lavozdelanzarote 20:26 h. Lunes, 28 de julio de 2014

La música electrónica y alternativa inunda la Isla

· 20 de septiembre de 2005

La celebración comienza el viernes a las seis de la tarde. Desde ese momento la música apenas dejará de sonar hasta las siete de la mañana del domingo. Los asistentes no podrán parar de bailar gracias a la habilidad de dj's procedentes de Lanzarote, otras islas del Archipiélago, la Península e incluso el extranjero. Sobre este aspecto, el coordinador de la actividad, Daniel Bartolomé, explicó:

"Nos han criticado porque la mayoría son dj's, aunque lo importante es que tienen diferentes estilos". De hecho, se podrá escuchar rock, pop o hip-hop. La única regla es que sea música no comercial. "Lo que hemos estado buscando para Lanzarote, que es lo que creemos que hace falta, es algo que no sea lo típico, que no sea sin menospreciar otros estilos, pachanga o triunfitos", explicó Daniel Bartolomé.

Una salida a los grupos de la Isla

Por otro lado se pretende dar una salida a aquellos grupos de la Isla que tienen más dificultades para salir al mercado. Son artistas de música electrónica que empiezan a experimentar con este estilo y que en este festival tendrán la oportunidad de mostrar lo mejor de su trabajo. Otro de los objetivos de los organizadores ha sido contar con un grupo réplica debido a que es difícil que el conjunto original, en este caso U2, lleguen a tocar alguna vez en Lanzarote.

Más que música

Para que este festival no se centrase únicamente en la música los organizadores han preparado un amplio conjunto de actividades paralelas. De esta forma, los asistentes al festival también podrán disfrutar de otros actos como el pasacalles, la exhibición de vale tudo y jiu-jitsu, jornada de micro abierto, muestra de capoeira, performances, visuales y malabares.

Al mismo tiempo también se han preparado talleres de aerobic, spinning, ‘scratch', artesanía o máscaras. Los organizadores explicaron que con este programa pretenden que al festival no sólo acudan los jóvenes. De esta forma, al lugar podrán acudir las familias y todos ellos participar en estas actividades.

Vertiente solidaria

La fiesta también contará con una vertiente solidaria. En este caso habrá un stand con objetos hechos artesanalmente. Todos los fondos que se recauden durante estos días se destinarán a un orfanato de Nepal. El puesto lo lleva una señora que invierte este dinero en la compra de material escolar o alimentos en esta zona.