Investigados dos hombres por robar 150 kilos de lubinas de las granjas marinas de Playa Quemada

El pescado fue intervenido en control policial preventivo cuando lo transportaban en unos barreños sin las debidas condiciones higiénico sanitarias 

Investigados dos hombres por robar 150 kilos de lubinas de las granjas marinas de Playa Quemada
Investigados dos hombres por robar 150 kilos de lubinas de las granjas marinas de Playa Quemada

La Guardia Civil del Puesto Principal de Yaiza, ha investigado el pasado 28 de mayo a dos personas de iniciales M.S.C.M. y C.M.J.H.,  de 51 y 45 años de edad respectivamente ambos de nacionalidad española por un delito de hurto al ser sorprendidos en un control policial con 150 kilos de lubinas en el interior de un vehículo procedentes de una granja de piscifactoría. 

Los hechos ocurrieron el pasado 26 de mayo cuando los agentes identificaron a dos personas en un vehículo en un punto de verificación preventivo que se llevó a cabo en la carretera LZ-2, p.k. 18.800 en Uga del término municipal de Yaiza. En el mismo los agentes localizaron en su interior diversos barreños con lubinas de peso y tamaño muy similares, todo ello sin cumplir con las correspondientes condiciones higiénico-sanitarias.

Se da la circunstancia de que a pesar de transportar una cantidad muy superior a permitida, estos no contaban con la preceptiva licencia administrativa para el ejercicio de la pesca y aunque inicialmente manifestaron haber estado todo la noche anterior pescando en la costa de Papagayo tampoco llevaban en el vehículo aparejo de pesca ninguno. 

Por todo ello y ante lo inusitado de la cantidad y tipología de las piezas la Guardia Civil inició las correspondientes pesquisas policiales para determinar el origen del pescado en coordinación con la Agencia de Inspección Pesquera de la Viceconsejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación para determinar si pudiesen provenir de una piscifactoría, no solo por el tipo de especie, talla y peso, sino además por el contenido del alimento en los estómagos (pienso de exclusivo uso industrial) de varias de las lubinas destripadas, extremo que es incompatible con su pesca en condiciones de libertad.

Finalmente los agentes pudieron comprobar que las mismas fueron objeto de un hurto en unas granjas marinas ubicadas en la costa de Playa Quemada, motivo por el que se procedió a la investigación de estas dos personas por la presunta autoría de un delito de hurto.  Los 150 kg de pescado intervenidos fueron trasladados por parte de la Agencia de Inspección Pesquera a una ONG ubicada en la localidad de Arrecife, para su análisis y posible uso alimentario.

 

LO MAS LEÍDO