Manuel Fajardo, candidato del PSOE al Parlamento de Canarias

"CC y PP no tienen credibilidad al hablar en Lanzarote de presupuestos regionales"

Usted ha denunciado permanentemente la marginación presupuestaria sufrida por Lanzarote. ¿Cree realmente que es tan importante?Cuando hablamos de presupuesto, hablamos de calidad de vida de los ...

CC y PP no tienen credibilidad al hablar en Lanzarote de presupuestos regionales
CC y PP no tienen credibilidad al hablar en Lanzarote de presupuestos regionales

Usted ha denunciado permanentemente la marginación presupuestaria sufrida por Lanzarote. ¿Cree realmente que es tan importante?

Cuando hablamos de presupuesto, hablamos de calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas de esta tierra. El presupuesto es lo que permite o impide, por ejemplo, la construcción de un centro de salud para Tinajo, aplazado de manera inexplicable una vez más. En ese sentido, Lanzarote carece de determinados equipamientos y servicios por no haber logrado su inclusión en el presupuesto, a pesar de las enmiendas presentadas por los socialistas.

Pero en cada ejercicio, todos los parlamentarios de todas las fuerzas exigen una mejora de las inversiones para la isla.

Coalición Canaria y el Partido Popular no tienen credibilidad cuando plantean que Lanzarote debe recuperar peso en los presupuestos regionales. Debemos recordar que han votado de manera sistemática en contra de todas las propuestas tendentes a corregir el desequilibrio presupuestario. En esta situación, los socialistas nos comprometemos a que los presupuestos autonómicos sean el reflejo de las necesidades reales de los canarios y canarias, y no un reparto en función de las cuotas de poder de las distintas estructuras insulares de Coalición Canaria. Será trabajo de años el recuperar las cifras de inversión que se le han negado a Lanzarote, pero hay que comenzar cuanto antes, para lograr que los lanzaroteños dejemos de ser ciudadanos de segunda.

Ha sido el portavoz del PSC-PSOE en temas ambientales y de ordenación del territorio. ¿Tiene base la reclamación que hacen la patronal y algunos ayuntamientos de simplificar la legislación para permitir inversiones?

El panorama legislativo y reglamentario es excepcionalmente complejo, tal vez porque no hay una vocación real de cumplirlo, tal vez porque permite justificar el recurso fácil a medidas excepcionales y a interpretaciones creativas. En este sentido, resulta obligada la redacción de textos refundidos que aclaren y simplifiquen el actual marco normativo. La complejidad actual no sólo impide la respuesta rápida a los administrados sino, lo que es peor, facilita en ocasiones que existan dos normas: una, la del ciudadano de a pie, que ve languidecer sus expedientes; y otra, la del señor próximo al poder, que tiene el número de móvil del consejero de turno, al que se le solucionan sus asuntos por la vía de la excepcionalidad.

Desde el sector primario se responsabiliza a la ordenación territorial y ambiental de poner trabas al necesario desarrollo de la agricultura y la ganadería.

Canarias ha experimentado un crecimiento vertiginoso en los últimos años ligado a la construcción turística y residencial. Todas las administraciones han estado más volcadas en clasificar suelo para ponerlo a disposición de los promotores que en ordenar la actividad agrícola y ganadera. Hay una cosa cierta: tenemos una deuda pendiente con el sector primario y esta legislatura va a servir para que el gobierno de José Miguel Pérez corrija esa situación. No se puede entender el paisaje canario en ausencia de la actividad del hombre. No se pueden cuidar los bosques o conservar el suelo sin la actividad agrícola y ganadera. Además, una crisis como la actual dibuja un escenario en el que resulta obligado poner en valor la actividad en el campo canario.

Pero, ¿puede hablarse seriamente de la agricultura y la ganadería como sectores con peso en el PIB de Canarias?

Por supuesto. Puede y debe actuarse en ese sentido. Para ello, hay que renunciar a la visión idílica y bucólica de la agricultura y la ganadería, como parte de ese "lo nuestro" con el que algunos justifican toda su acción pública. Los socialistas nos comprometemos a profesionalizar y tecnificar el sector primario. Tomaremos medidas para compatibilizar los usos y técnicas tradicionales con la necesaria renovación del sector. En los próximos años, la salud y la alimentación de calidad tendrán cada vez un peso mayor. En Canarias, por las excepcionales condiciones de biodiversidad, estamos en condiciones de estar a la vanguardia de esta industria y no perder las nuevas oportunidades que brinda la revolución alimentaria.

¿El actual modelo turístico de sol y playa está agotado?

Agotado, con total certeza, está el modelo de promoción turística que el Partido Popular se empeñó en mantener a lo largo de casi toda la legislatura, con la complicidad y la tolerancia de Coalición Canaria. Los datos de IMPACTUR nos muestran que las actividades turísticas permitieron recaudar 1.322 millones de euros en 2009, por encima del 30 por ciento del total de los impuestos recaudados en Canarias. A pesar de la importancia de esas cifras, Coalición Canaria y Partido Popular han destinado al turismo un ridículo 9 por ciento del total del gasto público en Canarias . Eso no es apostar por la primera industria de la comunidad. Canarias sigue siendo el único destino seguro, con sol todo el año, al que poder llegar desde cualquier punto de Europa con vuelos de una duración razonable. El reto está en lograr que la calidad que ofertamos y esa seguridad a la que me refería anteriormente, justifiquen la diferencia de precio con nuestros competidores.

¿Podemos sentirnos entonces tranquilos sobre el futuro de nuestra principal industria?

Siempre que nos pongamos las pilas. Y para los socialistas, resulta cada vez más urgente acometer la renovación de infraestructuras públicas y privadas en nuestros núcleos turísticos. En ese sentido, el gobierno que presidirá José Miguel Pérez impulsará tanto los consorcios de rehabilitación existentes, como los que fuera necesario crear. Además, deberemos apostar decididamente por la cualificación de nuestros trabajadores y trabajadoras. El enorme dinamismo del turismo ha provocado que muchísimos jóvenes hayan abandonado su formación ante la demanda del sector servicios, que no podía esperar para incorporarlos a que finalizaran su formación. Tenemos una deuda con esa generación de jóvenes y es el momento de saldarla con planes de cualificación.

Los parlamentarios socialistas han sido especialmente beligerantes con Inés Rojas, la consejera de Bienestar Social.

Constituye un sarcasmo la denominación actual de esa consejería, a tenor de la gestión de Inés Rojas. En Canarias han fallecido más de 200 personas esperando por las prestaciones a las que tienen derecho. Año tras año, desde la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, el Ejecutivo canario ha devuelto dinero de la Dependencia al Estado por su incapacidad para gastarlo. Los socialistas nos comprometemos a la aplicación exhaustiva de la Ley de Dependencia, convencidos de que las prestaciones que contempla no son una gracia que otorga el Gobierno, sino un derecho, reconocido por una ley socialista, a aquellos ciudadanos que padecen cualquier tipo de dependencia.

NOTICIAS RELACIONADAS

["El Gobierno canario no puede estar inmerso siempre en líos judiciales"->53663]

LO MAS LEÍDO