COINCIDE CON LA OPOSICIÓN AL CUESTIONAR EL REPARTO QUE SE ESTABLECIÓ

AEUCO insinúa que las ayudas beneficiaban a más de un arrimado

La adjudicación de las ayudas debía ser aprobada este lunes en pleno, pero la minoría del grupo de gobierno lo ha impedido. Acuña defiende los criterios y califica de "ruindad" la actitud de la oposición...

AEUCO insinúa que las ayudas  beneficiaban a más de un arrimado
AEUCO insinúa que las ayudas beneficiaban a más de un arrimado

La Asociación de Estudiantes Universitarios Conejeros (AEUCO) ha enviado un comunicado de prensa en el que coincide con la oposición del Cabildo y critica los criterios que se habían establecido para conceder las ayudas de emergencia educativa. Incluso, insinúa que con esos criterios se podría estar beneficiando a alumnos cercanos a algún partido político.

La adjudicación de estas ayudas debía ser aprobada este lunes en un pleno extraordinario, pero la situación de minoría en la que se encuentra el grupo de gobierno ha impedido siquiera que se votara y el tema ha quedado sobre la mesa.

Según Aeuco, que tacha de “desiguales” estas ayudas, es “totalmente improcedente que la partida destinada para los beneficiarios se divida a partes iguales otorgándole a cada estudiante una cuantía próxima a los 1.000 euros y que no se tengan en cuenta las circunstancias personales de cada estudiante, así como su progreso académico”.

¿Será que los técnicos no quieren molestarse y estudiar cada caso concreto, pues eso le privaría que a más de un arrimado a alguna clase política se quedase si el beneficio de esta ayuda, y les es más fácil dividir entre el número de beneficiarios?”, se pregunta la asociación.

Aeuco considera que “no se puede proceder a dividir a partes iguales, puesto que cada estudiante es un mundo en concreto, y obviamente no se puede generalizar”. Así, insiste en que no se puede “comparar a un estudiante huérfano con una nota media de sobresaliente, con otro que no da palo al agua y que cuenta con alguno de sus progenitores en ejercicio laboral”. 

“¿Si no se tiene en cuenta el nivel económico de la unidad familiar, así como las notas, hablamos de emergencia? ¿Es emergencia un estudiante que lleva estudiando 4 años y se encuentra en primer curso?”,  se pregunta la asociación. Por eso, Aeuco solicita “que se modifiquen las bases y se tenga en consideración factores como la renta, situación personal y progreso académico de cada estudiante”.

 

Una “ruindad”, según Marci Acuña


Por su parte, el consejero de Bienestar Social del Cabildo, Marci Acuña, ha defendido el criterio que se había establecido para otorgar estas ayudas, que en el Pleno han quedado sobre la mesa y pendientes de un nuevo análisis. En la rueda de prensa celebrada por los consejeros de CC tras el pleno extraordinario, Acuña ha afirmado sentirse “muy enfadado” y “tremendamente decepcionado” por la actitud de la oposición, que ha impedido que este punto prosperara. 

Acuña ha afirmado que los consejeros de la oposición “tendrán que explicar a las familias” afectadas “por qué han cometido esa ruindad”, que impide que puedan cobrar ya las ayudas.

Sobre por qué el propio Pedro San Ginés, en nombre de CC, ha votado entonces a favor de dejar el tema sobre la mesa, Acuña ha afirmado que esa opción era preferible antes de que el punto fuera rechazado. Por su parte, el consejero de Hacienda, Luis Arráez, ha tomado la palabra en la rueda de prensa para agregar que se han visto “obligados”, porque sabían “lo que iba a ocurrir”. Es decir, que Sergio Machín y Mónica Álvarez les iban a volver a dejar en minoría.

Ahora, el grupo de gobierno ya ha convocado una Junta de Portavoces y una Comisión de Educación extraordinaria y urgente para este mismo martes, para intentar alcanzar un consenso y sacar adelante estas ayudas para 135 alumnos.

“Conviene aclarar a la opinión pública que todas las familias que han resultado beneficiarias de estas ayudas se encuentran en situación de emergencia social”, ha señalado después en un comunicado el presidente del Cabildo. “No sabemos si los criterios son mejorables, pero nos comprometemos a respetar los que determinen los técnicos del Área de Bienestar Social y la pregunta que les lanzamos es si ellos también los van a respetar”, ha señalado, en referencia a la oposición y a los consejeros díscolos de CC.

 

“Se hubiera evitado con un pleno extraordinario”


Por su parte, el PIL también ha enviado una nota de prensa después del pleno, en la que celebra que se haya aceptado su propuesta de aplazar la votación, porque entiende que “el planteamiento realizado por el equipo de gobierno era claramente mejorable, ya que no tenía en cuenta los ingresos del núcleo familiar del estudiante, de tal forma que cada estudiante recibía la misma cantidad con independencia de su situación económica y/o personal”.

Además, considera que el retraso que se va a producir ahora “podría haberse evitado si el Presidente del Cabildo hubiese convocado un pleno ordinario donde los diferentes partidos habrían tenido la oportunidad de aportar sus ideas y mejoras en esta propuesta. Algo en este caso tan simple como la aplicación de un índice corrector, que tuviera en cuenta las situaciones personales y económicas de cada solicitante”.

Sin embargo, el grupo de gobierno "no entiende por qué la oposición entra ahora a cuestionar que se esté asignando una cantidad fija, cuando otras ayudas a estudiantes como las del transporte, que otorga esta misma Institución, así como becas de ésta y otras administraciones, incluido el Ministerio de Educación, también otorgan cantidades por igual a todos los beneficiarios".

El grupo de gobierno también asegura que los técnicos han tenido en cuenta la renta familiar, así como otros "aspectos determinantes" para poder aplicar estas ayudas. Al respecto, señalan que "además de la declaración IRPF de 2012 se han considerado datos como los ingresos económicos del núcleo familiar; que esta renta per cápita no supere los 500 euros mensuales (600 euros en caso de familias monoparentales); y que no supere los 800 euros cuando hay dos miembros de la familia cursando estudios fuera de la isla (900 euros en caso de familias monoparentales)".

En la misma línea, agrega que se tuvieron en cuenta "realidades familiares en que convivan con una persona mayor de 65 años; que en caso de cónyuges separados, uno de los dos esté incumpliendo sus obligaciones familiares; o que se esté haciendo frente a una hipoteca y su coste mensual, entre otras circunstancias".

LO MAS LEÍDO