El pregón de Ramón Corujo da el pistoletazo de salida a las fiestas de Santa Lucía de Mozaga

El  grupo Calicanto puso la música al acto

El pregón de Ramón Corujo da el pistoletazo de salida a las fiestas de Santa Lucía de Mozaga
El pregón de Ramón Corujo da el pistoletazo de salida a las fiestas de Santa Lucía de Mozaga
Pregón de Ramón Corujo, fiestas de Santa Lucía

Con la lectura del pregón la noche del pasado jueves por el vecino de Mozaga, Ramón Corujo Martín dieron comienzo oficialmente las fiestas en honor a Santa Lucía. En una noche tan especial, Ramón estuvo muy bien acompañado por su familia, amigos y vecinos llenando el aforo del salón social del Centro Socio cultural Durán.

Un pregón cargado de pinceladas muy divertidas con algunas nostálgicas. Ramón como cualquier niño de su edad tuvo una infancia muy feliz jugando por las polvorientas calles del pueblo, convertidas en parques y campos de fútbol, utilizando juguetes que ellos mismos se construían con cualquier trozo de material que encontraban por los aledaños, juegos tradicionales, como el trompo, el boliche, la piola, el escondite etc. A la edad de seis años comenzó a asistir a la escuela unitaria situada en el lugar conocido por el Barranco. Cada mañana "cuando llegaba a la escuela la maestra le revisaba las uñas y si las tenía sucias les enviaba a su casa para que se las lavara". Contó que cogía una barrilla que había por las cunetas de los caminos y se las lavaba. Otro de los registros de la maestra era el de hacerle una exploración en la cabeza por si tenían piojos algo muy común por aquellos años.

Cuando llegó el tiempo de la adolescencia, Ramón como cualquier joven de su edad, comenzó a salir del pueblo buscando la forma de divertirse y la forma más común era la trasladarse con los amigos a los bailes y verbenas que se organizaban en otros pueblos con motivo de las fiestas. Según el propio Ramón se divertía sanamente ya que por aquellos tiempos no existía el consumo de tanto alcohol y las otras drogas que están acabando con tantos jóvenes y sus familias.

También contó el pregonero lo duro que lo tuvieron sus padres tanto como sus vecinos para poder salir adelante trabajando en las tareas agrícolas. Recordaba cómo se ayudaban unos a otros organizando peonadas tanto para sembrar como a la recogida de la cosecha. Ramón desde que tuvo uso de razón ha sido un hombre comprometido con su pueblo y con la sociedad en general. Siendo muy joven ostentó la presidencia del Centro Socio Cultural trabajando codo a codo con sus compañeros de la Junta Directiva para conseguir que Mozaga  fuera avanzando culturalmente. Y que fuera también un lugar donde los jóvenes tuvieran un sitio de reunión y diversión. Aunque en la actualidad no ostenta la presidencia siempre está dispuesto a echar una mano.

Durante 18 años fue componente de la murga Los Batateros de San Bartolomé porque siempre se ha sentido carnavalero. Para el pregonero cuando llegan las fiestas de Santa Lucía por su cabeza giran todos aquellos momentos cuando los vecinos por esos días no paraban de un lado para otro albeando sus casas con cal pintando sus puertas y ventanas, arreglando la iglesia y adornando el frontis con hojas de palmas y banderas hechas por las mujeres del pueblo. Eran y siguen siendo para él unas fechas muy importantes.

 Al finalizar su lectura fue obsequiado con una bonita escultura y las casualidades de la vida que ese mismo día 5 de diciembre cumplía 56 años y fue sorprendido con una tarta que muy emocionado apagó las velas con los acordes del Cumpleaños Feliz que le cantaron todos los asistentes. Después llegó el momento protocolario de las fotos con la familia,junta directiva y amigos para luego dar paso la actuación musical del Grupo Calicanto que sorprendió gratamente a los presentes con un repertorio de villancicos con raíz canaria que fueron muy aplaudidos. El acto finalizó con la inauguración de la exposición del vecino Francisco Curbelo con trabajos diseñados por él mismo en sus ratos libres.

 

 

LO MAS LEÍDO