En Canarias, 5.721 personas accedieron a estos tratamientos

Un total de 515 pacientes fueron admitidos en Lanzarote para un tratamiento contra la drogodependencia en 2012

Un total de 515 pacientes fueron admitidos en Lanzarote para un tratamiento contra la drogodependencia en 2012, lo que supone el 9 por ciento de las admisiones que hubo en la Comunidad Autónoma de Canarias. La isla ...

Un total de 515 pacientes fueron admitidos en Lanzarote para un tratamiento contra la drogodependencia en 2012
Un total de 515 pacientes fueron admitidos en Lanzarote para un tratamiento contra la drogodependencia en 2012

Un total de 515 pacientes fueron admitidos en Lanzarote para un tratamiento contra la drogodependencia en 2012, lo que supone el 9 por ciento de las admisiones que hubo en la Comunidad Autónoma de Canarias. La isla donde más admisiones se registraron fue en Tenerife, con 2.424, seguida de Gran Canaria con 2.314. En La Palma solicitaron su acceso en estos programas un total de 290 pacientes y en Fuerteventura 178. En total, se produjeron 5.721 admisiones a tratamiento.

Estos datos se extraen de la Memoria de Intervenciones en Materia de Drogodependencia de 2012, que fue presentada por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, y que revela que 12.632 personas fueron atendidas en el Archipiélago en los distintos programas de atención a las adicciones a sustancias psicoactivas.

En esta memoria, se explica que el indicador de admisiones es uno de los parámetros que permite conocer el perfil del paciente atendido en Canarias. En concreto, recoge los datos individualizados sobre admisiones a tratamiento ambulatorio por abuso o dependencia de sustancias psicoactivas. Según el sexo, el 84.36 por ciento de las peticiones en Canarias fueron de hombres (4.826 pacientes), frente a un 15.64 por ciento de mujeres (895 pacientes).

Según la nacionalidad del paciente, el 92.41 por ciento de las demandas fueron de ciudadanos españoles, seguidos por colombianos y marroquíes con el 1,6 por ciento e italianos con el 0,79 por ciento. La sustancia más consumida fue el cannabis y sus derivados, que motivaron la admisión a tratamiento de 1.688 usuarios, seguidos por el alcohol, con 1.524 pacientes, la cocaína, con 1.168 personas en tratamiento, y la heroína, con 946 pacientes atendidos.

Por sexos, las mujeres realizaron peticiones de admisión en un 33,9 por ciento por alcohol, 21 por ciento por cannabis, un 21 por ciento por cocaína y un 15,3 por ciento por heroína. En los hombres, el 31,1 por ciento solicitaron tratamiento por cannabis, el 25 por ciento por alcohol, el 21 por ciento por cocaína y el 16,8 por ciento por heroína.

Por intervalo de edad, en los pacientes con edades comprendidas entre los 16 y 29 años, la principal petición de admisión fue por cannabis, mientras que entre los 30 y 37 años, la mayor demanda de admisión fue por consumo de cocaína. En los usuarios con edades comprendidas entre los 38 y 41 años, el consumo de heroína fue el motivo mayor de solicitud de tratamiento, mientras que en el intervalo de edad entre 42 a más 65 años, la demanda mayor fue por consumo de alcohol. Estas cifras y tendencias son similares a las del año 2011.

La droga secundaria mayoritaria fue el tabaco con 1.553 admisiones, seguida del cannabis y el alcohol con 703 admisiones, cada una de ellas. La vía de consumo más frecuente de la droga principal en los últimos 30 días de consumo, fue la vía pulmonar o fumada (aspiración de gases o vapores), seguida por la oral y la intranasal o esnifada (aspiración de polvo por la nariz). La vía parenteral (intravenosa) es la menos frecuente.

La mayoría de pacientes, desempleados

En cuanto a la ocupación laboral de los pacientes, el 52,5 por ciento estaba desempleado, el 20,2 por ciento tenía un empleo indefinido o temporal, un 9 por ciento estaba estudiando u opositando y un 8,2 por ciento era pensionista. El cuanto al nivel de estudios, un 36,3 por ciento había finalizado la primera etapa de Secundaria, un 34 por ciento finalizó los estudios de primaria y solamente el 11,4 por ciento de los pacientes había completado los estudios de Secundaria.

El perfil de paciente admitido durante el año 2012 en las Unidades de Atención a Drogodependientes (UAD) de Canarias es el de un hombre español, residente en la capital de una isla capitalina, unos 42 años de edad, policonsumidor de al menos cannabis y alcohol, con una frecuencia de consumo diaria, que no ha acudido antes a tratamiento. Suele consumir la droga por vía habitual pulmonar, está desempleado, ha finalizado sus estudios de la primera etapa de Educación Secundaria, reside en su casa o piso y acude a tratamiento por iniciativa propia.

LO MAS LEÍDO