20/Jun/2018
12/03/18

Balance sobre la Huelga de Mujeres en Lanzarote

 
Balance sobre la Huelga de Mujeres en Lanzarote

Me ha llevado días hacer un balance sobre la huelga de mujeres y su repercusión en Lanzarote. Esta demora se debió a sentimientos encontrados y porque quería ser objetiva. Debía esperar que pasara mi emoción inicial y ver como transcurría la manifestación del Día Internacional de la Mujer celebrada ayer en Arrecife.

La noche del 8M me sentía pletórica, estaba feliz de ver como las mujeres en Lanzarote también habían tomado las calles con alegría y valentía. Pero algo dentro mío me impedía expresar con palabras algo que mi corazón gritaba y que esta entrada pretende explicar.

La tarde del siete de Marzo me di de bruces con la realidad lanzaroteña, no iba a ser fácil. En los colegios se informó sobre la huelga a última hora y sin dar explicaciones sobre la misma, en los institutos se explico que a las chicas no se les pondría falta pero a los chicos sí ( mi hijo mayor se enfado ya que no entendía esa diferencia, él no podría cuidar de su hermano si le apetecía sin tener una falta más), en los hoteles los carteles informativos sobre la huelga no nombraban a las mujeres, los hombres se llenaban la boca hablando de esta “parodia” y muchas mujeres no conocían el alcance de la huelga, ¿Qué mañana no puedo ir a la compra? Si mi niña, tengo la nevera vacía y hay que comer, me decían.

Que desilusión sentí al darme cuenta que la difusión de la huelga fue deficiente porque muchas de nosotras somos analfabetas digitales y principalmente por este medio la dimos a conocer. Nos falto organizar actividades informativas los días previos como se realizó en muchas ciudades. También me frustró notar que no tuvimos en cuenta la realidad peculiar de nuestra isla al plantear el alcance y objetivos, solo acercando los objetivos a nuestra idiosincrasia lograríamos la adhesión de las personas.

Por culpa de esto muchas mujeres no apoyaron las acciones realizadas e incluso las creyeron actos políticos a la carta. Pero no me deje desanimar, aún tenía esperanza y esa misma tarde decidí empezar con la concienciación de mi entorno, “todo suma” me dije. Y así llegó el 8 M y me alegro notar que había menos movimiento en la calle, me ilusiono ver las distintas concentraciones a lo largo de la isla durante la mañana en ayuntamientos, plazas y calles.

En este punto debo llamar la atención sobre un hecho: estando la mesa informativa de la Plataforma 8M en el Parque Ramírez Cerda al hacer una calle te encontrabas con CCOO manifestándose. Esta división de actos por una misma causa es clave para entender porque las luchas sociales en Lanzarote muchas veces fracasan.

Entre tanta modernidad perdimos de vista a nuestras abuelas, mujeres que sin necesidad de enarbolar una bandera se reunían y apoyaban. En Lanzarote tenemos incluso la imagen de las mujeres gracioseras cruzando el Risco para poder comerciar y sobrevivir ¿Qué se veía en esa fotografía? Mujeres caminando juntas y a la par. Durante esa jornada también noté que faltaban actividades más atractivas y lúdicas como se dieron en otras islas (bicicletada mañanera, papeo a mediodía, caceroladas, etc.).

En Lanzarote nos falta imaginación para concienciar, siempre lo hacemos mediante aburridas charlas o mesas informativas. Aún así quiero reconocer el esfuerzo y dedicación de aquellas personas que se pasaron toda la jornada tratando de concienciar con los recursos que tenían porque como dije antes, todo suma.

Por la tarde la situación mejoro y todas las mujeres y hombres nos reunimos “en un mismo espacio” para defender los derechos femeninos. Me conmovió ver a tantas jóvenes (incluso pre-adolescentes) junto a abuelas que alzaron su voz cansadas de ver retrocesos y con la firme convicción de no dejar que esto siga ocurriendo, me sorprendió ver a tantos hombres a nuestro lado, me alegró ver a las mujeres llenas de energía, generosas y empoderadas. Solo me quedo la pena de saber que faltaban muchas personas:

1- Las que “cumplieron” por la mañana frente a sus ayuntamientos o con sus sindicatos y por la tarde no fueron. División, mala consejera.

2- Las que no pudieron asistir porque la situación económica de las mujeres es muy precaria y no pueden permitirse dejar de trabajar un día.

3- Las que no pudieron dejar sus labores de cuidado porque no tenían apoyo. Me sorprendió ver a tantos hombres en la concentración, hombres que podrían haberse organizado para instalar por ejemplo ludotecas que hubieran facilitado la asistencia de más mujeres, como se hizo en otros lugares.

De momento me voy a quedar con:

-Un Cabildo iluminado de violeta

-Las caceroladas espontaneas

-Los delantales colgados en los balcones

-Las pancartas con frases llenas de humor ácido

-Con la ilusión de creer que este fue un punto de inflexión para Lanzarote

-Con la idea de que nos volverá a reunir al pueblo lanzaroteño las reivindicaciones sociales. Ahora es el Estado quién tiene la pelota en su tejado y debe hacer cumplir las leyes que promueven la IGUALDAD TOTAL porque es un reclamo social ya no solo del 50% de la población.

Para finalizar este balance, ayer en la manifestación que llevo a cabo el Foro contra la Violencia de Género de Lanzarote noté más afluencia de personas que otros años, pero no la esperada luego de la concentración del 8M. Creo que estamos cansados de tantos pequeños actos y sería hora de empezar a aunar recursos y esfuerzos en un solo acto.

Como última reflexión, esa noche escuche decir muchas veces “Las mujeres saldremos en los libros de historia” ¡Al fin! nos falto contestar, ya que llevamos haciendo historia desde el principio de los tiempos, la diferencia es que esta vez nuestra voz se oyó alto y claro gracias a los medios de comunicación. Eso me sorprendió, ya que en Lanzarote no suele haber tanta expectación por los actos que encabezan las mujeres y en esa línea debemos agradecer este avance.

Deseo que siga siendo así porque ya nos silenciaron bastante. Aún nos queda mucho camino por recorrer, será un camino con luces y sombras pero que ningún obstáculo podrá detener. ¡Mujeres y hombres igualitarios sigamos caminando! 

Comentarios