Todos los partidos respaldan el rechazo al proyecto minero para el pueblo

Los vecinos de La Degollada consiguen el apoyo de los parlamentarios lanzaroteños en su lucha contra la machacadora

Los vecinos de La Degollada han sumado un nuevo apoyo en su lucha contra el proyecto de extracción minera, al que también se oponían ya el Cabildo y del Ayuntamiento de Yaiza. De hecho, fue el Consistorio quien convocó este ...

Los vecinos de La Degollada consiguen el apoyo de los parlamentarios lanzaroteños en su lucha contra la machacadora
Los vecinos de La Degollada consiguen el apoyo de los parlamentarios lanzaroteños en su lucha contra la machacadora

Los vecinos de La Degollada han sumado un nuevo apoyo en su lucha contra el proyecto de extracción minera, al que también se oponían ya el Cabildo y del Ayuntamiento de Yaiza. De hecho, fue el Consistorio quien convocó este martes una reunión con los vecinos para implicar también a los parlamentarios lanzaroteños.

En presencia de un centenar de vecinos de La Degollada y otros pagos de Yaiza, y del vicepresidente del Cabildo, Joaquín Caraballo, que también confirmó la negativa de la Primera Corporación insular a la instalación de la machacadora, Astrid Pérez, del Partido Popular, y los nacionalistas Juan Pedro Hernández e Isaac Castellano se comprometieron a dejar de lado las diferencias políticas y trabajar desde el Parlamento de Canarias para evitar semejante despropósito. Además, aunque a la reunión no pudo acudir el diputado Manuel Fajardo Palarea, Joaquín Caraballo garantizó el respaldo del PSOE.

Según ha informado el Ayuntamiento, "el frente común continuará luchando en varias direcciones". Por un lado, pedirá al Gobierno de Canarias que suspenda de inmediato el proceso administrativo de información pública por el que el proyecto Explotación de basalto en Valle Grande podría conseguir la declaración de impacto ambiental positiva del Ejecutivo regional. En este sentido, los parlamentarios presentarán una Proposición No de Ley (PNL) y solicitarán la comparecencia en comisión de la consejera de Industria, Francisca Luengo.

El Ayuntamiento ya presentó alegaciones y el Cabildo las presentará antes del viernes, cuando finaliza el plazo para hacerlo. Joaquín Caraballo avanzó que el contenido de las mismas considerará aspectos de las áreas de Política Territorial, Medio Ambiente, Patrimonio y Agricultura, entre otras.

Modificación del Plan Insular

Por otra parte, el Ayuntamiento de Yaiza y los ciudadanos instan al Cabildo de Lanzarote a que haga efectiva su voluntad de no calificar como suelo de uso minero La Degollada, como lo acordó en Pleno el pasado mes de octubre. Ambas partes exigen una modificación puntual del Plan Insular de Ordenación del Territorio vigente (año 91) mientras se aprueba su actualización. La idea es que el nuevo Plan reconozca la zona como vega agrícola y descarte su uso minero.

Astrid Pérez, que además de parlamentaria es consejera cabildicia del PP, afirmó que el grupo de gobierno del Cabildo y el Gobierno de Canarias deben realizar ya una acción política en apoyo a los intereses de La Degollada. Por su parte, los vecinos pidieron a las instituciones una acción rápida, expresando su temor porque este proyecto tiene una celeridad inusual en el Gobierno de Canarias.

En cualquier caso, Gladys Acuña sostuvo que difícilmente el Gobierno podrá dar vía libre a una iniciativa que tiene la oposición del pueblo y del Ayuntamiento de Yaiza. Y es que advirtió que "una cosa es la calificación territorial y otra la licencia municipal, que el grupo de gobierno de Yaiza no está dispuesta a conceder".

Por su parte, Juan Pedro Hernández e Isaac Castellano expresaron su respaldo al pueblo de La Degollada, confiando en que un proyecto que tiene el rechazo de todos no salga adelante. La alcaldesa de Yaiza pidió a las instituciones aparcar diferencias ideológicas para ir todos a favor de La Degollada, el municipio de Yaiza, e incluso de Lanzarote, entendiendo que el proyecto perjudicaría a la Isla en general.

Desde el Ayuntamiento recuerdan que entre los problemas que generaría esta actividad, se encuentran la presencia de "polvo disperso en el aire, emisiones gaseosas por el funcionamiento de maquinaria pesada, tráfico de camiones por vías públicas que no están preparadas para soportarlo y un serio perjuicio a la actividad agrícola, entre otras".

LO MAS LEÍDO