"NO FIRMAREMOS NADA EN LO QUE NO ESTEMOS DE ACUERDO"

Vecinos Unidos acusa a Somos de "insultar y amenazar" a Medina y afirma que "informará" al Juzgado

Acusa a Somos de "mentir" sobre la decisión de la asamblea de dar a Vecinos Unidos una semana para asumir su programa. "Nadie nos informó de todo esto, no vamos a firmar nada en lo que no estemos de acuerdo"...

Vecinos Unidos acusa a Somos de "insultar y amenazar" a Medina y afirma que "informará" al Juzgado
Vecinos Unidos acusa a Somos de "insultar y amenazar" a Medina y afirma que "informará" al Juzgado

La tensión entre Somos Lanzarote y Vecinos Unidos sigue en aumento. Esta última formación ha remitido un comunicado en el que asevera que el concejal electo Andrés Medina fue “objeto de amenazas e insultos” en la última asamblea de Somos, partido con el que Medina concurrió a las elecciones (después de que Vecinos Unidos no se registrara a tiempo para acudir a los comicios).

Si no se nos garantiza la protección de la integridad física de nuestros miembros (por escrito), nuestros Servicios Jurídicos nos aconsejan que no acudamos a más Asambleas”, aseguran. En una nota de prensa, Vecinos Unidos afirma incluso que informará “de lo ocurrido en el Juzgado de Guardia, por si fuera constitutivo de delito o falta”.

Además, acusa a Somos de negarse a debatir un punto del Manifiesto Ético en asamblea y de “mentir” posteriormente acerca de la decisión de dar a Vecinos Unidos una semana para asumir el programa de la confluencia. “No firmaremos nada en lo que no estemos de acuerdo”, advierten. 

Según explica Vecinos Unidos, su partido no tuvo conocimiento hasta “diez horas después" de que Somos informara a los medios de la decisión de la asamblea  de “solicitar formalmente a Vecinos Unidos que asumiera en el plazo prudencial de una semana una serie de documentos programáticos y organizativos” de la confluencia. “La asamblea ciudadana no decidió nada”, sostienen. De acuerdo con el relato de Vecinos Unidos, los presentes en la asamblea “no quisieron leer un escrito” que les habían remitido “solicitando que se debatiera un solo punto del Manifiesto Ético”. Según afirman, “entre gritos e insultos” la asamblea se negó a debatirlo.

“Sólo se comprometieron a ‘responder por escrito’ a nuestra petición. No mientan”, les dicen en su nota. Además, añaden: “Les advertimos que uno de nuestros compañeros grabó todo lo ocurrido, por si alguien quiere oír cuanto aconteció”.

 

“Nadie nos informó” de los documentos programáticos


Vecinos Unidos afirma que “nadie” les informó “ni antes ni durante la campaña” de los “documentos organizativos y programáticos” de esta confluencia electoral. “Tan sólo el pasado miércoles 3 de junio (dos meses después de decidir apoyar a Somos en las elecciones), nos remitieron algunos de esos documentos por email; y ahora quieren que firmemos deprisa y corriendo una serie de fichas sin ni siquiera permitirnos preguntar sobre cualquier punto que nos pareciera cuestionable”.

“¿Es esto democracia asamblearia y participativa? ¿No tenemos derecho a opinar? ¿Acaso nuestras sugerencias o preguntas no son debatibles?”, se pregunta Vecinos Unidos. Así, prosiguen afirmando que “Vecinos Unidos jamás firmó documento alguno antes de las elecciones”. “Motivo por el cual no firmaremos nada que no sea debidamente debatido en la asamblea, como suponemos que contemplan los estatutos de Somos; y, si es necesario, impugnaremos cualquier decisión unilateral que pretenda seguir adelante con unos documentos para los que no han contado con nosotros para consensuarlo”, continúan. “¡No firmamos cheques en blanco!”, exclaman.

 

“Insultos, amenazas y gritos”


“En la asamblea del jueves, nuestro compañero Andrés Medina fue objeto de insultos, amenazas y gritos por parte de algunos energúmenos exaltados”, aseveran. Según afirman, algunos de ellos “incluso llegaron a amenazar con abandonar Somos Lanzarote” si las propuestas de Vecinos Unidos “se llevaban a asamblea”. “Todo está grabado”, agregan.

Aunque se preguntan por qué Somos Lanzarote no les facilitó las fichas de inscripción en a la confluencia antes de las elecciones, y a pesar de todas estas acusaciones, Vecinos Unidos concluye afirmando que todavía tienen "esperanza" de que ambas formaciones puedan "seguir remando en la misma corriente". "Son sólo unas poquitas 'diferencias' las que nos separan, frente a un inmenso mar de proyectos e ideas coincidentes. Aún podemos realizar un pequeño esfuerzo para ir juntos hacia adelante, sin imposiciones ni chantajes".

LO MAS LEÍDO