15/sept./2019
Sigfrid Soria
17/04/19

PSOE: Misión imposible

PSOE: Misión imposible

Ethan Hunt nos llevó en 1996 a vibrar en unos escenarios inverosímiles, divertidos, novedosos, modernos y tecnológicos. En aquel proyecto se invirtieron 80 millones de dólares y recaudaron 458 millones, casi seis veces más. Todo un éxito. 22 años después y tras 5 películas, se estrenó la sexta entrega con una inversión de 178 millones y una recaudación, por ahora, de 791 millones, unas 4,5 veces más. 6 éxitos en 22 años y una estela de diversión, risas, palomitas y la magia que siempre rodea las tardes de cine. En cuanto a la fórmula, tan sencilla como que a la gente nos gusta que el bien y el mal estén diferenciados y que al final, siempre ganen los buenos propinando importantes lecciones a los malos. Habiendo vivido esa gratificante experiencia, nos vamos satisfechos a tomar algo y hasta la próxima, que quizás sea dentro de tres o cuatro años tras los que volveremos a caer voluntariamente en el mismo esquema, por mucho que aquella propuesta sea la séptima, dará igual. Porque la saga Misión Imposible es fiable, predecible y, por tanto, una apuesta segura respecto de las expectativas con las que acudes a verla.

Pero, ¿qué película ofrece el PSOE a los españoles en la campaña electoral para las generales del 28 de abril de 2019? De entrada, el Partido que saca pecho de una antigüedad centenaria oculta su oscurísima etapa desde su fundación hasta la actualidad. Comenzando por algún momento de su endiablada historia, comenzamos por la Semana Trágica de Barcelona en la que en 1909 el terrorista socialista Francisco Ferrer dijo: “No nos interesa hacer buenos obreros y empleados, buenos comerciantes. Queremos destruir la sociedad actual desde sus comienzos”. Dicho terrorista lideró matanzas y profanaciones de tumbas. Al año siguiente, 1910, Pablo Iglesias calificó a Ferrer como un “hombre de ideas” y afirmó: “El PSOE viene a buscar aquí (al Congreso), a este cuerpo de carácter eminentemente burgués, lo que de utilidad pueda hallar, pero la totalidad de su ideal no está aquí. La totalidad ha de ser obtenida de otro modo. Mi partido está en la legalidad mientras ésta le permita adquirir lo que necesita; fuera cuando ella no le permita alcanzar sus aspiraciones”. El fundador del PSOE, además, amenazó de muerte al presidente del Gobierno de España, Antonio Maura, el cual 15 días después recibió tres tiros. Ocho años después y en línea con la revolución rusa, el PSOE trató de desestabilizar España promoviendo violentas revueltas en el denominado Trienio Bolchevique 1918-1921. La historia continúa y nos lleva a 1923 y al apoyo del PSOE al golpe de Primo de Rivera. En 1931, algunos altos dirigentes del PSOE negaron el derecho al voto de la mujer. En 1934 el PSOE lideró un golpe de estado contra la II República, pues seguía empeñado en implantar en España un sistema totalitario marxista leninista como el de Stalin en la URSS. En 1936, el PSOE integra el Frente Popular con el objetivo irrenunciable de acabar con la democracia y abrazar la dictadura del proletariado, abocando a los españoles a la guerra civil. En ese año participa directamente en las checas que asesinaron a más de 60.000 españoles civiles y roba 510 toneladas de oro de la cámara acorazada del Banco de España por un valor a día de hoy que podría superar los 20.000 millones €. Ya en la presente etapa democrática, un gobierno del PSOE practicó terrorismo de estado asesinando y haciendo desaparecer cadáveres en cal viva y protagonizó innumerables casos de corrupción convirtiendo a los socialistas en el Partido más corrupto de la historia de España. Y, por último, el PSOE ha demostrado en los últimos 40 años que cada vez que ha abandonado el poder, ha dejado atrás gravísimas situaciones de recesión económica, tasas de paro de récord y cifras de deuda y déficit disparadas. Al fin y al cabo, miseria para los españoles.

Aunque los perversos hechos históricos protagonizados por el PSOE, que acabo de relatar anteriormente y que tan cuidadosamente ocultan los socialistas, podrían constituir en sí mismos el guion de una película de terror, hay uno que no he incluido y que he reservado para exponerlo a continuación: el actual presidente del Gobierno de España, del PSOE, lo fue hace 10 meses gracias a quienes poco antes lideraron un golpe de estado intentando acabar con nuestro país, golpistas que están siendo juzgados por rebelión en el Tribunal Supremo. Además de por esos, el actual presidente fue apoyado en su llegada al poder, sin el voto de los españoles, por un Partido chavista comunista cuyo líder fue financiado por un país fundamentalista islámico y por quienes han llevado a un absoluto caos económico y humanitario a Venezuela, pese a haber sido una potencia petrolera. Son evidentes las contrapartidas letales, e inasumibles para España, que exigen quienes hicieron presidente al iluminado del PSOE que, para remate, plantea reeditar los mismos pactos con los mismos enemigos de España para seguir gobernando después de las elecciones.

La Misión Imposible que nos ofrece Ethan Hunt, entrega tras entrega, es un juego de niños comparada con la que nos ofrece Pedro Sánchez, ya que lo verdaderamente imposible del 2º es que algún español le vote, dado el nauseabundo pasado que tiene el guion del PSOE y, sobre todo, el maldito futuro que plantea. Espero que este artículo de opinión no se autodestruya, ni lo destruya nadie, en cinco segundos. Pero, nunca se sabe.

 

Por Sigfrid Soria 

Comentarios