que hay los martes, jueves y sábados, ni la música ambiental, pasan de esos decibelios". "Además, la música que está a más decibelios no es precisamente la del Jameos Music Festival, porque se dan unas condiciones acústicas tan especiales dentro de este espacio que no es necesario subir la música a un volumen determinado", ha señalado. Por lo tanto, ha sentenciado que "no se va a pedir un informe cada vez que quiera un miembro de la oposición o algún periodista".

Así, el consejero de Turismo ha dicho que la única crítica que admite a este evento es que "haya gente que diga que no le gusta porque no le gusta este tipo de música", pero "no que se le busque la vuelta de que se está cayendo la piedra porque se está poniendo música".

"Jameos, pese a lo que digan algunos, fue creado por César como una sala de fiestas entre otras cosas y como tal se está utilizando cuatro viernes al año, con unos decibelios muy medidos, unas medidas de cuidado del entorno muy especiales, para un tipo de público que respeta mucho el entorno y con un tipo de música que, de verdad, hay que estar ahí para oír. ¿Por qué va a afectar más la música de Jameos Music que una de la orquesta clásica si trabajan a los mismos decibelios?", ha concluido. 

En esta sección
Comentarios