LA ARMADA NO EFECTÚA MANIOBRAS EN LA ZONA DE LOS SONDEOS

El Cabildo de Lanzarote: "Medio Ambiente permite a Repsol lo que niega a la marina militar en Canarias"

Asegura que mientras a la petrolera le permite realizar intervenciones "agresivas" para el medio ambiente, en la misma zona la Armada Española no efectúa maniobras militares por los "daños" que ocasionan a la biodiversidad?

El Cabildo de Lanzarote: Medio Ambiente permite a Repsol lo que niega a la marina militar en Canarias
El Cabildo de Lanzarote: Medio Ambiente permite a Repsol lo que niega a la marina militar en Canarias

"El Ministerio de Medio Ambiente permite a Repsol realizar intervenciones agresivas para el medio ambiente oceánico en la misma zona donde la Armada Española no efectúa maniobras militares por los daños que éstas ocasionan sobre la biodiversidad y, esencialmente, sobre especies de ballenas y delfines protegidas por convenios internacionales". Así lo ha denunciado el Cabildo de Lanzarote a través de un comunicado, al no entender cómo por una parte se autorizan los sondeos y por otra no se permiten realizar maniobras militares.

El Cabildo ha recordado que la resolución aprobada el 29 de mayo por la Secretaría de Estado de Medio Ambiente establece que las perforaciones de la petrolera son "compatibles", en una zona en la que reconoce "fenómenos relacionados con especies de cetáceos como de los más altos y de mayor relevancia a nivel mundial y que no han sido registrados en ningún otro lugar del mundo".

Para el Cabildo de Lanzarote, la compatibilidad anunciada por el Ministerio de Medio Ambiente entre los pozos de Repsol y la protección de este área de importancia medioambiental internacional, "no es solo cuestionada, sino rotundamente rechazada, al contradecir sus propios estudios y recomendaciones".

De hecho, el Cabildo ha insistido en que en un "preciso y elaborado" informe científico del Ministerio de Medio Ambiente, financiado con fondos públicos y datado en septiembre de 2011, se destaca que la realización de actividades que incluyan el uso de sonares activos de baja y media frecuencia y alta intensidad, especialmente los utilizados en maniobras militares, actividades de prospección o explotación petrolera o de gas o estudios sísmicos u oceanográficos que incluyan dichas emisiones, "deben prohibirse".

 

Ballenas y delfines, varados


Este informe, según se señala en el comunicado del Cabildo, es resultado de un proceso iniciado en el año 2004 en el que, "tras sucesivos años con episodios de varamientos de ballenas y delfines en Lanzarote y Fuerteventura", se determinó la conveniencia de investigar la relación de esas mortandades con los ejercicios militares realizados por España y la OTAN frente a estas islas.

Las maniobras incluían el uso de sonares de baja y media frecuencia y de alta intensidad, emitiendo ondas acústicas desde buques y submarinos que barrían amplias áreas oceánicas, "afectando de gravedad los sensibles sistemas auditivos de estos animales". "Los varamientos dieron lugar a la firma de un primer convenio en abril del año 2004 entre el Ministerio de Defensa y el de Medio Ambiente, que fue reeditado en diciembre de 2007 tras verificar que los ejercicios militares sí estaban vinculados a las mortandades de cetáceos por las emisiones acústicas", ha señalado el Cabildo.

Según estas mismas fuentes, el Ministerio de Defensa aceptó las conclusiones de los científicos, "renunciando a efectuar maniobras militares en la zona" a través de una resolución, en la que se establecía que en tanto no se identifiquen las zonas hábitat permanentes de los zifios, se comprometía "a no realizar ejercicios que impliquen el uso de sonares activos antisubmarinos y explosiones submarinas dentro de las 50 millas náuticas a poniente y al sur de las islas más occidentales del Archipiélago Canario". En cuanto a las zonas hábitat que estén identificadas, el Ministerio se comprometía a no efectuar dichos ejercicios a menos de 50 millas náuticas del límite exterior de estas zonas.

Esta resolución, recoge, además, la importancia de promover "un exhaustivo estudio científico" para definir las áreas críticas y las medidas de conservación que debían implementarse en la misma zona donde Repsol pretende efectuar sus catas, según el Cabildo. El coste público del estudio ascendió a 800.000 euros, que se distribuyeron entre el Ministerio de Defensa (300.000), el Ministerio de Medio Ambiente (300.000) y el Gobierno de Canarias (200.000).

Cuatro años más tarde, el 27 de julio de 2011, la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal del Ministerio de Medio Ambiente inició la tramitación de un contrato menor para la "identificación de áreas críticas para cetáceos en aguas territoriales del oriente de Fuerteventura y Lanzarote y propuesta de medidas de gestión". El objetivo general era identificar las áreas críticas para los cetáceos de hábitos profundos, especialmente de la familia de los zifios en aguas territoriales del oriente de Fuerteventura y Lanzarote, determinando al tiempo las directrices de gestión necesarias para su conservación efectiva.

 

Resultados del informe, "deliberadamente omitidos"


El estudio, según se explica en este comunicado, fue entregado el 30 de septiembre de 2001 en el Ministerio de Medio Ambiente pero, a pesar de las recomendaciones finales, "tras siete años de proceso administrativo entre los Ministerios de Defensa y Medio Ambiente, sus resultados finales no solo no han sido valorados en absoluto durante la reciente Declaración de Impacto Ambiental que terminó permitiendo las operaciones a Repsol, sino que han sido deliberadamente omitidos transgrediendo los principios y obligaciones más fundamentales de la autoridad que debe velar por la conservación del medio ambiente en España", según ha cuestionado la Primera institución insular.

Por otra parte y con respecto a las recientes declaraciones del ministro de Energía, Industria y Turismo, José Manuel Soria, afirmando que Canarias se beneficiará con 300 ó 400 millones de euros de las operaciones de Repsol, desde el Cabildo de Lanzarote han expresado "su rechazo frontal a unas declaraciones irresponsables que no se corresponden con la realidad y que constituyen una nueva mentira del ministro Soria en este conflicto".

Así, el presidente de la Corporación, Pedro San Ginés, recuerda que la actual legislación vigente no contempla este tipo de instrumentos fiscales a ninguna Comunidad Autónoma donde se realicen explotaciones mineras en el mar. "Existen valores que no se pueden comprar o vender, uno de ellos es la voluntad de una población y otro la salud del territorio donde se ubica", ha insistido el presidente.

En relación a las declaraciones realizadas esta semana por el presidente de Repsol, Antonio Brufau, afirmando que las perforaciones se harán durante los próximos meses, y que "la seguridad está en el ADN de Repsol", el Cabildo de Lanzarote ha avisado que la petrolera y su presidente "están cometiendo un grave error".

"Si estamos redactando las alegaciones a la propuesta de Resolución del Ministerio de Industria, y el Estado de Derecho otorga alguna garantía de que nuestras alegaciones sean escuchadas y aceptadas, no entiendo que el señor Brufau anuncie que las perforaciones las va a hacer sí o sí. Es otro insulto más, como su campaña publicitaria; este desafío cruza ahora una línea muy grave, y responderemos por tanto de forma proporcionada y contundente", ha advertido el vicepresidente primero del Cabildo, Joaquín Caraballo.

 

LO MAS LEÍDO