Los diputados socialistas de Canarias valoran la Ley de Eutanasia como "un avance fundamental en derechos"

"Resuelve una reclamación desde hace años defendida y avalada por miles de firmas", señala la lanzaroteña Ariagona Gonález

Los diputados socialistas de Canarias valoran la Ley de Eutanasia como "un avance fundamental en derechos"
Los diputados socialistas de Canarias valoran la Ley de Eutanasia como "un avance fundamental en derechos"

La representación socialista canaria en el Congreso de los Diputados ha valorado este viernes la iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista para dar trámite al proyecto de Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, una ley "fundamental, que avanza en derechos y libertades para la ciudadanía", según destacó la diputada por la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Tamara Raya, y que apuntó que cuenta con el respaldo "del 70 por ciento de la población española, que está a favorde que se apruebe una ley de estas características".

En una rueda de prensa simultánea realizada en Santa Cruz de Tenerife y en Arrecife, los diputados y diputadas de ambas provincias canarias destacaron el carácter "social y necesario" de una ley que "atiende una reclamación defendida y avalada por miles de firmas y permite la posibilidad de una muerte digna tanto a los pacientes económicamente solventes como a los que no lo son", explicó por su parte la diputada lanzaroteña Ariagona González, para quien esta medida viene a regular una práctica que ya se realiza "aunque de manera clandestina en casa o en viajes al extranjero para quien pueda afrontar el gasto".

En ese sentido, González a aclaró que dicha ley "no obliga a nadie a morir, como la Ley de matrimonio igualitario no obliga a nadie a casarse ni la Ley del aborto obliga a nadie a interrumpir un embarazo", sino que busca que, en los casos en los que proceda, "sea posible poner término a la vida de un paciente bajo el paraguas del sistema público de salud, con seguridad y garantías".

Por su parte, el diputado socialista Héctor Gómez consideró que la iniciativa "pivota sobre tres consideraciones legales esenciales", como son la Constitución Española, la Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y "evidentemente también" sobre el Código Penal, toda vez que se tramita como Ley Orgánica orientada a despenalizar las situaciones que se dan y la cobertura a las personas "que en un momento dado pueden ayudar a poner punto y final a un proyecto de vida cuando se encuentren en situaciones excepcionales".

Así, desde esas garantías éticas, jurídicas y también sanitarias, afirmó que es una ley que reconoce no solo garantías para los pacientes "sino también para los profesionales sanitarios, que cuentan además siempre con la objeción, es decir, la posibilidad de no participar en este proceso si así lo desean".

 

Preocupación por los mensajes de la derecha 


Por otra parte, el diputado tinerfeño trasladó la "preocupación por los mensajes que una vez más expresa la derecha en este país", que en el caso del Partido Popular ha llegado a comunicar que dicha ley nace con el propósito de minimizar gastos en el ámbito social y sanitario. 

En ese sentido, Gómez criticó "la deriva de confrontación incluso en un aspecto tan importante como éste, y que sean capaces de articular mensajes tan contradictorios de cara a la ciudadanía", consideró.

Para el diputado majorero por la provincia de Las Palmas Juan Bernardo Fuentes, por su parte, es "un orgullo" que en España termine la consideración de suicidas "para quienes solo desean irse en paz". Así, con la aprobación de dicha Ley, "se acabó la criminalización de los allegados colaboradores, se acabó morir solo en un país desconocido para liberarse del dolor, se acabó que decidan por nosotros y nosotras en una cuestión tan íntima y tan personal como descansar para siempre", sentenció.

LO MAS LEÍDO