EL PROCEDIMIENTO SE HABÍA PARALIZADO EN MAYO DE 2014

El Juzgado pone nueva fecha de desahucio para Sinforiano y Pilar

Su desahucio permanecía paralizado desde mayo de 2014, cuando la Iglesia presentó un documento que probaba que la empresa se comprometió a permitirles residir en la casa "hasta su fallecimiento". Ahora se enfrentan, por tercera vez, a su desalojo...  

El Juzgado pone nueva fecha de desahucio para Sinforiano y Pilar
El Juzgado pone nueva fecha de desahucio para Sinforiano y Pilar

El Juzgado de primera instancia número 4 de Arrecife ha fijado una nueva fecha de desahucio para Sinforiano Lemes y Pilar Callero. Según ha indicado el actual concejal de Arrecife Andrés Medina, ese lanzamiento está previsto para el próximo 10 de marzo. En esa fecha los ancianos de Argana, que tienen 91 y 88 años respectivamente, deberán abandonar la casa en la que viven desde hace más de 50 años. 

La casa de Sinforiano y Pilar fue vendida en 2006 por la Iglesia a la empresa Juan Antonio Rivera S.L. Desde entonces, este matrimonio mantiene una lucha para permanecer en la vivienda. En el marco de esa batalla judicial, hay dos procedimientos abiertos. De un lado, el Juzgado de Primera Instancia número 3 investiga la venta de esas casas de Argana, 6 viviendas en total, después de que los ancianos lo denunciaran. 

De otro, está este procedimiento de desahucio, que llevaba más de un año y medio paralizado. El Juzgado resolvió el 22 de mayo de ese año detener el procedimiento, después de que la Diócesis de Canarias le remitiera un documento en el que se recogía el compromiso de la empresa de permitir a los inquilinos residir en las casas "hasta su fallecimiento" o bien realojarles o indemnizarles. Para Medina, que ha abanderado la lucha de este matrimonio desde que era presidente de la Asociación de Vecinos de Argana, con esta nueva fecha de desahucio vuelven "el dolor y la incertidumbre para la pareja de nonagenarios, que ven una vez más como la desidia empresarial amenaza con acortar sus últimos años de vida".

En el comunicado remitido a los medios, Medina explica que la empresa que compró las viviendas inició los "trámites" para este nuevo lanzamiento "aprovechando" la "desaparición" del párroco de Teror en el otro procedimiento judicial. El cura fue el intermediario en la venta de las casas y el pasado mes de octubre debía comparecer como testigo en la vista de la causa que investiga esa operación. Antonio Perera se había comprometido a intervenir por videoconferencia, pero un error judicial en el envío de la citación hizo que no fuera posible contactar con él. Cuatro días después, la procuradora de Juan Antonio Rivera S.L. inició los trámites para retomar el desahucio. Medina recalca que el papel de este párroco es "clave" para "clarificar la venta" de las casas. 

"No es la primera vez, ni la segunda, que la empresa concesionaria de IVECO trata de desalojar por la vía judicial a los ‘abuelos de Argana’, basándose siempre en un supuesto convenio firmado con la Iglesia Católica, del cual se desentendió judicialmente el propio Vicario General de la Diócesis de Canarias, Hipólito Cabrera", subraya el comunicado. Sin embargo, añade, "todos los intentos, hasta ahora, han caído en saco roto". Con estos nuevos hechos, para Medina, "vuelven a intentar dejar a los dos ancianos en la calle, fuera de la vivienda en la que habitan desde hace más de 50 años".

LO MAS LEÍDO