El Consejo Regulador del Vino tendrá que abandonar su sede de San Bartolomé

El Ayuntamiento quiere recuperar el local para hacer un centro de respiro familiar y le ha ofrecido trasladarse a la Casa Mayor Guerra, pero desde el Consejo afirman que ese inmueble no se adapta a las necesidades del servicio que prestan

El Consejo Regulador del Vino tendrá que abandonar su sede de San Bartolomé
El Consejo Regulador del Vino tendrá que abandonar su sede de San Bartolomé

El Consejo Regulador del Vino, que lleva 25 años teniendo su sede en San Bartolomé, va a tener que abandonar este municipio, al no haber conseguido renovar el convenio que se venía manteniendo desde hace dos décadas y media con el Ayuntamiento. "Es una pena. Ni yo a nivel personal ni ninguno de los vocales nos queremos ir, pero nos han dicho que tenemos que dejar el local", ha confirmado a La Voz la secretaria del Consejo, Nereida Pérez.

Ese local estaba cedido por el Consistorio, que ahora le quiere dar un nuevo uso, para instalar ahí el centro de respiro familiar. Por eso ha decidido no volver a renovar el convenio, que vence el próximo mes de abril. "Tenemos como principal proyecto de esta legislatura el centro de respiro familiar, porque hay que dar solución a uno de los mayores problemas del municipio, la dependencia", ha explicado el alcalde, Alexis Tejera, que sostiene que ese local es "el mejor emplazamiento", ya que entre otras cosas está en el centro del pueblo y cubriría una necesidad que actualmente tienen los mayores del municipio y sus familias.

No obstante, también subraya que ofrecieron una alternativa al Consejo Regulador. "Intentamos reubicarlo en la joya de la corona, la casa Mayor Guerra", ha señalado. Sin embargo, desde el Consejo consideran que ese inmueble no reúne las condiciones necesarias para la actividad que desarrollan. "Es más bien una casa para destinarla a museo, algo muy bonito, pero no para ser una oficina y para desarrollar un trabajo administrativo de cara a un público con diferentes necesidades", ha precisado Nereida Pérez.

 

Meses de reuniones sin acuerdo


Ambas partes confirman que han mantenido varias reuniones en los últimos meses, pero éstas han terminado sin acuerdo y el Consejo ya ha iniciado conversaciones con otros ayuntamientos. "Teguise nos abrió las puertas inmediatamente y con ellos estamos", ha explicado Pérez, que ha adelantado que la opción que está ahora mismo sobre la mesa es trasladarse a un espacio que les cedería ese ayuntamiento en el complejo agroindustrial.

No obstante, aunque sabe que la decisión de San Bartolomé es "irreversible", aún confía en que se pueda evitar este traslado a otro municipio, bien buscando otro emplazamiento para el centro de respiro familiar o bien ofreciéndoles una nave que sí reúna las condiciones necesarias. "Llevamos 25 años aquí, nunca hemos tenido ningún problema, estamos muy arraigados y San Bartolomé es puerta de entrada a La Geria", ha destacado la secretaria del Consejo Regulador.

"Hemos hecho todo lo posible", afirma por su parte el alcalde de San Bartolomé, que sostiene que el Consistorio no dispone de más inmuebles que pueda ofrecer. "Hemos puesto toda la carne en el asador para que se trasladen a la casa Mayor Guerra, que es una de las joyas de la corona de la arquitectura de esta isla", ha defendido, explicando que han realizado varias visitas a la casa junto a miembros del Consejo, a las que han acudido también técnicos de Patrimonio del Cabildo, así como el concejal de Obras y él mismo como alcalde, ofreciéndoles realizar obras para adaptar el inmueble.

 

Atención a más de 1.300 personas


Al respecto, Nereida Pérez afirma que en cada una de esas cuatro visitas han ido encontrando "un nuevo impedimento". Entre otras cosas, subraya que el espacio es pequeño para la atención al público, ya que en época de subvenciones o de la declaración de la cosecha pasan por esa sede más de 1.300 personas. Además, apunta que no hay aparcamientos suficientes en la zona, y que la casa tampoco tiene el espacio que requieren para almacenar las copas, las contraetiquetas y la documentación que deben conservar durante cinco años, además de albergar espacios como una sala de catas.

"Yo no me meto en si es adecuado o no. Yo le ofrezco todo lo que tengo, pero si no lo ven bien?", ha respondido el alcalde, que ha querido subrayar que la relación con el Consejo sigue siendo "fantástica", y les ha "felicitado" por "el comportamiento que han tenido todos estos años". Así, da por hecho ya el traslado de la sede a otro municipio, aunque sigue apostado por vincular la casa Mayor Guerra al sector del vino, creando allí un museo y un centro de interpretación, para el que espera contar con el Consejo Regulador.

"Pero llega el momento de dar una solución al problema de la dependencia", ha insistido Tejera, lamentando que el Gobierno de Canarias "no ha hecho nada durante 20 años en dependencia" y reiterando que ésta es una prioridad para su grupo de gobierno. "Lo entendemos", apuntan desde el Consejo Regulador, que aún así considera que se podrían buscar alternativas. Además, creen que el local que ocupan actualmente tampoco reúne los requisitos para albergar un centro para mayores y que sería necesario acometer muchas obras. De hecho, explican que ellos mismos tenían un proyecto para haber mejorado ese local, pero empezaron solicitando permisos para cambiar las puertas -dado que está afectado por el área de influencia de la Casa Ajei- y hasta la fecha no habían recibido la autorización de Patrimonio.

 

"Haría seguro que nos buscaría algo"


En cuanto al traslado, la secretaria del Consejo también ha subrayado que el Ayuntamiento no les ha impuesto un plazo para abandonar el local, por lo que podría producirse después del mes de abril. "Estamos empezando ahora las conversaciones con Teguise", ha precisado, adelantando que este lunes tienen previsto volver a visitar el espacio que les cedería este Consistorio en el complejo, y que consideran que "sí reúne más condiciones".

Así, ésta es ahora mismo la primera opción para albergar la nueva sede del Consejo Regulador. "Hemos hablado con Tías, Teguise y San Bartolomé", ha detallado Nereida Pérez, señalando Tías solo tenía disponible la casa Tegoyo y que no han barajado otros municipios por la distancia. "Haría seguro que nos buscaría algo, porque con esto dinamizarían el municipio, pero se va un poco del centro", ha explicado, insistiendo en que a falta de cerrar el acuerdo, el complejo agroindustrial es ahora mismo la principal alternativa.

LO MAS LEÍDO