17/Jul/2018

Las apariencias sí engañan

Las apariencias sí engañan

Puede que sea un tema muy hablado, pero es lo que vivimos. Las redes sociales son una herramienta muy poderosa, que permite la difusión a niveles hasta ahora desconocidos, una producción de información inevitable (beneficiando principalmente a las grandes industrias claro), permite que accedamos a una mayor cantidad de información, y de esa forma que aprendamos o conozcamos mucho más sobre nuestro ambiente. Siempre teniendo en cuenta que, como cuando veíamos la tele de pequeños y pasaban cosas extraordinarias, no te puedes creer todo lo que lees o ves.

De ahí que quiera hablar sobre un tema específico de este gran universo social. LAS APARIENCIAS SÍ ENGAÑAN. Muchas veces divago en el explora de mi instagram, lo único que veo son personas intentando sacar la mejor faceta física de sí mismas. Nunca he criticado esto ni lo pienso hacer, pues para ello Instagram por ejemplo, es una red que se basa en la imagen. Pero sobre lo que me gustaría reflexionar es, ¿hasta qué punto esas publicaciones nos hacen creer, conocer o saber la vida de una persona? Bien, como la mayoría de jóvenes de hoy en día sabemos, no todo es lo que parece ser. Aun así siempre deseamos llevar la vida de los influencers, abastecernos de los regalos de las grandes marcas, de los viajes exóticos, de los cuerpos de infarto y de las fotos de película. ¿Pero tras todo eso, qué se esconde?

Yo no soy nadie para poder hablar de primera mano de este tema, pero si puedo aportar mi punto de vista. Y desde la perspectiva de una persona con una media normalita de seguidores, que sube fotos con sus amigos y amigas, que le gusta salir bien en las fotos y tener unos cuantos "likes", me aventuro a decir que no creo que todos esos usuarios que vemos en internet sean ni un 20% de lo que es esa persona en realidad.

No podemos olvidar que todos venimos del mismo lugar, provenimos de un hogar, todos diferentes, pero de unos lazos y de un territorio, todos tenemos una carga de naturaleza con nosotros muy difícil de olvidar. Y es que esas personas no nacieron influencers.

Siempre hablamos de los influencers como si de verdad supiéramos quiénes son, pero solo conoces un par de videos y sus fotografías. Y entonces, ¿por qué criticamos tanto esta faceta de Instagram? La mayoría del éxito de estas personas viene gracias a nosotros, así que sí, ya te puedes sentir como parte de su éxito, porque lo eres. Pero sobre todo, si no conocemos a esos usuarios, por qué criticar su éxito, no tiene ninguna lógica. No los puedes conocer tanto como para poder quejarte de ser menos inteligentes, guapos o ricos que tú.

Basta ya de nuestra hipocresía, al igual que todos los actores que vemos y admiramos, al igual que todos los cantantes cuyas melodías siempre tarareamos, bienvenidos a nuestro mundo. Hoy en día tener éxito no significa ser un niño prodigio con un talento increíble, significa sacar tu futuro adelante con las herramientas que tienes en tu poder. Y si esas personas han llegado hasta ahí, algo se lo habrán trabajado, igual que quien algo quiere algo le cuesta, no creo que a ellos no se les aplique esa regla.

Tras esto, lo vuelvo a leer, y sí, admito que hasta yo misma he caído en la trampa de criticar a algunos usuarios que veo en el instagram. Pero trato de madurar, trato de dar importancia a lo importante, y no creo que continuar con esa actitud sea la mejor manera. Entonces paremos ya, alégrate si tu vecino recibe cinco millones de visitas en youtube, alégrate si a tu amiga de clase le han regalado un par de botas por hacer propaganda en su Instagram. Tú no estas perdiendo nada ahí, y si tu sueño es llevar la vida de esas personas y es lo que te gusta de verdad, ve a por ello sin temor a los “haters” que vendrán detrás desprestigiando tu trabajo. Pues como cualquier periodista, representante, actriz o lo que sea, lleva su tiempo y tiene su recompensa, pues si no fuera así nadie lo invertiría ahí.

 

“Juzgar a una persona no define quien es ella…Define quién eres tú” (Anónimo).

Comentarios