CUATRO ESTABAN YA EN PRISIÓN POR EL ASALTO Y TORTURA A PERERA

La banda detenida por el crimen de Juan Carlos Tejera es la misma que asaltó la casa de La Florida

lavozdelanzarote.com · 23 de septiembre de 2016
Objetos intervenidos por la Guardia Civil cuando detuvo a los presuntos autores del asalto a Perera.
Objetos intervenidos por la Guardia Civil cuando detuvo a los presuntos autores del asalto a Perera.

Juan Carlos Tejera y José Antonio Perera fueron presuntamente atacados por las mismas personas. Así lo ha confirmado a La Voz la Guardia Civil, después de que la Policía Nacional hiciera pública este viernes la detención de 5 personas por el secuestro y asesinato de Tejera en marzo de 2015.  De esas 5 personas, 4 ya habían sido detenidas previamente por la Guardia Civil, por el asalto a la vivienda del carpintero José Antonio Perera en La Florida. De hecho, se encontraban en prisión provisional cuando se les detuvo e imputó este nuevo delito. En cuanto a la quinta, fue arrestada por la Policía Nacional en La Gomera, aunque pertenecería presuntamente a la misma banda, asentada en Tenerife y con "vínculos" en Lanzarote.

Según han señalado desde la Guardia Civil, fue en el transcurso de su investigación sobre el asalto en La Florida cuando hallaron una prueba que resultó después fundamental para esclarecer el asesinato de Juan Carlos Tejera, ocurrido 10 meses antes. Se trataba de una huella dactilar, que puso a la Policía Nacional sobre la pista de los presuntos asesinos de Tejera. Y es que aunque las investigaciones corrían a cargo de cuerpos policiales distintos, desde la Guardia Civil precisan que es "habitual" que exista colaboración para resolver estos casos.

Así, tres meses después de que la Guardia Civil detuviera a varios miembros de esta banda, que ingresaron en prisión provisional el pasado mes de marzo, cuatro de ellos fueron arrestados de nuevo por la Policía Nacional, estando ya en el Centro Penitenciario de Tahíche. Se trata de J.C.C.H. de 46 años, N.D.P.P. de 38 años, A.E.G.G. de 46 años y A.D.D. de 36 años. A ellos se suma J.A.D.R., de 60 años, el único que no se encontraba en la cárcel de Tahíche al ser arrestado y que fue detenido en la isla de La Gomera entre el 15 y el 17 de junio pasado, según las fechas proporcionadas por la Policía Nacional.

Todos los detenidos son de nacionalidad española algunos y residían en Tenerife y otros en Lanzarote. Además, según ha señalado la Policía, todos tenían antecedentes, “tanto policiales como judiciales, por diferentes tipos delictivos”.

 

La Guardia Civil sigue investigando su posible participación en otros delitos


Cabe recordar además que la Guardia Civil, aunque da la banda por desarticulada, continúa investigando, ya que cree que podrían ser responsables de otros hechos similares ocurridos en la isla, y cuya investigación está en manos de la Benemérita. Entre ellos, encontró indicios de su posible participación en dos robos cometidos en Lanzarote en 2013, en los que también se empleó gran violencia.

Tanto el asesinato de Juan Carlos Tejera como el asalto a José Antonio Perera causaron gran conmoción en Lanzarote por la brutalidad empleada por quienes los perpetraron. En el caso de Tejera, la Policía Nacional ha explicado este viernes, tras levantarse el secreto de sumario, que fue “secuestrado” bajo la creencia de que guardaba una gran cantidad de dinero. Tras más de una semana de búsqueda en la que participaron efectivos terrestres, aéreos y la unidad canina, su cadáver se encontró escondido en una cueva de la escombrera de Argana Alta. Estaba “engrilletado” de pies y manos y mostraba evidentes “signos de violencia”, recuerda la Policía Nacional. 

En el caso de José Antonio Perera, sus asaltantes también buscaban dinero y también le propinaron fuertes golpes a este carpintero, que quedó gravemente herido tras el asalto y falleció dos meses después, tras sufrir un trombo. Sus asaltantes llegaron incluso a aplicarle descargas eléctricas. Tras el ataque, fue trasladado de urgencia al hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, con fracturas en el brazo, las costillas y el cráneo. Tuvo que someterse a varias operaciones y permaneció dos semanas en cuidados intensivos. Finalmente recibió el alta, pero falleció poco después.

Sigue La Voz en