El consejero de Economía y Hacienda califica los presupuestos de "austeros, realistas y coherentes con la situación económica"

El Gobierno de Canarias aprueba las cuentas para 2012, que ascienden a 6.716,2 millones de euros, un 1,1 por ciento más respecto a las de 2011

El presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2012 ascenderá a un total de 6.716,2 millones de euros, un 1,1 por ciento más en relación al de 2011, según el Proyecto de Ley de Presupuestos que aprobó este viernes ...

El Gobierno de Canarias aprueba las cuentas para 2012, que ascienden a 6.716,2 millones de euros, un 1,1 por ciento más respecto a las de 2011
El Gobierno de Canarias aprueba las cuentas para 2012, que ascienden a 6.716,2 millones de euros, un 1,1 por ciento más respecto a las de 2011

El presupuesto de la Comunidad Autónoma de Canarias para 2012 ascenderá a un total de 6.716,2 millones de euros, un 1,1 por ciento más en relación al de 2011, según el Proyecto de Ley de Presupuestos que aprobó este viernes el Ejecutivo para su remisión al Parlamento.

El consejero de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, Javier González Ortiz, informó de que las cuentas públicas elaboradas para el próximo año "contienen tres grandes retos: salvaguardar los servicios públicos esenciales, priorizar la creación de empleo y cumplir con el principio de igualdad de oportunidades para todos los canarios".

González Ortiz enmarcó el presupuesto en un escenario de enorme dificultad e incertidumbres, con altas cifras de desempleo y escasos fondos públicos. Sin embargo, y a diferencia de las previsiones de una ralentización económica en el ámbito nacional, se estima que la economía canaria crezca en 2012 un 0,8 por ciento, con un aumento del 1,2 por ciento de la tasa de empleo y una ligera disminución del número de activos.

El titular de Economía, Hacienda y Seguridad calificó los presupuestos como "austeros, responsables y coherentes con la situación actual" y añadió que cumplirán "con la estabilidad presupuestaria y con la necesaria contención y racionalización del gasto sin elevar la presión fiscal a los ciudadanos". Para ello, recalcó que es preciso "aumentar aun más la eficiencia en la gestión de los escasos recursos públicos". Añadió que "solo así podemos mantener las políticas sociales y la prestación de los servicios básicos. En esta senda vamos a continuar".

En este sentido, el consejero recordó que el Gobierno de Canarias ha realizado continuos ajustes desde el inicio de la crisis que han supuesto un ahorro de más de 2.250 millones de euros. "Por eso, somos de las pocas comunidades autónomas que afronta el próximo ejercicio presupuestario con una mejor perspectiva para cumplir con el objetivo del déficit y con la menor deuda por habitante del país", dijo.

González Ortiz insistió en que la prioridad es proteger el núcleo básico de los servicios esenciales. "Son irrenunciables la sanidad, la educación y la acción social", añadió. En consecuencia, se incrementan las partidas destinadas a tal fin en un 1,5 por ciento. En valores absolutos, estas dotaciones ascienden a 4.495 millones de euros, es decir, de cada 100 euros del presupuesto, el Ejecutivo destinará 67 euros a servicios básicos para los ciudadanos.

El otro gran eje donde pivotará el próximo presupuesto será el impulso de la actividad económica para propiciar la generación de empleo. "Toda la acción de gobierno -explicó el consejero- se encaminará a crear las condiciones adecuadas para reactivar la economía y, de este modo, contribuir a reducir las cifras de paro".

Por otro lado, y a pesar de que se contempla una reducción del 1,8 por ciento en el capítulo de gastos de personal, no se aplicarán reducciones salariales y se garantizará el empleo público.

Las previsiones de ingresos para los presupuestos de 2012 aumentan en un 1,1 por ciento respecto al presupuesto inicial de 2011. Así, los impuestos directos ascenderán a 1.179,8 millones de euros, mientras que los indirectos alcanzarán los 1.097,9 millones de euros. Destaca el incremento previsto en los tributos propios y los derivados del REF con un aumento del 9 por ciento.

Por otro lado, la elaboración de los presupuestos ha partido de un profundo análisis de la inversión pública que, aunque limitada por la caída de los recursos y el objetivo básico de mantener los servicios esenciales, se ha reorientado hacia sectores productivos de cara a la generación de empleo.

En cuanto a la financiación de los cabildos y ayuntamientos, el presupuesto refleja el acuerdo alcanzado por el que se incrementa en un 2,28 por ciento los créditos a las instituciones insulares y un 5,86 por ciento a las corporaciones locales.

LO MAS LEÍDO