Sobre todo, a camareras de piso: "Se automedican para aguantar el dolor"

CCOO denuncia que la sobrecarga de trabajo en los hoteles de Lanzarote está causando "daños" a la salud de los trabajadores

"La prevención de riesgos laborales sigue siendo una tarea pendiente para la mayoría de las empresas del sector hotelero en Lanzarote". Así lo ha denunciado Comisiones Obreras, que asegura ...

CCOO denuncia que la sobrecarga de trabajo en los hoteles de Lanzarote está causando daños a la salud de los trabajadores
CCOO denuncia que la sobrecarga de trabajo en los hoteles de Lanzarote está causando daños a la salud de los trabajadores

"La prevención de riesgos laborales sigue siendo una tarea pendiente para la mayoría de las empresas del sector hotelero en Lanzarote". Así lo ha denunciado Comisiones Obreras, que asegura que de la mano de la crisis, se está produciendo una sobrecarga de trabajo que repercute directamente en la salud de los trabajadores.

El sector más afectado, según CCOO, es de las camareras de pisos, "donde se concentra un alto porcentaje de daños a la salud de las trabajadoras". En este caso concreto, el sindicato sostiene que a raíz de "las negociaciones impulsadas desde 2005 por Comisiones Obreras", se acordó la obligatoriedad de la evaluación de riesgos ergonómicos y psicosociales. Sin embargo, hay "establecimientos hoteleros reticentes a realizar estas evaluaciones más específicas, por suponer un gasto extra", pero también otros que sí las realizan, pero luego no actúan en consecuencia.

"Es igualmente preocupante que aquellos que sí las han hecho, las estén ignorando por completo. En la mayoría de los hoteles donde existe una evaluación de riegos ergonómicos y/o psicosociales que aconsejan que se reduzca el número de habitaciones a limpiar por cada camarera de pisos y que se introduzcan pausas para la recuperación de la fatiga, han hecho exactamente lo contrario, aumentar el número de habitaciones por trabajadora y ampliar la jornada de trabajo, sin compensación para recuperar posibles retrasos", denuncia el secretario general del Sindicato Insular de Comercio, Hostelería y Turismo de Lanzarote (SICOHT), Rafael Díaz González.

Díaz recuerda que esto contraviene el articulo 16.2 b) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que establece que "si los resultados de la evaluación [?] pusieran de manifiesto situaciones de riesgo, el empresario realizará aquellas actividades preventivas necesarias para eliminar o reducir y controlar tales riesgos".

"Miedo generalizado a perder el trabajo"

Ante esta situación, Rafael Díaz teme que "las mejoras alcanzadas en los últimos años queden en nada por la situación económica actual. Se trata de la salud de una gran parte de la población activa en la isla y no puede dejarse a un lado, amparados en el miedo generalizado a perder el puesto de trabajo".

El sindicato sostiene que, "en la actualidad, el colectivo de camareras de pisos está realizando más volumen de trabajo ahora que hace seis años, cuando ya mostraban su descontento con la sobrecarga de trabajo soportada". Según denuncian, las evaluaciones ponen de manifiesto que la mayoría de las camareras de piso no tienen margen suficiente para terminar su trabajo a tiempo o que no disponen de pequeñas pausas para recuperar la fatiga. Sin embargo, CCOO no tiene "constancia de hoteles que hayan reducido el número de habitaciones máximo a asignar a cada trabajadora a partir de estos resultados".

Además, a pesar de que en los últimos meses se ha producido un aumento en el número de contratos en el sector de la hostelería en Lanzarote, desde el SICOHT se percibe que este aumento no está repercutiendo en la mejora de las condiciones laborales de las camareras de pisos. De hecho, creen que no se ha hecho nada por "aliviar la carga que soportan" porque son "un departamento invisible" para la clientela y, por tanto, "está siendo discriminado".

"Abusan de los fármacos para aguantar el dolor"

Según CCOO, esta situación está suponiendo una espiral muy negativa, porque "la sobrecarga de trabajo a la que se ven sometidas puede suponer un incremento de bajas médicas que, al no ser sustituidas, complican el problema aún más". Rafael Díaz asegura que "las trabajadoras manifiestan miedo a ser despedidas por estar enfermas y muchas piden a su médico que les recete medicamentos para poder soportar el dolor y no faltar a trabajar, pues son conscientes que su ausencia supondría un problema organizativo en el departamento".

Por eso, el sindicato asegura que "es habitual que las trabajadoras del departamento de pisos, como otros muchos, se automediquen y estén haciendo un abuso de fármacos para aliviar los dolores musculoesqueléticos". En los casos de acceder a una baja médica, "estas dolencias son consideradas en la mayoría de las situaciones como contingencias comunes y por lo tanto derivadas al Servicio Canario de Salud, a pesar de su origen laboral", y "esto supone que no se establezcan medidas preventivas para eliminar los riesgos que están causando esos daños de salud".

Mandos intermedios sin formación

Además, Comisiones Obreras asegura que las empresas hoteleras muestran su predilección por mandos intermedios que no tienen la formación adecuada y que "hacen un abuso de su autoridad y tratan de manera incorrecta a sus subordinados". Así, además de temer al despido, los trabajadores también temen recibir las peores tareas si denuncian su situación.

En definitiva, y aunque el sindicato considera que "se ha avanzado mucho a base de reclamaciones de los trabajadores/as y negociaciones con la patronal del sector", también advierte que "los Planes de Prevención siguen siendo un documento que no se lleva a la práctica" y que "las empresas se están limitando a cumplir la legislación vigente en cuanto a la redacción de la documentación preventiva mínima exigible, pero sin llegar a integrarla en la política general de las empresas".

LO MAS LEÍDO